Walker Vizcarra / Pressenza CC-BY 4.0

Introducción – Curso virtual de programación radiofónica

En la mayoría de libros sobre radio, así se definen las tres funciones de este medio de comunicación: INFORMAR-EDUCAR-ENTRETENER. Pero esta santa trinidad radiofónica está cada vez más puesta en duda.

¿Informar? La juventud (y los menos jóvenes) se informa cada vez más por las redes sociales, por las páginas de internet. ¿Quién compra hoy periódicos de papel? Pocos. ¿Quién se levanta por la mañana y prende el radio para enterarse de lo que pasó mientras dormía? Una mano se va al despertador para apagarlo y la otra al celular para encenderlo. Por supuesto que las emisoras tienen que dar noticias. Pero ya no tienen el sitial de antes, su protagonismo informativo va en picada.

¿Educar? Esta palabra siempre suena a escuela. Sabemos que la educación es otra cosa, que se trata de estimular valores. Pero, ¿cómo se estimulan éstos, en qué formatos? ¿Dando consejitos, advirtiendo los peligros de la droga, exhortando al respeto universal, a los derechos humanos? Los llamados “programas educativos” no suelen escucharlos ni quienes los producen.

¿Y entretener? Este verbo alude a distracción fácil, a pasar (¿o perder?) el tiempo, como se hace con los niños majaderos que se les capta la atención con un osito de peluche.

En este curso de PROGRAMACIÓN RADIOFÓNICA proponemos otras tres funciones para las emisoras comunitarias y ciudadanas. Para las públicas y comerciales también, si quieren captar buena audiencia e incidir en la sociedad. Son funciones que nos ayudarán para armar la parrilla de programas que ofrecemos desde nuestra emisora. Y como la inicial de RADIO es la R, también con R serán las nuevas propuestas.

RESOLVER

La vida cotidiana tiene demasiados problemas. En la ciudad y en el campo, en el trabajo y en el hogar, enfrentamos muchas dificultades que nos restan felicidad. ¿A quién acudir? A la radio. A exigir que se resuelvan los asuntos públicos y que nos orienten en los privados.

Un medio de comunicación con sensibilidad social puede resolver muchos problemas. Mejor dicho, tramitar la solución. Porque será la ciudadanía, a través de los micrófonos de la emisora, la que interpele a las autoridades y no las dejen en paz hasta que resuelvan las situaciones irregulares. Es lo que conocemos como periodismo de intermediación.

Ejercitaremos el periodismo informativo, el de opinión, el de interpretación, el de investigación y también éste más incisivo, el de intermediación.

RELATAR

Todos los valores educativos se entienden mejor a través de relatos, no de discursos. Relatos con acción, con personajes. Fue Paulo Freire quien mejor resumió esta pedagogía: expresar las ideas a través de los hechos y los hechos a través de las personas.

La programación de una emisora, si quiere seducir y no aburrir, estará salpicada de historias, de testimonios reales y relatos inventados, de cuentos, story tellings, novelas… todo el amplio género dramatizado.

Necesitamos una programación que hable a la imaginación de quienes escuchan, que haga sentir como propio un pedazo de vida ajena. Para ello, el lenguaje narrativo es el más adecuado, el que nos permite captar más rápidamente la atención del radioescucha y tocar su sensibilidad. Relatar es el arte.

Estos programas resultan los más educativos porque tocan emociones. Y las conductas se cambian a partir de emociones. No me refiero a la tan manoseada posverdad o mentiras emotivas que sólo buscan manipular la opinión pública. Pienso en el mismo origen de las palabras. El término hablar (fablar) viene del latín fabulari y quiere decir contar fábulas. En otros idiomas es lo mismo, porque aprendimos a hablar contando historias. Y aprendemos a pensar escuchándolas.

REÍR

Nadie prende la radio para amargarse, para entristecerse. Necesitamos reír. Necesitamos la risa como antídoto para las mil vainas de la vida. Naturalmente, no nos referimos a chistes groseros ni discriminadores. Pensamos en ocurrencias, concursos de ingenio, trivias, deportes, un tono alto en la conducción de los programas, mucha participación de la audiencia a través de todos los canales, una radio callejera que sale de cabina y va sonriendo al encuentro de su gente.

¡Y que no falte la buena música que alegra el corazón! Música, no vulgaridades ni insultos cantados. Música para cantar y bailar y espantar las penas. Dicen que al nacer ya sabemos llorar y que, viviendo, aprendemos a reír.

En este tiempo difícil que nos ha tocado vivir, necesitamos emisoras útiles que nos ayuden a RESOLVER los problemas, emisoras emocionantes que nos RELATEN historias, emisoras muy divertidas que nos hagan REÍR.


Ahora tenemos que traducir estas tres funciones radiofónicas en programas concretos. Pero primero, decidamos qué tipo de programación queremos para nuestra emisora en el siguiente capítulo.

Introducción – Curso virtual de programación radiofónica

También te puede interesar

15 comentarios sobre «Introducción – Curso virtual de programación radiofónica»

  1. La radio de hoy en día es una radio moderna que hay que hacer una investigación muy acertada para poder determinar a que edades de radioyentes quiere llegar, como radio digital debemos hacer programas mas llamativos para poder mantener la audiencia, ya que su radio digital se enfrenta a tosas las redes sociales y muchas plataformas digitales que pueden transmitir audio.

  2. La radio de hoy en día es una radio moderna que hay que hacer una investigación muy acertada para poder determinar a que edades de radio escuchas quiere llegar, como radio digital debemos hacer programas mas llamativos para poder mantener la audiencia, ya que su radio digital se enfrenta a tosas las redes sociales y muchas plataformas digitales que pueden transmitir audio.

  3. Coincido en que la radio evoluciona debemos cambiara incluso ese concepto de radioescuchas por radio participantes para reforzar esa parte que nos propone José Ignacio que la radio debe contribuir a resolver. En cuanto a la parte educativa ahora con la pandemia por el Covid-19resurgió la radio escuela y en algunas partes o regiones de latinoamericana hubo ejemplos exitosos.
    Saludos y muy buenos aportes que nos construyen ideas para reforzar las barras de programación hay que animarnos a experimentar.

  4. Es un enfoque atrevido y humano, el que se le quiere dar a la radio desde sus propuestas de las tres R, algunas emisoras ya lo hacen ,pero no en la medida en que ustedes lo recomiendan y me parece muy bueno y útil.

  5. Casualmente esa ha sido como que mi consigna en lo que he producido…
    Me encanta poder encontrar lo que empate con mis ideas. Gracias!!!!!!

  6. He leido el contenido del curso, muy apropiado para esta epoca, genial, lo aprendido se pondrá en practica y mirar los ressultados, gracias por estos curso un saaludo.
    JOSE IGNACIO PEREZ
    SAN ANDRES DE SOTAVENTO, CORDOBA COLOMBIA.

  7. Los tiempos han cambiado , y la audiencia se va renovando , hay que apostar a la variedad ,las franjas de edad tienen gustos diferentes
    apuesto por aprender mucho con este curso gracias

  8. Es muy cierto en la actualidad debemos buscar alternativas y estar modernizándonos por ha si decirlo. hacer la radio mas divertida y como mencionan con historias ,por que se atrapa a la audiencia, por que puede que alguna o mas de una se identifique con la historia.
    por otro lado, la buena música es esencial. siempre y cuando no sea vulgar o incite al odio.

  9. Saludos a todos en el curso.
    Qué genial es poder compartir por acá. El curso virtual es una estrategia muy buena para quiénes tenemos responsabilidades en el medio radial tratando de satisfacer a nuestros usuarios, especialmente, cuando tenemos públicos muy distintos en una urbe totalmente activa y en tiempos de pandemia. Es oportunidad valiosa para que nos escuchen con mayor atención. Me ayuda mucho el poder digerir oportunamente toda esta información. Muchas gracias! Éxitos a todos.

  10. Los gustos cambian y la ficción sonora puede ser un gran aliado de la radio.
    Junto con la música de calidad.
    Y el reportaje empieza a sustituir a las noticias.

    1. Hola Sonia, las inscripciones han cerrado este lunes, pero si nos escribes hoy un correo contacto@radioslibres.net con tus datos (Nombre, Email, País, Ciudad, si trabajas en un medio o podcast), como acaba de comenzar, te podemos sumar. Saludos!

Responder a Jorge Rubens Rojas Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *