¡Por fin!



Medios Comunitarios fueron reconocidos en la Ley de Telecomunicaciones gracias a las reformas aprobadas por unanimidad en la Asamblea Legislativa de El Salvador el jueves 5 de mayo.

Y este no es el único cambio importante. Estas reformas también modifican los procedimientos para acceder a las frecuencias de radio. Hasta esta reforma era solamente mediante injustas subastas. Ahora, las reformas incluyen nuevos mecanismos como los concursos para medios comunitarios y adjudicación directa para los públicos. Y se revocan las renovaciones y prórrogas indefinidas.

Todo un paso para la democratización de la comunicación en este país que hasta la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) había exigido en una sentencia de 2014 que pedía revisar las prorrogas de licencias y los mecanismos para acceder a éstas por parte de los Medios de Comunicación.

Ahora sólo falta que estas reformas sean ratificadas por el Presidente Salvador Sanchez Cerén. Paso que, en principio, debería ser rápido y no encontraría oposición por parte del Ejecutivo.

Estos cambios venían siendo impulsados desde hace años por la Red por el Derecho a la Comunicación (ReDCo) y la Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS)

Precisamente, el director ejecutivo de ARPAS Leonel Herrera escribía estas letras el día que se aprobaron las reformas:

Más información en la página de ARPAS. Y en este artículo de Observacom.

Avance histórico

En una jornada memorable, la Asamblea Legislativa aprobó ayer, por unanimidad, la propuesta de reformas a la Ley de Telecomunicaciones elaboradas por la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) en diálogo con los principales actores mediáticos del país.

Tras una maratónica jornada, la Comisión Ad Hoc logró tener un dictamen al final de la tarde y llegada la media noche estaba finalmente aprobándose la reforma en el pleno legislativo, ante la presencia de representantes de medios, organizaciones y la SIGET.

La reforma —que modifica una treintena de artículos de la referida ley— reconoce a los medios comunitarios y establece un mecanismo de concurso público distinto a la subasta para la asignación de concesiones sin fines de lucro, resolviendo así una demanda histórica de las radios comunitarias y de las organizaciones populares.

La reforma también elimina la prórroga automática de las concesiones y establece un procedimiento para su renovación.

Además, la reforma incorpora aspectos referidos a las nuevas tecnologías del ámbito info-comunicacional y redefine algunas facultades de la SIGET relacionadas con la liberación de frecuencias, reorganización del espectro, traspasos de derechos de explotación de frecuencias, entre otros.

Esta reforma constituye un primer paso relevante en el proceso de democratización de las comunicaciones a través de un marco jurídico y políticas públicas que permitan la construcción de un modelo de medios más diverso, plural y democrático que sustituya al actual esquema corporativo, concentrado y antidemocrático.

El proceso de reforma se abrió con la sentencia y resolución aclaratoria de la Sala Constitucional sobre la Ley de Telecomunicaciones, que resolvió dos demandas presentadas por ARPAS y la ReDCo. Las demandas impugnaron el mecanismo de subasta para la asignación de frecuencias, la renovación automática de las concesiones y otros aspectos de la Ley de Telecomunicaciones.

A la implementación de lo aprobado ayer deberá seguir una nueva generación de reformas que incluya medidas antimonopólicas para revertir la concentración mediática y otros estándares de libertad de expresión que no lograron incorporarse.

Por ahora, la reforma moderniza, actualiza y le introduce los primeros visos democráticos a una ley caduca y excluyente que los poderes mediáticos se resistían a cambiar. La reforma aún no cambia la estructura mediática actual, pero abre el camino para construir un modelo más diverso y plural, y eso es un avance histórico.

Sancionar las reformas

Las reformas a la Ley de Telecomunicaciones, aprobadas la semana pasada por la Asamblea Legislativa, deben ser ratificadas cuanto antes por el Presidente de la República. Salvador Sánchez Cerén debería sancionar esta misma semana el histórico decreto que fue avalado por todos los grupos parlamentarios.

Las reformas fueron redactadas por la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) en diálogo con diferentes actores mediáticos del país, por mandato expreso del Presdente. Sánchez Cerén pidió a la Superintendenta Blanca Coto elaborar una propuesta de consenso con los principales concesionarios del espectro radioeléctrico.

Las reformas reconocen a los medios comunitarios y establecen un mecanismo de concurso público distinto a la subasta para la asignación de concesiones sin fines de lucro, y eliminan las prórrogas automáticas de las concesiones y establecen un procedimiento para su renovación.

Las modificaciones a 34 artículos de la Ley también incorporan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y redefinen las facultades de la SIGET relacionadas con la reorganización del espectro, liberación de frecuencias, traspasos de derechos de explotación y otros aspectos vinculados a la gestión, administración y vigilancia del espectro.

Esta reforma representa un primer paso en la democratización de las comunicaciones estableciendo marcos jurídicos y políticas públicas que permitan la construcción de un modelo de medios más diverso, plural y democrático que sustituya al actual esquema corporativo, concentrado y excluyente.

La Ley de Telecomunicaciones no reconocía a los medios comunitarios, establecía la subasta como único mecanismo para asignar frecuencias, permitía las prórrogas automáticas de las concesiones, no incluía las nuevas tecnologías de la info-comunicación y reducía el rol de la SIGET a un mero administrador técnico que —en la práctica— fungía como “mandadero de los grandes concesionarios”.

La reforma moderniza y actualiza el marco jurídico de las telecomunicaciones incorporándole los primeros estándares democráticos a una legislación caduca que los poderes mediáticos se resistían a reformar. Por eso, el Presidente Sánchez Cerén debe ratificarla de inmediato para que la SIGET se ponga manos a la obra en su implementación.

Última modificación: 12 de mayo de 2016 a las 16:38

Hay 1 comentarios

captcha
  • Image not available
    Por ANATOL VAZQUEZ / MEXICO / 13 de mayo de 2016 a las 12:55

    ES NECESARIO QUE LOS GOBIERNOS DE TODO EL MUNDO VAYAN RECONOCIENDO LA NECESIDAD QUE TIENEN LAS RADIOS COMUNITARIAS.
    SON IMPORTANTES POR QUE TRANSMITEN EN SU LENGUA, DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE LA POBLACION A LA QUE ESTAN DIRIGIDAS, Y SOBRE TODO QUE NO SE HACE CON FINES DE LUCRO.

    Responder