Más ideas para aplicar el storytelling en la programación de tu emisora.

6.1. En dramatizados

En este género encontramos las radionovelas, los radioteatros y sociodramas, los cuentos, mitos, tradiciones, fábulas y leyendas, las parábolas y relatos históricos, sketches cómicos, personificaciones, escenas y escenitas, diálogos y monólogos de personajes… Todos sirven. Todos gustan. Todos cuentan historias y nos enamoran.

No resisto la tentación de contarte ésta:

En aquella escuela africana, niños y niñas aplaudían y cantaban con alegría. Era el cumpleaños de la maestra. Una niña se acercó y le dio como regalo un hermoso caracol.

YUMMA Tome, maestra, esto es para usted…

MAESTRA Gracias, Yumma… ¡Qué lindo!… ¿Y dónde lo encontraste?

YUMMA En la playa de Zanzíbar, maestra.

MAESTRA No debiste caminar tan lejos para traerme este regalo ―le dijo la maestra, conmovida, porque sabía que Yumma había caminado muchos kilómetros para encontrar el caracol.

YUMMA Maestra ―la niña le sonrió feliz―, la larga caminata también es parte del regalo.15

Los temas religiosos, que siempre son tan complicados de abordar, también pueden tratarse como storytellings. En el siguiente ejemplo, tenemos una narración aparentemente humorística pero cargada de significado. Porque la imagen masculina de Dios es el cimiento odioso sobre el que se levanta el patriarcado y la desvalorización de la mujer.

NARRADOR En el Paraíso, un día Eva llamó a Dios:

EVA Tengo un problema.

DIOS ¿Cuál es el problema, Eva?

EVA Sé que me has creado, que me has dado este hermoso jardín, maravillosos animales y la serpiente con la que me muero de risa, pero no soy del todo feliz.

DIOS ¿Cómo es eso, Eva?

EVA Me encuentro sola y además estoy harta de comer manzanas.

DIOS Eva, en tal caso, tengo una solución. Crearé un hombre para ti.

EVA ¿Qué es un hombre?

DIOS Un hombre será una criatura imperfecta, con muchas artimañas, hará trampas, será engreído… Pero va a ser más fuerte y rápido que tú y le gustará cazar y matar cosas. Tendrá un aspecto simple, pero como te estás quejando, le crearé de tal forma que te haga feliz. Tampoco será muy listo y destacará en cosas infantiles, como pegarse y dar patadas a un balón. Siempre necesitará tu consejo para actuar cuerdamente.

EVA Suena bien… ¿Y cuándo tendré un hombre en el paraíso?

DIOS Pues… te lo voy a crear, pero con una condición.

EVA ¿Cuál condición?

DIOS Como será arrogante y narcisista, tendrás que hacerle creer que lo hice a él primero. Recuerda, ese será nuestro secreto… de mujer a mujer. 16

6.2. En spots y campañas

Como dijimos, antes los spots y las cuñas publicitarias se hacían a dos voces, locutor y locutora, anunciando las propiedades y ventajas de un producto. Mientras más grandilocuentes eran sus voces (engolada la del varón, repulida la de la mujer) más fuerza persuasiva se pensaba que tenían. Eran cuñas verticales, impositivas, algunas casi militares.

Hoy en día ningún creativo pisaría ese palito. Ninguna marketera descuidaría el storytelling a la hora de diseñar una cuña comercial o promocional.

Chami Radio, en Otuzco, Perú, diseñó una campaña familiar con algunos mensajes como éste:

PADRE ¡Domingo, al fin domingo!… A ver, hijo, ven, ¿a dónde vamos? ¿Al fútbol o al cine?

NIÑO A… a los dos sitios, papá.

PADRE No, no, muchacho. En la vida hay que decidir. Una de dos: fútbol o cine.

NIÑO Papá…

PADRE ¿Sí?

NIÑO ¿Y por qué tú no decides: mamá o esa otra señora?

Un spot puede muy breve y provocar, sin embargo, una emoción intensa, transmitir un mensaje fuerte:

VOCES Juanita… Ibrahim… Amina… Chepe Luis…

LOCUTORA Cada tres segundos, en algún lugar del planeta, muere una niña o un niño… por hambre. Este spot dur ó 12 segundos.

En Radialistas diseñamos una serie de spots para el Primero de Mayo. Y se nos ocurrió contar pequeñas historias:

PROFESOR Yo soy un profesor. Yo le enseñé a Juan cómo se escribe la palabra “arado”. 

JUAN Y yo, Juan, un campesino, le enseñé al profesor cómo se ara la tierra. 

LOCUTORA Nadie sabe más, nadie sabe menos.  Y todo lo que sabemos,
trabajando lo aprendemos. 

LOCUTOR Primero de mayo: Día de los Trabajadores.

FILÓSOFA Yo soy filósofa y le expliqué a Rosita la filosofía, pero ella no entendió. 

ROSA Y yo, Rosita, le preparé un pollo a la filósofa, porque ella no sabe cocinar. 

FILÓSOFA La diferencia es que Rosita puede vivir sin mi filosofía. 

ROSA Pero la filósofa no puede vivir sin mi pollo. 

LOCUTORA Nadie sabe más, nadie sabe menos. Y todo lo que sabemos,
trabajando lo aprendemos. 

LOCUTOR Primero de mayo: Día de las Trabajadoras. 17

6.3. En cuñas de identificación

Resultaba una competencia de autoelogios:

―¡Radio Manjar, ocupando el primer lugar!
―¡Radio Amanecer, mejor no puede ser!
―¡Radio Resplandor, entre todas la mejor!

Esos tiempos de piropos baratos pasaron. Porque el público, que de tonto no tiene bit, recuerda el pícaro refrán: dime de qué presumes y te diré de qué careces.

En vez de echarte incienso, cuenta una historia. Emociona a tus oyentes narrando cómo tu marca llegó a ser lo que ahora es. Cuenta la historia de tu emisora, sus difíciles comienzos, el entusiasmo inicial. ¿Y tu programa? En vez de felicitarlo, deja que la gente lo vea por dentro, conozca quienes trabajan contigo, los lugares, las voces, los rostros.

En Radialistas, al cumplir diez años de labores, se nos ocurrió recordar nuestros inicios y escribir un pequeño clip.

Un 15 de agosto de hace 10 años nos reunimos en una casa de Quito un grupo de radialistas sin trabajo y nos hicimos esta sencilla pregunta:

―¿Qué hacer? –como diría el viejo revolucionario.
―Podemos solicitar una frecuencia y poner una emisora.
―Ya hay muchas.
―Podemos montar una agencia de noticias.
―Ya hay muchas.
―¿Y un centro de producción de dramatizados?

Nos pronosticaron un fracaso seguro. Que las emisoras sólo quieren música y noticias. Que los dramatizados ya pasaron de moda.

―Pues hablemos de “radioclips” y así suena más moderno.

La decisión estaba tomada. Nos faltaba el nombre y los recursos.

―No tenemos plata pero nos sobra pasión por la radio. ¿Qué tal si nos bautizamos como Radialistas Apasionadas y Apasionados?
―Muy largo.
―Tan largo como una noche de pasión ―dijo una romántica―. Queda el nombre.

Y luego grabamos un pequeño video para reírnos de nosotros mismos y dar a conocer cómo hacemos los radioclips:

¿De dónde vino el nombre de tu radio? ¿Y el logo quién lo inventó? ¿Cómo fueron los comienzos, cómo se fue formando la identidad corporativa y los valores que representa el proyecto radiofónico? Podemos hacer historias con todo eso. Eso es storytelling.

Y con los locutores y periodistas y animadoras y actores y actrices también podemos hacer historias. Recuerdo cuando trabajaba en Radio Santa María, en el cibao dominicano. Todos los años sacábamos un almanaque con consejos de salud, con lecturas para los recién alfabetizados, con los precios del mercado.

―Falta la foto ―decía yo.
―¿Cuál foto? ―decía un educador viejito.
―La de los locutores, la de las locutoras ―insitía yo―. La gente quiere conocer sus caras, quiénes son, cómo son.
―¿Y no les basta con oírlos por la radio? ―insistía más el viejito―. Eso es exhibicionismo. Y según la educación popular…
―La foto va y a colores ―yo no daba mi brazo a torcer―. Y la tuya también ―sacaba la cámara y se iluminaba el flash.

Porque la gente se identifica con nosotros, con presentadores y animadoras de radio y de televisión y de cine y de todos los medios de comunicación. La gente nos mira y nos admira, nos escucha, nos quiere. Y amor con amor se paga. 18

¿No te has fijado cómo en la CNN, en TELESUR, en las grandes cadenas de TV están haciendo spots de sus presentadores y presentadoras más famosos? Los filman tomando el cafecito mañanero, despidiéndose de sus hijos, acariciando al perro, llegando a los estudios para, después de maquillarse un poco, comenzar su programa de noticias.

Están construyendo una relación de empatía entre presentadores y televidentes. Son personas como tú y como yo y te quieren. Son tus camaradas, tus amigas, de tu familia. En vez de propagandizar las bondades del canal presentan bondadosamente a sus presentadores. McLuhan decía que el medio es el mensaje. En el mundo líquido del storytelling, el mensajero es el mensaje.

6.4. En la web de la radio

Con mucha frecuencia, quienes nos visitan en Radialistas nos preguntan por la mariquita. ¿Y ese logo tan bonito pero tan extraño que ustedes tienen en la web?

alt_text

Sí, es un símbolo extraño para un centro de producción radiofónica. Las empresas de telecomunicaciones, las ONGs que trabajan comunicación, suelen poner como logo una antena, una bocina, unas ondas electromagnéticas, un satélite. O, a veces, una oreja si hacen radio, un ojo si hacen televisión, y hasta lenguas y otros órganos sensoriales.

En nuestro caso, le habíamos pedido a Maripaz, nuestra webmaster, que pensara un logo bonito para Radialistas. Y no se le ocurría nada. En ésas estaba, frente a la pantalla en blanco, cuando una mariquita roja y negra, inexplicablemente, voló y se posó en la esquina de su computadora.

―¡Bingo! ―gritó Mari―. Ya lo tengo.
―¿Y qué tiene ese bicho de radio? ―preguntó Santiago.
―Las antenas de la mariquita ―aclaró la webmaster―. Además, cambio el orden de las alas y se vuelve un mouse.
―¿Y nuestra perspectiva de género? ―preguntó Tachi.
―Un punto tendrá el signo de mujer ♀ y el otro el signo de varón ♂.
―En Cuba mariquita suena feo… ―intervine yo.
―Diversidad sexual, compañero.

Revisa tu web. Ponle colores. Ponle fotos. Que sea amigable, mucho. Es la cara de tu emisora ante internautas de todo el mundo. Debe contar la historia del proyecto radiofónico en que andas metido tú y tu equipo de trabajo. Debe ser atractiva como piedra de magnetita, seductora como amante, sensual como noche estrellada. Una web con historia nos emocionará y nos ayudará a posicionarnos mejor ante nuestros públicos.

Como vemos, podemos contar historias a lo largo y ancho de todos los programas, incluyendo la web y hasta la imagen corporativa de la emisora. Suena bien este desafío: convertir la programación de la radio en una narrativa.

6.5. En charlas y ponencias

Salgamos ahora del espacio de la radio. Y pensemos en las tantas veces que nos invitan a dar una charla, a participar en un foro, en un conversatorio para que contemos nuestras experiencias de comunicación, una ponencia sobre nuestra radio comunitaria.

¿Qué suele ocurrir en estos casos? La sala está llena, el público espera las palabras entusiastas del invitado, de la expositora. Alguien saluda y anuncia el tema. Apagan las luces y se proyecta en una pantalla o en una sábana un power point.

Pero el tal power point es un valium. Solo letras, solo texto. Y la persona invitada para hablar no hace otra cosa que leer lo que está en la pantalla, lo que el público está leyendo. Qué aburrimiento. Y para colmo, se pone de espaldas a la gente, como los viejos curas en misa. Qué falta de educación. Letras y más letras. Qué falta de emoción.

Olvídate de esas presentaciones de estrategias, objetivos, meta y resultados. A nadie le interesan. Ni a ti. Olvídate de esas exposiciones teóricas que no las salva la pantalla con letritas. Atrévete a hablar. Habla con entusiasmo y verás la diferencia.

Comienza contando una historia. Cuida mucho esos primeros segundos de tu charla. En ellos se pierde o se gana a la mayoría del público. Hace poco, en la Universidad Andina de Quito, la joven y apasionada comunicadora Ana Acosta comenzó así su charla:

Un hombre se enamoró de una mujer que tenía una fea verruga en la nariz. Para él era la mujer más hermosa del mundo. Pasó un año y dos. El hombre la llamó un día y le preguntó:
―¿Desde cuándo tienes esa verruga tan fea en la nariz?
―Desde que dejaste de amarme ―respondió ella.

La gente quedó enganchada con la anécdota y Ana continuó:

―Lo mismo ha pasado con la Ley Orgánica de Comunicación en Ecuador. Nos enamoramos de ella, parecía muy bonita, no nos dábamos cuenta de las verrugas. Pero un día…

El error más común entre los malos storytellers, principiantes en este arte narrativo, es utilizar las historias como un simple recurso para captar la atención, un chiste, un distractor para que la gente no se duerma. Y después sigo con mi rollo. Eso no es storytelling.

Las historias no son distractores, sino dinamizadores. Ellas encierran, como las ostras, las perlas preciosas que servirán para desarrollar el contenido que queremos compartir con el público. Eso hizo Ana y le fue muy bien en su exposición porque, además del relato de la verruga, fue intercalando otros según avanzaba en su ponencia.

El storytelling forma parte del mensaje mismo que queremos transmitir a nuestra audiencia. Una vez contada la historia, la podemos comentar, analizar, comprender mejor. Las historias son las naranjas. Durante la charla, hay que exprimirlas, hacer sabroso jugo con ellas.

TAREA FINAL

Graba un promo de tu emisora o de tu programa a través de una historia emocionante. NO MANDAR AUDIO POR CORREO ELECTRÓNICO. Subes la entrevista a Radioteca.net (aquí tienes un manual que explica cómo hacerlo) y nos envías el enlace a: ignacio@radialistas.net

Tienes hasta el 19 de abril de 2015. Luego te envío la evaluación con el certificado del curso.

¡Buena suerte y las mejores energías!

José Ignacio López Vigil
Radialistas Apasionadas y Apasionados

Bibliografía

15 http://www.radialistas.net/article/un-hermoso-regalo/
16 http://www.radialistas.net/article/el-secreto-de-dios/
17 http://radialistas.net/article/yo-le-ensene/
18 Por eso a partir de ahora en estos cursos pondremos siempre la foto de los tutores y tutoras.

Descargar el curso completo en PDF

Capítulo 6 – El storytelling como estrategia de la programación de una emisora – Parte II

You May Also Like

17 thoughts on “Capítulo 6 – El storytelling como estrategia de la programación de una emisora – Parte II

  1. Gracias por el gran aporte que ayudo a enriquecer nuestros conocimientos y sobre todo a proyectarlo hacia nuestra comunidad educativa. Dios los bendiga y les siga dando mucha sabiduría y humildad para que sigan compartiendo con todos(as) aquellos (as) que acuden a la invitación que ustedes hacen.

  2. Cuando me anote al curso no sabia ni entendía nada de esta técnica.
    Ahora reconozco que no la domino, pero abrió mi mente, la entiendo , la acepto y me motivo para continuar en la búsqueda de mas conocimientos en el tema. Me falta mucho, pero menos que antes jiji. Gracias a todos!!! Excelente oportunidad. Adelante Radialistas!!!!!!!

  3. Gracias amigas y amigos de Radialistas. Yo soy la coordinadora de Xprésat Guate un proyecto juvenil donde está involucrata toda la familia y estamos apasionados por la radio. Cada uno por sus propios intereses, pero con mucha ilusión de concluir el curso y aprender más sobre la producción radiofónica y como atraer a más oyentes a nuestra radio on line.

    Bendiciones por su excelente trabajo… sigan adelante!!!!

  4. Mari mari kom pu ce, mari mari pu lamgen, mari mari radialistas apasionados y apasionadas!!! (hola a toda la gente, hola hermanas-os!!! Quiero agradecerles profundamente por esta capacitación, debo decir que leyendo las historias de lxs compas, más de una vez terminé muy conmovida. Gracias por enseñarnos a contar historias breves con sorpresa con imaginación pero sobre todo con mucha humanidad. Gracias por hacer una comunicación diferente, donde se escuchan, se sienten las voces de las mujeres, de los hombres, de las niñas-os, de los jóvenes, de los pueblos originarios y toda aquella persona que tenga algo para decir. Se necesitan más medios así, donde nuestras voces, las voces que poderes intentar silenciar puedan expresarse y contar sus realidades. Gracias por el material que día a día nos ofrecen, en nuestra radio siempre compartimos sus audios, y la audiencia se siente conmovida.
    Hace unos días se nos fue Eduardo Galeano, uno de mis escritores preferidos porque me enseñó tanto a través de sus libros..y recuerdo cuando hablaba de los fueguitos..y vaya que aquí a muchos fueguitos abocados a la comprometida tarea de comunicar.
    Gracias a Don José Ignacio López Vigil, por su humildad, por tomarse el tiempo de comentar nuestras tareas…es sin duda todo un honor, gracias por su compromiso!!!
    Les mando a todos a todos estos fueguitos el más caluroso abrazo..los llevaré en mi piwke (corazón), mañun pu lamgen (gracias hermanos-as) Pewkajeal (hasta pronto, hasta un nuevo encuentro).. ah y sería muy lindo que haya una lista para poder escuchar los audios de lxs compas que hicieron este curso!!

  5. Gracias, mil gracias por la oportunidad… Saludos y abrazos infinitos a quiene hicieron posible este curso.

  6. Gracias, un curso interesante, dinámico y que brinda herramientas para seguir aprendiendo en este mundo de las comunicaciones radiales…Ignacio y equipo de Radios Libres, gracias por la oportunidad y por compartir y contagiar su pasión por la radio

    Saludos

  7. Súper chévere este curso de Storytelling muy enriquecedor porque no sólo podemos aplicarlo a nuestros programas de radio, sino que se puede emplear para comunicarnos en otros ámbitos de nuestra vida profesional o personal.
    Espero que no dejen de impartir cursos como éste y espero con ansias los de community manager y de cómo diseñar un portal web adaptados al formato de radio.

  8. ¡Fascinante, respetuoso y divergente!

    Así resumo mi recorrido por este curso.

    Gracias señor Vigil por llevarnos de la mano pero también por soltarnos de ella cuando el curso nos invitaba a que rompiéramos las reglas para salir en búsqueda de otras cosas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *