Los especialistas del storytelling utilizan esta técnica para posicionar una marca comercial o para ganar unas elecciones con votos fáciles o para llenar de ingenuos un templo y sacarles limosnas y diezmos.

A nosotros, radialistas con visión crítica y misión comunitaria, nos interesa descubrir las potencialidades de este recurso para fines más nobles. Ellos quieren despertar en ti una emoción para venderte un producto. Nosotros queremos despertar en la audiencia una emoción para compartir un valor o una información educativa.

Por ejemplo, hacemos una campaña de spots contra actitudes discriminatorias como el sexismo, la homofobia, el racismo. No son productos, son valores. Valores éticos y fundamentales para construir ciudadanía. Hacemos una serie de testimonios sobre el VIH o alertando sobre el Gardasil, esa vacuna contra el virus del papiloma humano que es un negocio turbio de las farmacéuticas y no sirve para nada. Esas informaciones no se “venden” pero sí se anuncian, se promueven. En ese camino nos ayudará el storytelling.

Veamos cómo podemos dinamizar nuestra programación empleando este formato emotivo recuperado de la mercadotecnia.

5.1. En comentarios y editoriales

En nuestros informativos reservamos unos minutos para tomar posición sobre los hechos más destacados en la política, en la economía, en la vida social del país o la región. Estos editoriales aumentan la credibilidad y la incidencia de la radio, rompen falsas imparcialidades (ni con dios ni con el diablo) y ubican a la emisora en la vereda de las mayorías nacionales, comprometiéndose con sus luchas a favor de los Derechos Humanos y los derechos de la Naturaleza. Pero los tales editoriales suelen ser, generalmente, abstractos, discursivos:

―Tomando en cuenta las estadísticas recibidas del Instituto Nacional de la Mujer y la realidad que viven tantas niñas y adolescentes…

A nadie impacta la revisión del artículo referido a los embarazos voluntariamente interrumpidos. Pero nos duele Paulita, de 14 años, violada y embarazada por su tío, al borde de la muerte por un aborto realizado con agujas caseras que le perforaron el útero. Cuenta esa historia, ese testimonio. Cuenta cómo leyes inhumanas, aparentemente religiosas, obligan a parir a las niñas incestuadas.

En nuestro Manual Urgente ya explicamos los tres momentos para redactar un buen editorial: contar un hecho (¿qué pasa?), analizarlo con datos y argumentos (¿por qué pasa?) y proponer soluciones (¿cómo se resuelve). La lógica de un editorial o de un comentario es siempre inductiva: del caso particular a la situación estructural. Primero mostramos el arbolito, luego alejamos la cámara para ver todo el bosque. Del corazón a la razón, ése es el camino.

Pero puede ocurrir que la historia contada hable por sí misma. Que solo necesite un eslogan o una moraleja. Y tal vez ni eso. Puede ocurrir que la narración despierte emociones en el oyente más convincentes que cualquier análisis. Que le haga sentir como propio un pedazo de vida ajena.

El siguiente relato es el storytelling de la performance que hizo aquel representante indígena brasileño sin decir una palabra:

1988. Sesionaba la Asamblea Nacional Constituyente de Brasil. Los pueblos originarios de la Amazonía habían recogido las 30 mil firmas necesarias para presentar una enmienda constitucional sobre el derecho a sus tierras ancestrales. Las galerías del Congreso estaban repletas de indios e indias con torsos desnudos y coronados de plumas. Para sorpresa general, el representante de los pueblos nativos apareció impecablemente vestido, con traje y corbata. Atravesó el hemiciclo y llegó hasta la tribuna. Tiene 20 minutos para exponer, le dijo el secretario.

El indio se volvió hacia el Presidente del Congreso como pidiendo autorización para comenzar. Y entonces, en vez de hablar, tomó un bolso donde llevaba una caja de tintes y empezó a engalanarse la cara con los colores guerreros de su tribu. Empleó los 20 minutos previstos para su discurso pintándose la frente, las mejillas, el mentón… Después, miró desafiante a la audiencia, con el rostro más digno del mundo. Sin decir palabra, guardó la caja de tintes de sus antepasados y se retiró del salón del Congreso.

Ganaron la enmienda. El artículo 231 de la Constitución de Brasil reconoce el derecho de los pueblos indígenas a ser propietarios a perpetuidad de las tierras que desde siempre ocuparon.

Leyes similares están esperando mapuches, aymaras, guaraníes, quechuas, mayas, aztecas, centenares de nacionalidades indígenas que pueblan nuestra tierra Abya Yala. 11

¿Qué más habría que añadir en este relato? Nada. Como ya dijimos, no contamos historias para persuadir clientes potenciales, para vencer sus resistencias a comprar nuestro producto. Contamos historias para comunicarnos mejor con nuestras gentes, para acompañarlas en la emoción y también en la reflexión que surge de ella. Para convencernos juntos. Convicción es una linda palabra, significa victoria compartida.

5.2. En radiorevistas

En nuestra programación tenemos revistas deportivas, revistas de familia, revistas juveniles, revistas culturales, revistas musicales… Es el formato que más trabajamos por su versatilidad. Y en estas radiorevistas (¡cuando están bien hechas!), los animadores introducen temas, los desarrollan, hacen comentarios. El storytelling puede echarnos una mano en este quehacer revistero.

Escucha cómo una mala animadora y un peor animador presentan su comentario:

―¿Qué te parece, Eduardo, si ahora hablamos de este tema que está en la boca de todos, la inseguridad ciudadana?
―Así es, Luisa. Me parece muy bien. Vamos a hablar de un tema muy interesante…

No, pues. No anuncies lo que vas a decir. Dilo. No des tantas vueltas. Ve directo al corazón como los flechazos de Cupido. No comiences con generalidades. Cuenta una historia.

―Entonces, ¿qué te parece, Eduardo, si ahora les contamos una historia…?

¡Por favor! No anuncies que vas a contar una historia. Cuéntala. Comienza así:

―Aquella mañana, cuando Juan Carlos intentó cruzar la calle, escuchó a sus espaldas el chirrido de las llantas. Era demasiado tarde.

Comienzas a contar y vas mezclando las emociones que corresponden al relato. Si conduces la revista en pareja, tú comienzas y el compañero continúa la historia. O puede preguntarte qué pasó después del frenazo. O puede esperar al final de la historia contada por ti y entonces él la comenta.

A lo largo de la radiorevista, la pareja animadora puede ir contando anécdotas, pequeños relatos, experiencias personales. Hubo un tiempo en las radios populares cuando se elogiaba el anonimato de los conductores. Él y ella no tenían nombre, no se reían, no sentían frío ni calor, no podían felicitarse ni en el cumpleaños y menos contar algo que les hubiera ocurrido de camino a la emisora o en su familia. No eran personas normales que conversaban con la audiencia. Eran voces que leían un libreto sin pasiones ni emociones.

Esa era del hielo ya pasó. Queremos revisteros y revisteras que brillen por su simpatía, que cuenten cosas de sus vidas (sin entrar en indiscreciones, naturalmente), que se hagan amigos y amigas de los oyentes. No queremos narcisos que se pasen el tiempo hablando de sí mismos ni princesas que se deleiten ante el espejito de la cabina, pero menos aún queremos animadores grises, sin personalidad ni gracia ni capacidad narrativa.

Escucha esta pequeña anécdota contada a dos voces por unos revisteros colombianos para entrar a conversar sobre las personas con discapacidad:

ELLA Un abuelo me dijo que él solo se había quejado una vez en toda su vida.
ÉL ¿No me digas? ¿Y cuándo fue que se quejó?
ELLA Cuando iba con los pies descalzos y no tenía dinero para comprar zapatos.
ÉL ¿Y entonces?
ELLA Entonces, vio a un hombre que no tenía pies. Y nunca volvió a quejarse.

El storytelling puede ser una historia más larga o más breve. Puede ser de tu vida personal o de un amigo que te la contó. O, como en este caso, adaptada de un mural de Guayasamín quien a su vez la tomó de un proverbio chino. Da igual. Lo importante es que sean narraciones emocionantes. Y que salpiques la radiorevista con ellas.

¿Y por qué no invitas a oyentes con alguna discapacidad para que llamen a la radiorevista y cuenten sus historias, anécdotas de cómo salieron adelante a pesar de las dificultades? Será como un storytelling construido colectivamente.

5.3. En noticias y reportajes

Cada vez con mayor frecuencia, incluso en periódicos y revistas, las noticias se abren con un relato, una descripción, un caso individual que permite informar sobre un problema más complejo.

El tiroteo duró mucho tiempo. Llegaban más policías y nos disparaban. Me tumbé en la parte de atrás del autobús. Algunos respondían tirando piedras. ¿Pero de qué sirven piedras contra pistolas? Ninguno de nosotros estaba armado. Los disparos llegaban de todas las direcciones y la policía con los hombres armados bloqueaban las salidas. Otro estudiante y yo conseguimos irnos a través de un callejón. Salimos corriendo a otra calle y allí había un hombre al lado de su casa. Al principio se mostró desconfiado, pero le explicamos que solo éramos estudiantes y nos dejó entrar. Nos quedamos allí hasta la mañana. Cuando nos volvimos a reunir en Tixtla, supimos que 43 de nuestros compañeros habían desaparecido. Y hasta hoy.

Esta es la crónica de un sobreviviente de la masacre realizada en Iguala contra los normalistas de la escuela de Ayotzinapa, en Guerrero, México, el 26 de septiembre del 2014. 12

Estamos ya lejos de la esclavitud del lead informativo donde se respondían, en forma resumida y hasta comprimida, las cinco famosas preguntas periodísticas. Lejos también de la inestable pirámide invertida para dar una noticia que nos obligaba a ir de más a menos en los datos, que nos impedía sorprender al oyente del noticiero.

Las informaciones también pueden narrarse. Las noticias también pueden abrirse con una nanohistoria suficientemente emotiva para captar la atención del público.

Por ejemplo:

Cuando llegó el hacha al bosque, algunos árboles dijeron: Por lo menos, el mango es uno de nosotros.

Las comunidades amazónicas están siendo visitadas por promotores comunitarios contratados por las petroleras que llegan y…

O esta otra:

Había una vez una muchacha que le preguntó a un chico si se quería casar con ella. El chico le dijo: No. Y la muchacha vivió feliz para siempre, sin lavar, cocinar ni planchar para nadie, saliendo con sus amigas, saliendo con numerosos amigos y sin trabajar para ninguno.

Según últimos datos, las mujeres en nuestro país soportan una tripe jornada laboral…

O también:

No sabemos si fue a causa de su corazón de oro, de su salud de hierro, de su temple de acero o de sus cabellos de plata. El hecho es que finalmente lo expropió el gobierno y lo está explotando. Como a todos nosotros.

Hablemos de minería. El país ha entregado a las transnacionales…

Todo esto es storytelling. Todo esto es narrar la información en una radio creativa.

5.4. En testimonios e historias de vida

En una entrevista recogemos las opiniones de la persona entrevistada sobre un hecho, sobre un tema determinado. En un testimonio recogemos su vida. Recuperamos sus recuerdos, sus momentos más tristes o más alegres, sus éxitos o sus fracasos.

Grabas un testimonio, una historia de vida. La editas un poco, le añades efectos sonoros o un fondo musical, y tienes un excelente programa. Un storytelling.

Puedes grabar testimonio de oyentes de la radio. O de tus colegas para cuando llegue el aniversario de la emisora. O de personajes típicos del pueblo: el heladero que vende siempre en la misma esquina, la señora que hace el pan y se levanta de madrugada, el eterno limosnero de la iglesia, el afilador de cuchillos, la trans discriminada y el preso que sale y entra nuevamente en prisión. O el testimonio de Julia…

Me llamo Julia y acabó de cumplir 23. Lo que pasa es que yo estaba muy enamorada. Una noche de locura le dije que se pusiera un condón. Él se rió. Con condón no se siente nada, mijita. Me preocupé porque él había tenido muchas novias antes que yo. Pero él se puso a cantar ya lo pasado pasado, no me interesa… Yo tuve vergüenza de sacar el condón que tenía en la cartera, que me dijera que soy una cualquiera… De eso hace cinco años. Nunca más lo vi, aunque supe que estaba enfermo. Ahora estoy caminando rumbo a la clínica y pronto sabré los resultados de la prueba de Elisa… si también tengo SIDA.

5.5. En micros y radioclips

El ritmo de la vida actual y la saturación de estímulos audiovisuales hace que la radio moderna priorice formatos breves, de corta duración. Atención: no por breves superficiales. En pocos minutos se pueden decir muchas cosas y se pueden contar historias emocionantes.

En menos de dos minutos, este micro para el 8 de marzo nos da una emotiva semblanza de Máxima Acuña:

CONTROL MÁXIMA ACUÑA CANTA

LOCUTOR Máxima Acuña, campesina, vive desde hace 24 años al lado de la Laguna Azul, en Cajamarca, Perú.

EFECTO DERRUMBE

LOCUTOR La empresa norteamericana Yanacocha quiere esas tierras para abrir una gran mina de oro a cielo abierto. Con la ayuda de la policía, rompieron su casa, la agredieron muchas veces. Pero Máxima y su familia no se van. Ella defiende sus tierras, es guardiana de sus lagunas. Ella le ganó el juicio a Yanacocha.

CONTROL MÁXIMA ACUÑA CANTA

LOCUTOR Su presencia es incómoda para la empresa Yanacocha y su proyecto minero Conga. Máxima ha sido nombrada heroína ambiental por diversas organizaciones sociales. Condecorada y aclamada por su pueblo.

CONTROL MÁXIMA ACUÑA CANTA

LOCUTOR Máxima Acuña, campesina antiminera, empoderada por la vida.

LOCUTORA 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres. 13

En el siguiente ejemplo, nos conmueve el protagonista de la historia:

NARRADORA Sucedió en un hospital de Stanford. Liz. Una niña de 8 años sufría de una extraña enfermedad.

DOCTOR No sé qué podemos hacer. Quizás la única oportunidad de salvarla es una transfusión de sangre de su hermano.

ENFERMERA Claro, él ha sobrevivido milagrosamente a la misma dolencia. 

DOCTOR Tal vez el chico haya desarrollado los anticuerpos necesarios para combatir este mal.

ENFERMERA El niño está en la sala de espera. ¿Quiere hablar con él?

NARRADORA La enfermera atravesó el largo pasillo del hospital hasta encontrar al muchacho y llevarlo donde el doctor. El hermano de Liz tenía apenas 7 años.

DOCTOR Tu hermanita está mal. Quiero saber si estás dispuesto a dar tu sangre para que ella pueda salvarse.

NARRADORA El niño dudó un momento. Después de un gran suspiro, se decidió:

NIÑO Sí. Lo haré para salvar a mi hermanita.

NARRADORA Acostaron al niño en una cama al lado de su hermana. 

ENFERMERA Ponte aquí, mi amor, no te preocupes…

NARRADORA Estaba tranquilo, hasta sonriente. Prepararon las agujas y comenzó la transfusión. Poco a poco, el color retornó a las mejillas de Liz. Fue entonces que el niño se puso pálido y se atrevió a preguntar:

NIÑO Doctor… y yo… ¿a qué hora empezaré a morirme?

CONTROL MÚSICA MUY EMOTIVA

NARRADORA Siendo tan pequeño, no había comprendido al doctor. Pensaba que le pedían toda su sangre para salvar a su hermanita. Que tenía que donar su vida. Y él estaba dispuesto.14

Bibliografía

11 http://www.radialistas.net/article/el-rostro-mas-digno-del-mundo/
12 http://www.sdpnoticias.com/columnas/2014/10/09/guerrero-la-matanza-narrada-por-un-sobreviviente
13 http://www.radialistas.net/article/mujeres-empoderadas/
14 http://radialistas.net/article/donacion-de-vida/

Descargar el curso completo en PDF

Capítulo 5 – El storytelling como estrategia de la programación de una emisora – Parte I

También te puede interesar

24 comentarios sobre «Capítulo 5 – El storytelling como estrategia de la programación de una emisora – Parte I»

  1. Definitivamente, a medida que nos vamos adentrando en el fantástico mundo del storytelling,
    nos damos cuenta de lo útil y creativa que resulta ser esta herramienta en nuestra emisora radial. Muy agradecida con todas aquellas personas que hicieron posible este curso. Felicitaciones!

  2. El storytelling significa para mí que podemos hablar de la vida cotidiana, no solo de nosotros, sino de los demás. al Escucharlos se ven en un espejo donde pueden decir esto me pasa a mí, necesito ayuda o pueden decir ya no más… cambiaré.

    Como lo narremos convenceremos o fracasaremos. Se tiene que narrar no con el estomago, sino con el corazón.

  3. Primero agradecer la oportunidad de recibir este curso, ya que el Storytelling es una herramienta muy indispensable para poder seguir creciendo en el mundo radiofónico,
    Esto servirá mucho para seguir trabajando en mi carrera y en nuevos proyectos, y más que eso de dar la voz de la paz en los jóvenes .

  4. Gracias por compartir con todos nosotros los conocimientos básicos para el storytelling. Me hicieron reconocer una vez más el valor que tiene la radio. Actualmente soy el director de una radio y revista juvenil on line y es todo un reto cómo enseñar a los jóvenes la forma en realizar sus producciones radiales y lograr impacto. Con estos tips que estamos aprendiendo, espero que ellos fortalezcan junto conmigo nuestras capacidades de hacer soñar a las personas, motivarlas y apoyarlas en sus momentos alegres o de depresión. La radio sigue siendo un mundo apasionante y creativo.

  5. Gracias por compartir estos conocimientos. Mil gracias por crear estos cursos. Definitivamente que el storytelling, es una herramienta mágica para comunicar.

  6. Me gusto eso de que el lead puede variar..me parece algo tan frío…como una especie de corte a la libertad de expresión… Gracias por enseñarnos tanto!!!

  7. Me gusta mucho conocer más sobre ésta herramienta, éste capitulo en especial es bastante valioso, además, la forma de explicar este capitulo me atrapo. Gracias por las historias compartidas aquí, me dan pie para narrar algunas historias que se me vienieron a la mente. Contar historias, narrar hechos, tacar corazones, comunicar de una forma emocionante, todo esto es guauuuuuuuu, me gusta, me gusta mucho!!!!

  8. Definitivamente somos palabra, vivimos contando historias… lo que nos pasó en el camino, por qué estamos llegando tarde, lo que me pasó mientras hacía cola en fin, la vida es una constante narración… aun tengo muchas dudas sobre como hacer que esas historias resulten interesantes en la radio pero estoy aprendiendo, leyendo, compartiendo sus ideas y estoy segura que podre lograrlo… Estamos por abrir una emisora en la universidad y me gustaría ponerme al frente con esta técnica, hablarle a mis compañeros para que hagamos varios productor

  9. Definitivamente que el storytelling, es una puerta abierta para un mundo fantástico y mágico donde se pueden contar historias, quizás reales o ficticias pero con un fin. En mi caso, me sentí muy identificada, en un principio porque me permitió contar mi propia historia de vida, y dejarla plasmada, para ayudar a otros y otras. Sobretodo en la Sociedad convulsionada que estamos viviendo. De verdad muchas Gracias.

  10. Sin duda alguna, el storytelling es una excelente herramienta para desarrollar contenido en diferentes medios, ya sea radio, televisión o en medios impresos como: periódicos, revistas, etc. porque no requiere un guion extenso acartonado con léxico complejo para captar la atención de una audiencia determinada.
    De hecho los audios que están en este capítulo son prueba fehaciente de la efectividad y la fuerza que lleva un contenido breve, lo cual la audiencia agradece enormemente dado que hoy en día se genera tanto contenido que es casi imposible que alguien dedique tanto tiempo para leer, escuchar o ver programas tan extensos.
    Soy de la idea que en la brevedad de un storytelling acompañado de un lenguaje sencillo y concreto es la clave para que nuestro mensaje llegue y cautive a nuestra audiencia.

  11. Fascinantes las historias de storytelling, hacen que mi creatividad le ponga magia a las historias que cree, gracias por darnos las herramientas necesarias para saber lo significa la verdadera comunicación democrática.

  12. Realmente impresionado, José Ignacio López Vigil, les comentó que la conducción de este capítulo académico es un verdadero storytelling, me induce a ller más, a aprender, a la creatividad. invita a desechar esas palabras colonizadoras y dominantes que tanto rechazo causan en los oyentes, a olvidarnos de nuestra comunicación sin olor, ni sabor, en fin, me siento muy halagado de hacer parte de la formación que nos están brindando. Gracias.

  13. Me ha emocionado tanto las formas de usar el storytelling, incluso en un editorial, que voy a empezar a desarrollarlo, hay veces lo hacía pero siento que con las técnicas que nos están ofreciendo podré efectuarla mejor.

  14. Gracias por este curso que nos ayuda a reflexionar y a contar nuestras historias de manera creativa y cercana.

    En clase les digo a mis alumnos que existe una gran diferencia entre las historias que se contaban en el país en la década de los noventa y las que ahora brotan como semillas en cualquier esquina.
    Las primeras era casi un milagro conseguirlas, la gente tenía miedo a hablar de sus vidas, de sus realidades, de lo que habían tenido que pasar para sobrevivir. Ahora es un ejercicio de catarsis que les ayuda a reconstruir sus vidas y a guardar esa memoria de país que no podemos olvidar, pero que nos impulsa a pensar en que algún día la paz será más que un simple negocio. Historias de vida que quieren ser contadas y que queremos escuchar de otra manera.

  15. Colombia, tal parece parece, se alista para un escenario de post-conflicto (el más viejo del Abya Yala). Esto ocurrirá una vez que Gobierno y Farc resuelvan por la vía del diálogo poner fin a la violencia. De ser así, los Comunicadores, estamos llamados a revisar nuestro rol como relatores porque hasta el momento lo que hemos hecho es contar el dolor y la tragedia en medio de la guerra.

    Habrá que revisar las palabras, la construcción del lenguaje y el propósito de la historia.

    Es posible que desde este año debamos a contar una Colombia distinta, con otro tipos de conflictos, pero sin la violencia que nos inquieta y daña hace mas de 60 años.

  16. El storytelling me parece una forma interesante de anunciar las noticias, pero es difícil cuando aun en los centros educativos enseñan el lead y la pirámide invertida como lo pronuncian en este capitulo, mas aun cuando entras en una emisora y te hacen usar la metodología antes escrita como la única forma aceptable. aunque en todas partes no es lo mismo; por ejemplo en la Capital del Valle del Cauca hay una emisora llamada radio calidad en la am, donde el señor periodista y maestro mio, Carlos Fernando Forero convierte una noticia en una crónica e inicia a narrarla utilizando el storytelling de una forma que cautiva el oyente a esperar el desenlace de la historia.

    1. Miguel, estoy de acuerdo contigo. Las instituciones continúan explicando esto y los medios aplicándolo. Sin embargo, por eso considero de suma importancia los nuevos proyectos intelectuales que los estudiantes y nuevos periodistas puedan hacer por buscar nuevas y buenas formas de cambiar esto.

  17. Definitivamente, contar historias es una de las formas más sencillas y poderosas de llegar a tocar las emociones, sin embargo, quien cuenta la historia debe tener muy clara la intención por la que cuenta la historia, considero que para los comunicadores es clave, conocer sobre esta forma de comunicar, es darle sentido a la forma y el contenido de la noticia o la información la historia vende porque te permite conectar con lo propio del ser humano su esencia su espititu

  18. Las formas de contar las historias sin duda han revolucionado sobre todo con este posicionamiento del también antiguo pero poco posicionado periodismo ciudadano, la gente ahora no necesita que le publiquen una historia puede hacerlo por si mismo. Esto cada vez nos pone mas en el filo de la deontología del quehacer de los comunicadores sobre todos porque estos nuevos medios llamados sitios de redes sociales dan espacio sin ningún tipo de filtro a cualquier información con un alcance infrenable. En Venezuela recientemente en redes comenzó a informarse sobre el robo de niños para el tráfico de órganos logrando un efecto en la opinión pública que incluso dejó de enviar a sus hijos a los centros de educación. Aunque los medios no se hicieron eco oficialmente a estos graves rumores si aprovecharon la oportunidad para sumar la situación a la crisis que por ejemplo en lo económico atraviesa el país.

  19. Muchas veces tenemos que ser portadores de malas noticias, la creciente criminalidad que gana terreno a pasos agigantados deja una estela de dolor y muerte, todas las semanas… los noticiarios del lunes, parecen páginas sacadas de la crónica policial.

    – Dos muertos en enfrentamiento en el terreno de juego, dejó una balacera registrada éste sábado en el Estadio de fútbol en Villa del Rosario…

    Pero esas víctimas, aunque muchas veces culpables, también dejan tras de sí madres y esposas llorosas, huérfanos y amigos afligidos.

    – ¡Dios padre, perdónalos porque no saben lo que hacen!… así imploró al Señor, la madre de Miguel Ángel Santiago, quien junto a su escolta cayó abatido por desconocidos quienes dispararon contra ellos, mientras conversaban al lado del terreno de juego en el estadio de fútbol de Villa del Rosario…

    Poner rostro humano al hampón que cayó abatido, llamar por su nombre al transeúnte que recibió un tiro en la cabeza al oponer resistencia al robo, no hará que bajen los índices de criminalidad… Pero quizá ayudará a que la próxima vez, ¡alguien lo piense dos veces antes de disparar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *