Queridas locutoras, locutores y aspirantes a serlo:

Yo quedé muy sorprendido al recibir 1,624 inscripciones para el curso de locución provenientes de tantos países. Vean la lista:

Colombia 524
Argentina 150
Venezuela 140
Ecuador 134
México 121
Perú 112
Bolivia 64
Costa Rica 58
Honduras 55
El Salvador 46
Guatemala 39
Rep. Dominicana 37
Nicaragua 27
España 27
Panamá 25
Chile 24
Uruguay 12
Estados Unidos 11
Cuba 8
Brasil 5
Paraguay 3
Canadá 2
Total 1,624

¿Que nos indica esto? Que hay mucho interés en aprender a comunicarnos mejor. A locutar mejor. (Por cierto, una de ustedes me propuso hacer un curso de oratoria. Buena idea. Lo haremos, claro que sí.)

Como les decía, muchos cursos de locución se limitan a educar la voz y descuidan los contenidos. Pero esa es una visión muy chata, muy raquítica. Porque usted puede tener una linda voz pero la cabeza hueca. Una linda voz pero no dice nada cuando se pone detrás del micrófono. Por eso, este curso lo bautizamos “pasión por la palabra”.

¿Una evaluación general de quienes participaron en el curso? Pues algunos andan todavía con voces fingidas, especialmente los varones. Se ponen a remedar a los “locutorazos” de las radios comerciales. No imites, busca tu propio estilo. Recuerda que lo moderno es la naturalidad.

Un segundo error muy frecuente: muchos suenan leídos, muy leídos. Muy leídas. Y en radio está prohibido leer. Mejor dicho, que “suene” a leído. Porque hasta la mejor lectura acaba cansando. Atrévete a tomar distancia del libreto. Atrévete a correr la aventura de hablar. Conversa con tu público, aunque no lo veas. Prepara bien un guión con lo que quieres decir y después… ¡suéltate!

Y un tercer consejo. Sentí poca alegría en algunas de las muestras recibidas. Un tono formal, alicaído, circunspecto, comedido. Es decir, aburrido. ¡Pero ustedes son jóvenes! ¿Dónde quedó la picardía, la risa, hasta la irreverencia? Quiero más locura ante el micrófono.

A pesar de estos pesares, el conjunto de las muestras recibidas fue bueno, muy bueno. Si yo tuviera una emisora propia, contrataría a algunos y a algunas de ustedes (¡no les digo a quiénes!).

Otra cosa. Muchos mandaron su audio con práctica final. Otros no. Esto no importa tanto porque en un curso lo decisivo no es el resultado sino el proceso. Se hace camino al andar y se aprende a locutar locutando. Ahí tienen los diez módulos con sus correspondientes ejercicios. Denles una repasadita de vez en cuando.
http://radioslibres.net/category/cursos-virtuales/

El curso terminó. Ya no recibimos más audios para revisión porque ahora tenemos que concentrarnos en el próximo tutorial sobre Redes Sociales que viene bien chévere. De todas maneras, estoy a la orden en el consultorio de RADIALISTAS para cualquier pregunta o comentario. Y ya saben, olvídense de todo menos de la pasión. Si locutas con pasión, tu público te querrá, te creerá. Porque la comunicación se parece mucho al amor. Se recibe lo que se da.

¡Va un abrazo apasionado!

José Ignacio López Vigil
Radialistas

Nota: Si mandaste tu audio y no recibiste el ceritificado, escribe a contacto@radioslibres.net

Carta final del tutor a los participantes del Curso de Locución

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *