Esta es una guía creada a partir de la experiencia del ConectarLab., el laboratorio de innovación de Conectar Igualdad y ANSES, en Argentina. Si bien ofrece ejes claves para la formación de nuevos espacios, las particularidades de cada contexto brindarán características únicas a cada iniciativa. Este documento es un puntapié inicial sustentado en la idea de que el elemento más importante a desarrollar es la capacidad de crear.

1. ¿Qué es un Lab?

LosLab son espacios colaborativos de innovación en los que la tecnología es excusa y catalizador de procesos de investigación, experimentación, diseño y desarrollo de proyectos interdisciplinarios.

El modelo de laboratorio trabaja sobre la idea de un futuro imaginable y realizable al mismo tiempo. Su funcionamiento se alimenta de ideas provenientes del campo del arte o del diseño, pasando del plano educativo al del cambio cultural y social.

Por lo general son colectivos de artistas y profesionales que se encuentran para experimentar con dispositivos artísticos y tecnológicos. Son, a su vez, espacios de formación para la comunidad con programas que exploran nuevas herramientas de programación, electrónica y arte digital.

2. ¿Cuáles son sus objetivos?

  • Investigar sobre usos innovadores de las tecnologías para mejorar el aprendizaje de los jóvenes en la cultura digital.
  • Experimentar con tecnologías interactivas que promuevan formas innovadoras de acceso y construcción del conocimiento.
  • Recuperar y potenciar aquellas prácticas innovadoras mediadas por tecnologías, que sean significativas para el campo de la educación.
  • Establecer acuerdos con actores y organismos estratégicos a nivel local e internacional para desarrollar acciones conjuntas sobre temáticas diversas.

3. ¿Cuál es la metodología de trabajo de un Lab?

El Lab debe trabajar con dos metodologías que operan en distintos niveles: el trabajo por proyectos y el diseño participativo.

El desarrollo de proyectos se organiza en líneas de trabajo que se centran en distintos niveles de interacción con las interfaces digitales y físicas. A partir de ellas, cada uno de los proyectos se concibe a partir de marcos conceptuales y teóricos y problemáticas específicas que orientan la investigación, y organizan la experimentación.

Luego, a nivel de cada uno de los proyectos, se trabaja con una metodología de de diseño participativo. Esto significa involucrar activamente a todos los actores/destinatarios posibles en el proceso con el fin de que el producto se integre con necesidades y expectativas reales.

A estas preguntas iniciales le sigue el esfuerzo posterior de diseñar de proyectos que encuentren puntos de convergencia y articulación entre sistemas simples y sofisticados, abiertos y cerrados, entre las tecnologías bajas y altas, lo artesanal y lo industrializado, los soportes digitales y físicos, la inteligencia individual y social, el pensamiento lógico y lenguajes expresivos, la reflexión y la creatividad.

4. ¿Qué actividades realiza un Lab?

  • Investigaciones: existen las del tipo invetigación-acción, que buscan relevar los usos de los medios digitales de docentes y alumnos; y las investigaciones marco, de carácter más teórico, las cuales buscan proponer un entorno conceptual dinámico, que genere puentes entre disciplinas y conceptos híbridos.
  • Prototipado: diseño y desarrollo de prototipos con el objetivo de buscar conexiones entre el mundo físico y el virtual, conectando los objetos tangibles y modelables con distintas interfaces.
  • Talleres: son dispositivos basados en una metodología participativa, donde los conocimientos se adquieren a través de una práctica concreta y a partir de los conocimientos y experiencias previas de los participantes.
  • Seminarios y charlas: se proponen como espacios de intercambio y debate sobre experiencias y proyectos significativos vinculados a la la innovación tecnológica, la inclusión social, y las alfabetizaciones digitales.

5. ¿Cuáles son sus líneas de trabajo?

Cada una de las actividades está enmarcada en líneas de trabajo que se centran en distintos niveles de interacción con las interfaces digitales y físicas:

  • Conocimiento a través de códigos y bits: codificación de las interfaces digitales y analógicas.
  • Narración a través de los sentidos: exploración en el uso de todos los sentidos mediante narrativas transmediáticas, ficciones inmersivas y experiencias artísticas innovadoras.
  • Aprendizaje por pantallas: relevancia en el diseño de las interfaces, experimentación con realidad aumentada, micro formatos, simulaciones lúdicas, videojuegos, libros digitales interactivos, etc.
  • Rediseño de espacios educativos: desarrollo de investigaciones y experimentaciones sobre modelos y espacios educativos emergentes como efecto de la creciente penetración de la tecnología en los diferentes ámbitos de la sociedad.
  • Economías de la abundancia: desarrollo de prototipos de intercambio de saberes, productos

6. ¿Cómo está conformado el equipo de trabajo de un Lab?

El equipo de trabajo de un Lab está conformado por un personas de perfiles multidisciplinarios y recorridos profesionales disímiles, cuya sinergia radica en la pro-actividad, la capacidad de absorción de lo nuevo, de adaptación a lo cambiante y de predisposición a la experimentación constante.

Los perfiles profesionales pueden –y deben- ser muy variados: diseñadores industriales, diseñadores gráficos, programadores Web, educadores especializados en medios digitales, artistas visuales especializado en las artes electrónicas, profesionales de la danza, sociólogos especializado en educación tecnológica, realizadores audiovisuales, comunicadores sociales, etc.

7. ¿Cómo es el espacio donde se trabaja?

El Lab debe reflejar su lógica de trabajo también en los sitios que ocupa, desde la distribución del espacio hasta la forma y disposición del mobiliario. Una posibilidad es que el Lab diseñe sus propios muebles basándose en la idea de adaptación al trabajo colectivo, a la movilidad, flexibilidad y rotación de los espacios.

Es ideal que los muebles diseñados utilicen tecnologías accesibles en la zona, materiales locales y una terminación superficial de las piezas que permitan “imprimir” la identidad del Lab según el contexto. Además, se debe contemplar un sistema armado y desarmado de las piezas, de modo sencillo y al alcance de los usuarios, en caso de posibles traslados. Esta característica disminuye los costos de transporte como así también su impacto ambiental.

8. ¿Qué productos ofrece un Lab?

Un Lab ofrece una serie de productos resultado de sus actividades. Por más que varíen en su configuración final, se pueden agrupar en tres categorías:

  • Prototipos: desdecircuitos electrónicos que generan sonidos con plastilina casera hasta bicicletas que aprovechan la energía cinética para cargar baterías. Se trata de diseñar utilizando materiales accesibles, de bajo costo y de poner en convergencia los medios analógicos con los digitales, el trabajo manual y la programación digital.
  • Aplicaciones: se puede desarrollar software de realidad aumentada, plataformas para la creación musical, o cualquier otra aplicación destinada a facilitar la creación. Se busca que las aplicaciones sean libres, gratuidas, de código abierto y multiplataforma, para impulsar su utilización.
  • Resultados de investigaciones: al ser procesos de investigación-acción, los productos que se generan de las actividades de investigación ofrecen respuestas a problemáticas concretas de los nuevos espacios de aprendizaje.

9. ¿Cómo aporta un Lab a la cerrar la brecha digital?

Un Lab debe fortalecer la inclusión digital, generando propuestas innovadoras que mejoren los usos y apropiaciones de las tecnologías dentro y fuera de la escuela.

Las instancias de investigación, experimentación, diseño y testeo de los desarrollos, deben ser llevados a cabo junto con la comunidad educativa, para luego poner los resultados a su disposición. El aporte del Lab está en compartir procedimientos y resultados, y transferir conocimientos y capacidades.

Una de las condiciones de los proyectos que se desarrollan en un Lab debe ser garantizar su sostenibilidad, su replicabilidad y su escalabilidad. Los productos deben ser sostenibles, en el sentido que utilicen materiales de bajo costo, preexistentes, para minimizar el impacto ambiental; replicables, en la medida en que los desarrollos dejen a disposición de los usuarios los procedimientos necesarios para su reconstrucción; y, escalables, en la medida en que los desarrollos se adapten a todas los escenarios educativos.

¿Qué otras claves se te ocurren? Compártelas en los comentarios de más abajo. 

9 claves para la creación de un Lab

You May Also Like

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *