Libre, abierto y gratuito



Explicamos las grandes diferencias que existen entre estas tres palabras.

El otro día alguien nos preguntó: “¿por qué en sus cursos virtuales ponen que son abiertos, libres y gratuitos? Para qué tanta palabra si, al fin y al cabo, es lo mismo”.

Pero no, no es lo mismo:

  • Abierto se refiere el acceso
  • Gratuito al costo
  • Libre al uso que podemos darle

Las vamos a explicar con el ejemplo de los cursos pero aplica para cualquier otra cosa como el software o la cultura.

Abierto:

No limitamos el acceso, es decir, no ponemos trabas para que la gente lo vea o requisitos de ingreso. La puerta está abierta, entre el que quiere.

Sin embargo, el curso sería cerrado si pusiéramos algún requisito previo para acceder al curso, no necesariamente un costo de inscripción. Puede ser la edad, un título universitarios o que que pertenezca a una determinada organización. Por lo general, en los cursos cerrados se necesita una clave para acceder.

Libre

Nuestros cursos tienen una licencia Creative Commons Atribución-Compartir Igual, eso significa que eres libre para difundirlos, para modificarlos y hacer cursos nuevos a partir de ese o traducirlos a otro idioma.

Si no fuera libre, el curso no tendría una licencia Creative Commons, sino un copyright tradicional. No podrías copiarlo y tendrías que pedirnos permiso, incluso, para colgar el PDF en tu web.

Gratuito

No cobramos por el curso, puedes segurilo sin tener que pagar nada.

Ahora bien, un curso podría ser:

  • Abierto, gratuito pero no libre: puedes acceder a la web del curso sin clave, no te cobran por hacerlo pero tiene una licencia copyright, es decir, sólo puedes leerlo, no eres libre de hacer nada más con él. Muchos cursos en Internet están bajo esta modalidad y por ser abiertos y gratis pensamos que son libres, pero no es así.
  • Libre, pero no abierto ni gratuito: que publiquemos material en Internet con una Licencia libre como la Creative Commons no significa que no podamos cobrar por el curso y dar una clave para acceder a él. Es probable que el contenido, al ser libre, aparezca publicado en otras páginas ya que con esa licencia lo autorizas. Pero por ejemplo, pagas para recibir tutorías personalizadas, chat con los profesores,...
  • Libre, gratuito pero no abierto: publicamos los textos con Creative Commons, no es necesario pagar, pero sólo admitimos a personas que trabajan en Radios Comunitarias y les damos una clave para acceder a la plataforma donde está el curso. Al igual que en el ejemplo anterior, cualquier participante podría tomar los textos, copiarlos y difundirlos porque tienen licencia Creative Commons, pero no cualquier podría seguir el curso regularmente porque no es abierto.
  • Ni libre, ni abierto ni gratuito: si pagas te dan acceso al curso que tiene todos los materiales con copyright. Hasta hace poco la mayoría de cursos estaban bajo esta modalidad, pero ahora muchas instituciones y universidades se están apuntando a difundir todo de forma libre, abierta y gratuita.

Tres palabras, tres significados

En castellano tenemos una palabra para cada término, pero en inglés es distinto. Free significa libre pero también gratis. Por eso, muchas veces, vemos “free software” y pensamos que es gratis. Y aunque la mayoría de free software es también gratuito, la palabra free en ese caso se refiere a que cumple las 4 libertades del software libre.

Para referirnos al Software Libre decimos “Free Software” y para hablar de software gratuito usamos “Freeware”

Igual sucede con el Open Software y el Free Software, que los usamos como sinónimos pero tiene muchas diferencias entre sí.

El Software Libre (Free Software) está preocupado de la libertad. Se refiere a los permisos que otorgas al resto de usuarias y usuarios sobre ese software. El Software Abierto (Open Software) aboga por la apertura del código, puedo acceder a él sin problema, pero en muchos casos no puedo modificarlo, es decir, no es libre.

Richard Stallman lo define muy bien en su libro “Software libre para una sociedad libre”:

Versión en EspañolVersión en Inglés:

“La tarea de enseñar a los nuevos usuarios el valor de la libertad se complicó de forma acusada en 1998, cuando parte de la comunidad decidió abandonar el término «software libre» y empezó a hablar de «software de código abierto». Los partidarios de este término trataban de evitar la confusión entre «libre» y «gratuito» —un objetivo muy legítimo. Pero otros intentaban dejar a un lado los principios que habían impulsado la creación del software libre y el proyecto GNU, procurando así atraer a los ejecutivos y a los usuarios de empresas, quienes comparten mayoritariamente una ideología que antepone las ganancias económicas a la libertad, a la comunidad, a los principios. De modo que la retórica del «código abierto» se concentra en la posibilidad de crear un software de alta calidad y capacidad, pero rehuye las nociones de libertad, comunidad y principios. Un claro ejemplo de ello son las revistas «Linux» —están repletas de anuncios de software propietario que funciona con GNU/Linux. Cuando aparezca el próximo Motif, o el Qt, ¿advertirán estas revistas a los programadores de que se alejen de ellos, o los anunciarán sin más? El apoyo de la comunidad empresarial puede contribuir al bien de la comunidad de distintas maneras, siempre que partamos de unas condiciones de igualdad. Pero si nos ganamos su apoyo callándonos lo que pensamos sobre la libertad y los principios,el resultado puede ser desastroso, y sólo se agudizaría el desequilibrio ya existente entre la difusión y la educación cívica. Los términos «software libre» y «código abierto» describen más o menos la misma categoría de software, pero implican cosas muy distintas acerca del software y sus valores. El Proyecto GNU sigue empleando el término «software libre» para expresar la idea de que la libertad, y no sólo la tecnología, es importante”.

Como verás, tres palabras con algunas similitudes pero con grandes diferencias que debemos aprender a usar apropiadamente.

¿Te quedó alguna duda? ¿Nos quedó algo por comentar? ¡Comenta!

Última modificación: 3 de abril de 2016 a las 12:06

Hay 1 comentarios

captcha
  • Image not available
    Por luis brun / Curicó/Chile / 18 de abril de 2015 a las 22:14

    Muy bien! Se pasaron. Un tremendo aporte muy bien explicado. Un esfuerzo colectivo en las tecnologías de hoy. Muy bien redactado. ¡¡¡Qué buen aporte!!!

    Bendiciones a cada uno de ustedes

    Luis, Chile

    Responder