Sugerimos tres momentos para encarar un proceso de migración a software libre en las radios comunitarias, que se pueden adaptar a los contextos y necesidades específicas.

1. Debatir

En primer lugar, es importante debatir y discutir con todo el equipo el paso que van a dar. Pero todo el equipo es todo el equipo, ni sólo los técnicos, ni sólo los hombres, ni sólo los que “entienden más”. Es imperativo involucrar a todo el personal y emplear el tiempo que sea necesario hasta que la persona que ofrezca más resistencias esté convencida. Para ello, no hay que ahorrar en detalles: por qué van a hacerlo, cuáles son los motivos, cómo les gustaría implementarlo, etc. Pueden compartir algunas lecturas, videos o páginas web. También invitar a integrantes de las comunidades de software libre o a radios que hayan migrado para que compartan su experiencia.

2. Incorporar a la audiencia

En segundo lugar, resulta útil difundir todas las conclusiones por la emisora, que la audiencia participe de la transición. Contar al aire que van a migrar a software libre, cuál es la filosofía de este movimiento, por qué es importante usar tecnologías libres. Siempre es una buena idea abrir los micrófonos y dejar que la gente pregunte. Poner estos temas en agenda. Muchos medios ya lo hacen promoviendo una apropiación crítica de la tecnología en sus comunidades.

3. Paso a paso

Y por último, hay que avanzar en algunos pasos concretos. No hace falta que sean muchos ni al mismo tiempo. Se puede iniciar usando programas libres multiplataforma sobre Windows: Audacity, LibreOffice, Firefox, Thunderbird, VLC, Gimp o Inkscape se asemejan mucho a sus equivalentes privativos y cubren las necesidades de una emisora. Luego instalen EterTICs GNU/Linux en alguna computadora y organicen talleres colectivos para aprender a manejar otros editores de audio o automatizadores. Cuando sientan que el equipo está preparado den el salto. Sin miedos. Hay muchas radios ya liberadas que estarán gustosas de ayudar cuando se presente alguna dificultad. Porque las habrá. Al trabajar con tecnologías, independientemente de si corren con software libre o privativo, son frecuentes los problemas técnicos.

Hemos acompañado varios procesos de migración al software libre y, en muchos de ellos, durante cualquiera de las tres etapas, se ha presentado alguno de estos tópicos. Los compartimos para que tengan argumentos y contrarresten estas pequeñas reacciones originadas por el miedo o la inmovilidad:

“Para qué cambiar si estamos bien así”.
Plantear el proceso desde el ámbito político poniendo el foco en el derecho a la comunicación. Si el equipo de la radio está comprometido con el proyecto, al final, terminará convenciéndose. No apuren los debates para pasar a los talleres prácticos. Establecer paralelismos con los esfuerzos que el equipo hace en otros ámbitos, como el medio ambiente o la soberanía alimentaria, puede resultar útil.

“La técnica es cosa de hombres”.
Aunque parezca mentira, hay radios comunitarias que aún piensan de esta forma tan anticuada y no involucran a las mujeres en estas discusiones. Gran error. Ya en decenas de radios las mujeres son técnicas y operadoras. Otras programan software o diseñan las páginas web. Hay grandes promotoras de las tecnologías libres en las radios como Loreto Bravo (México), Clara Robayo (Ecuador), Laura Peña (Bolivia) y un largo etcétera.

“No tenemos una persona que nos apoye”.
Algunas radios argumentan que en sus comunidades hay personas que conocen de informática y arreglan Windows, pero no saben trabajar con sistemas libres. Y es un motivo muy válido para frenar una migración en radios de pequeñas comunidades. Aunque lo positivo del software libre es que existe una gran comunidad dispuesta a ayudar. Quizás no se encuentran cerca, pero el apoyo puede ser virtual. Y si se habla con el técnico o la informática de la comunidad, es posible que se anime a aprender sabiendo que la radio será una clienta segura. También pueden acudir a las comunidades de software libre de su ciudad. Los Festivales Latinoamericanos de Instalación de Software Libre (FLISOL), que se celebran anualmente en abril, son un buen momento para acercarse y conocer a estos grupos de activistas.

“Si es libre, todo tiene que ser gratis”.
En algunas radios aún se mantiene la confusión. Al igual que se paga a alguien que limpia los virus de la computadora, también debemos pagar a quien nos instala el software libre. Aunque los programas sean gratuitos, el servicio técnico no lo es.

Cómo impulsar en las radios comunitarias procesos de migración al software libre

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *