Quienes reciben un taller de radio pueden llamarse talleristas. O simplemente, participantes. ¿Y quiénes damos el taller? ¿Cómo nos llamaremos? Echemos una ojeada a los apelativos más frecuentes.

El más común, sin duda, es el de profesor o profesora. Esta palabra tiene un tinte religioso. Viene de profesar, es decir, declarar públicamente una fe. Un profesor sería, entonces, quien posee determinadas verdades y las da a conocer a los demás. En este sentido, suena bien. Necesitamos gente que crea en lo que hace y dice, que hable con convicción, que sienta un compromiso con quienes participan en el taller que va a conducir.

Lo malo de la palabra profesor y profesora es que suena a escuela. Porque los profes tienen alumnos. Más aún, ahondando en su raíz religiosa, tienen discípulos, seguidores. Y se mantiene así la relación vertical entre quien enseña y quien aprende. No es casual que la palabra alumno venga del latín alere que significa alimentar. Profesores que alimentan a sus pupilos, igual que los maternales pájaros regurgitan la comida masticada en los buches de sus crías.

También nos conocen como maestras y maestros. Éste sí es un nombrecito feo y pretencioso. Maestro viene de magister, de magis, es decir, quien es superior. Se contrapone a minister, minus, el inferior. Los superiores mandan, los ministros obedecen y sirven. Las maestras tienen la autoridad y las alumnas se consideran subalternas. Con razón, Jesús de Nazaret rechazaba tanto esa palabra. Una vez, cuando comenzaron a nombrar así a los de su movimiento, se molestó: Ustedes no se dejen llamar maestros porque todos son hermanos. Quien se crea más que los demás, que se ponga de último. Y él mismo dio el ejemplo lavándoles los pies como el más humilde de los criados.1 Tampoco le gustaba esa palabrita a Paulo Freire, que siempre apostó por un magisterio colectivo: Nadie educa a nadie, así como nadie se educa a sí mismo: nos educamos en comunión y el mundo es el mediador.2

Otra denominación sospechosa es la de instructor. En el ejército romano se conocía como tal al jefe de una cohorte militar. Instruere significa meter dentro, así que los instructores de soldados se preocupaban de inculcar sus órdenes para que fueran obedecidas, aunque no comprendidas. La llamada instrucción, en sus orígenes, tiene mucho de adiestramiento. Y el adiestramiento no es otra cosa que repetir y repetir una acción esperando obtener siempre la misma reacción. Como entrenando perritos.

En el habla corriente, sin embargo, decimos que una persona es instruida cuando sabe muchas cosas, cuando ha acumulado mucha información. Está bien. Hay que instruir e instruirse, hay que escuchar, leer y disponer de muchos datos. Pero nunca confundamos instrucción con educación. Porque la educación trabaja valores, actitudes. Una persona analfabeta puede ser más educada que un doctor, muy instruido pero muy discriminador.

De un tiempo acá, se ha puesto de moda un término de origen empresarial para describir las funciones de quien dirige un taller o una sesión de capacitación: el facilitador, la facilitadora. El vocablo, como se evidencia, viene de facilitar, hacer fácil lo que es o aparenta ser difícil. Visto así, resulta agradable, especialmente porque muchos comunicadores y comunicadoras siguen el camino contrario: le complican la vida a la gente, hablan con palabras enrevesadas para demostrar que saben mucho, no pretenden comunicar nada, sino deslumbrar al auditorio. El término facilitador, por el contrario, obliga a quien lo asume a simplificar el proceso de aprendizaje.

Pero ahí mismo puede esconderse el peligro. De facilitadores a facilistas hay una delgada línea que se suele transitar. He conocido colegas que se ubican como secretarios y van registrando las opiniones del grupo, sean éstas correctas o disparatadas. Anotan todo en la pizarra o en el papelógrafo, o lo van proyectando en la pantalla del infocus y, al final, aplauden el esfuerzo realizado por los participantes. Y él, ¿qué aportó? Y ella, ¿qué cuestionamientos hizo? Desde luego, nos corresponde facilitar los temas, pero también problematizarlos. Cuando la injusticia y la discriminación se han naturalizado en nuestra sociedad, tenemos que volvernos dificultadores. Cuando el sistema patriarcal y el dogma del libre mercado y esta avalancha de fundamentalismos económicos y políticos y religiosos que padecemos se dan por sentados, hay que atreverse a ponerlos de pie. La metodología del mango bajito, como dice el merengue, sólo sirve para que las cosas no cambien.

Educadores y educadoras. Otra palabra muy empleada que viene de dos raíces distintas. La primera, del latín ducere, significa conducir, guiar en el conocimiento. Los pedagogos guiaban infantes, los demagogos conducían pueblos. Pero ambos encaminaban a quienes estaban bajo su responsabilidad.

La segunda raíz es mucho más seductora. Viene de ex-ducere, extraer, sacar de dentro hacia afuera. Sócrates apostaba por esta clase de educación, la que desarrolla las potencialidades de la persona. De su madre, que era comadrona, la aprendió. Quien educa hace parir las ideas originales que surgen en la mente de los educandos. Saca a luz lo mejor de cada participante en el taller. Excelente.

Dejo para el final el término más usado en América Latina, también el que más nos gusta en Radialistas: capacitador, capacitadora. La etimología es sugerente porque capaz viene del verbo caber, dar cabida. Capacitar, entonces, es abrir espacios, ampliar horizontes, elevar las miras, desarrollar las aptitudes y actitudes de las personas. Dar cabida a nuevas ideas, propias y ajenas. A nuevas prácticas, rompiendo rutinas. Open mind.

Capacitación recuerda los talleres del Renacimiento donde jóvenes aprendices practicaban junto a los más experimentados. De ahí salió Leonardo y Miguel Ángel y Rafael. Y de nuestros talleres saldrán radialistas con tanta mística como profesionalismo. Con pensamiento propio y destrezas adquiridas en la práctica del lenguaje radiofónico y sus variados formatos.

Capacitación. Ensanchar la mente. Un proceso que va de la mano con la educación socrática. ¿Qué hacen las parteras más que ayudar a dilatar, a abrir la puerta de la vida para que nazca hermosa la criatura?

En este manual, sin rechazar ninguno de los otros, utilizaremos este término antiguo y moderno, capacitar.

1 Evangelio de Mateo, 23, 8-12.

2 Paulo Freire, Pedagogía del Oprimido, Siglo XXI, México 1999.

TAREA 1:
Cuéntanos en los comentarios de más abajo: ¿en tus talleres cómo has actuado? ¿Cómo facilitadora, como educador, cómo instructora, cómo capacitador?

Descargar el curso completo en PDF

Capítulo 2 – ¿Quiénes somos?

También te puede interesar

101 comentarios sobre «Capítulo 2 – ¿Quiénes somos?»

  1. Gracias por el segundo capítulo, nuestra experiencia profesional desarrollamos como facilitador de cursos de producción audiovisual, en diferentes comunidades de la cultura maya. Lo interesante son la creatividad para poder realizar diferentes materiales y la utilización del idioma maya de la comunidad.

  2. Buenas tardes, en mi caso me considerado facilitadora y capacitadora, la diferencia estaba en el tipo de taller que iba a dictar… La lectura me permite verlo desde otra perspectiva, claro, tendría que leer aun más. El hecho de ser facilitadora no lo veía relacionado para nada con el facilismo sino más bien con las herramientas a utilizar y la dinámica de trabajo, sobre todo las de análisis e interpretación colectiva, con argumentos serios y válidos y no con aportes vagos y estériles. También me había identificado con la palabra «formador» ahora habría que leer que se oculta detrás de ésta. Lo mas importante es que en diez años de experiencia he crecido en la tarea de compartir saberes, me he sensibilizado y me divorcie del formalismo y aquí estamos complejizando sobre u tema que pudiera parecer tonto pero que tiene una carga semántica de bastante impacto

  3. Llevo más de 30 años en procesos de capacitación, aunque inicialmente sobre todo en el campo de la educación popular. Los primeros años me consideraba una educadora, pero con metodologías de construcción colectiva de conocimiento y muchas dinámicas participativas. Luego me sentí facilitadora, talvez por la terminología usada en algunos proyectos de formación y educación. Pero por la metodología descrita más allá del término, considero que en especial con los años de experiencia me convertí en capacitadora.
    Lo importante es saber romper el hielo (inicialmente suele haber una cierta timidez) y tener un trato horizontal, partir de los conocimientos de las y los participantes, valorar sus conocimientos y tener presente (y expresarlo) que existen diferentes formas de conocimientos y sabidurías que son complementarias. Vivir es seguir aprendiendo de los errores y compartir experiencias para avanzar juntos.

  4. De antemano gracias por compartir este curso, tan enriquecedor.
    En mi caso, al principio comencé cometiendo el error de creer que debían aprender de mi en las capacitaciones. Luego aprendí la importancia de feedback, y ahora, puedo decir que hago el trabajo de capacitador, no es fácil, pero si se puede cuando se tiene voluntad.

  5. Mari mari kom pu ce!! (Hola a toda la gente!!) Primero que todo enviarles un fraternal abrazo desde Newken, Argentina!
    Con respecto a la consigna, cada vez que hemos realizado talleres en nuestra radio hemos tratado de crear un ambiente donde los participantes no sientan que hay una persona que les está «metiendo» contenido, sino que se trata de que ese rol se desdibuje. Muchos, de los que formamos parte de nuestra radio, pertenecemos a un pueblo originario por lo que en estos últimos años hemos empezado un proceso de recuperación de nuestra identidad como de descolonización, lo que nos ha llevado a aprender muchas cosas sobre nuestras prácticas culturales, las cuales hemos tratado de implementarlas en el hacer diario; tal es así que cuando hemos realizado talleres, conforme a nuestra visión de circularidad, nos hemos sentado en circulo para que la palabra circule mejor, para que todos podamos escucharnos, mirarnos, debatir e incluso para respetar a las demás vidas que comparten el territorio con nosotros.
    A veces, estamos tan acostumbrados al sistema del curso (uno que habla o que da instrucciones mientras otros sólo escuchan), que cuando se propone otra forma de relacionarnos hay quienes se asustan o se sienten intimidados por lo que a veces cuesta lograr una interacción fluida, pero cuando esto se logra nos encontramos en un espacio donde todas las ideas circulan, donde todos tenemos algo para decir y para aprender.
    Antes de leer el material que nos han compartido no tenía tan claramente identificado el significado de profesor, maestro, instructor, facilitador, capacitador, etc. En nuestros talleres ninguna de estás palabras ha salido de forma explicita, ya que para referirnos a nosotros y a otras personas utilizamos nuestros nombres o los términos (lamgen o peñi que significan hermana o hermano). Sin duda, que después de leerlos tenemos el desafío de convertirnos en capacitadores! un gran abrazo!!

  6. LA VERDAD QUE SIN TENER EN CUENTA LA CLASIFICACIÓN DE CAPACITADORES…EH ACTUADO INTUITIVAMENTE BAJO ESOS CONCEPTOS ((( dar cabida. Capacitar, entonces, es abrir espacios, ampliar horizontes, elevar las miras, desarrollar las aptitudes y actitudes de las personas. Dar cabida a nuevas ideas, propias y ajenas. A nuevas prácticas, rompiendo rutinas.))).a MIS ALUMNOS LES PROPUSE PASANTIAS EN RADIO, Y MAS ALLÁ DE MIS CLASES LOS EH LLEVADO A CURSOS PARA COLEGAS ACTIVOS EH HICIMOS ENCUENTRO DE ALUMNOS CON OTROS TALLERISTAS DE LOCALIDADES VECINAS.

  7. solo he tenido la oportunidad de ,aprender solamente y hoy me decidi a capacitar,a transmitir ,mis conocimientos,pero aun no he comenzado nada

  8. Bueno hace poco tiempo que vengo realizando capacitaciones, pero de acuerdo a las definiciones que ustedes han dado creo que más que capacitadora he actuado como instructora y no es lo que se busca ya que en muchas oportunidades pareciera que sólo buscamos meter ideas en nuestros alumnos y debería ser un compartir de experiencias de ambos ya que no hay maestros y subordinados, creo que debo replantear desde el objetivo que busco al momento

  9. Hola buen día 10 de diciembre del 2015 para mi la educación es el perfil líder,el medidor el que enseña un aprendizaje con conocimientos aptitudes ,valores todo El docente enseña donde resalta diversos conductas de un aprendizaje desarrollador en la cual sea evaluado ,estratégico ,planifica el aprendizaje dinámico flexible en ella se organizan los elementos que conformando el proceso de aprendizaje tomando en cuenta los resultados del diagnostico pedagógico el docente integra proyecto de un contexto social para enseñar el ciudadano.

    1. De acuerdo. Pero hay «educaciones» del verbo «educare» y otras más liberadoras del verbo «educere». Sin duda, te refieres a las segundas.

  10. Pues la mayoria del tiempo he procurado ser facilitadora de los procesos de talleres que he podido a implementar , siempre es más enriquecedor construir entre todas , propener metodologías y esperar derivas . Aúnque he también en espacios más institucionales funjido como una capacitadora en donde es un tanto más rigido el intercambio .

      1. Hola a todos. Les comento que mi experiencia como capacitadora ha sido mínima. Sin embargo me siento muy entusiasmada con los datos e información que ofrece este curso. En ocasiones creemos que ser capacitador es simplemente transmitir algo, pero una vez leído este capítulo podemos ver que capacitar va mucho más allá que la mera cosa de compartir un conocimiento. Gracias por la oportunidad. ..

  11. Mi experiencia siempre fue como participante en diversos talleres y siempre he deseado tener las herramientas para poder facilitar a otros compañeros el conocimiento que iba adquiriendo, es por eso que realizo el curso. En relación a las distintos términos, me gusta la idea se facilitar un conocimiento, de ponerlo a disposición de otros y otras. Como así también, que los espacios de formación sean colectivos, de una retroalimentación que -desde mi punto de vista- es necesario. Tanto para reforzar el lazo con los y las compañeras como para enriquecerse de un sinfín de aportes que se puedan realizar o que se generen momentos que nos lleven a problematizar lo ya dicho. En fin, me gusta la idea de Freire y lo cito aquí nuevamente: «Nadie educa a nadie, así como nadie se educa a sí mismo: nos educamos en comunión y el mundo es el mediador».

    Abrazos
    Florencia

  12. Me identificaba con el término «facilitador» porque no lo veía como el que hace fácil lo difícil, sino como el que facilita el lugar, el escenario, la temática, para que personas con objetivos de aprendizaje en común puedan dialogar sobre el tema.
    Capacitación me parece lejano, en la medida que habla de capacidades, de adquirirlas de quien las tiene.
    Las explicaciones de Radialistas son buenas, me han puesto a pensar en este asunto.

    1. En realidad, utilices el término que utilices, el desafío es el mismo: ampliar la mente, ayudar a que quienes participan descubran sus capacidades y las pongan en práctica.

  13. buen día. mi experiencia al dar talleres cursos charlas seminarios foros , a sido muy divertida por las costumbres educativas en las regiones de mi país donde me a tocado ir, en alguna dicen entrenador, instructor, capacitador, facilitador, forista conferencista, ami en lo particular me gusta el termino facilitador pero veo según este capitulo que el termino capacitador se adecua a lo que hacemos cuando salimos a enseñar y aprender ahora el termino open mind no lo entiendo. me gustaría me explicara que significa? grand super mega exitoooosssss

    1. «Open mind» lo están usando mucho en el mundo anglosajón. Significa mente abierta. Como capacitador, significa ayudar a abrir las mentes a ideas nuevas, a creatividad, a sacar lo mejor de quienes participan en el taller.
      (El término que no había esuchado nunca es «forista». Con una «l» más huele bien!)

      1. jajajja. eso esta bien. forista se les dice a las personas que son los relatores en un foro X y lo del open mind esta perfecto lo tomare mucho en cuenta.

  14. A mi me gusta mucho nombrar, creo que es algo que solemos hacer para entender-nos y me gustado mucho la clasificación y el origen etimológico de estos términos, que finalmente conducen al aprendizaje, que lo prefiero en esta ida y vuelta constante, me apropio cada vez y con más fuerza de la concepción en comunidad, comunitario para todas y todos.
    Me encontré algo identificada con el concepto de facilitadora, hasta que se hizo énfasis en los momentos en que no aportamos ni formamos parte de esta construcción con quienes estamos en proceso de formación, entonces creo que en mi experiencia como capacitadora estoy en esa constante búsqueda: ampliar horizontes, ver más allá, abrir los caminos, las ideas que no veo, lo que aún no conozco, lo que estoy APREHENDIENDO en este momento, así que muchas gracias por la visión open mind, que apropio desde ya.

  15. He leído con mucha atención el contenido del capítulo dos y realmente me ha impactado. Nunca había analizado cada palabra por independiente. Nunca he impartido talleres como tal, le tengo mucho respeto porque alguien que imparta talleres o se pare frente a un auditorium debe poseer muchas cualidades. Cuando tenga la experiencia, trataré de ser una capacitadora.

  16. Saludos amigos y amigas:
    Interesante la definición de los apelativos de ¿quienes somos? en el Curso de Metodologías de Capacitación. En mi experiencia he desarrollado charlas informativas, en uno que otra ocasión capacitaciones, sin embargo me siento que me he desempeñado como capacitadora, comenzando por crear un clima amistoso, formando también parte del grupo y donde aprendemos juntos de forma reciproca.
    Con el curso mis conocimientos de capacitación se fortalecen y desempeño en el campo será mejor, de eso estoy segura.

  17. Buenas tardes mi actuación en los talleres siempre han sido de facilitador, ya que los talleres que he desarrollado han sido de desarrollo personal (autoestima, proyecto de vida, entre otros) en la cual doy esquemas prácticos para el participante saque de si lo que tiene dentro. Ahora bien después de dar lectura, analizar y estudiar el segundo capitulo pues me doy cuenta que he sido CAPACITADOR, entonces, «es abrir espacios, ampliar horizontes, elevar las miras, desarrollar las aptitudes y actitudes de las personas Dar cabida a nuevas ideas, propias y ajenas. A nuevas prácticas, rompiendo rutinas. Open mind».

  18. ¡Buenas! Aún no he tenido la oportunidad de dictar talleres, pero conociendo los distintos términos por ustedes desarrollados en este capítulo estoy segura que los dictaré como una capacitadora tomando lo mejor de cada apelativo.
    La idea es crear empatía e intercambiar conocimientos entre los participantes en el taller y de mi persona como capacitadora. ¡Así que manos a la obra!

  19. Saludos a todos, soy estudiante de Comunicación Social y es grato seguir este curso porque a través del mismo me estoy nutriendo en conocimiento que hacen de complemento con las clases en la Univerdidad.

    Anhelo con el tiempo convertirme en una excelente capacitadora, fomentando la participación, los cuestionamientos y se resolvera la temática expuesta…

    ¡Gracias por vuestra atención!

  20. Saludos, apenas disfrutando la video conferencia, (en diferido por problemas de conexión).
    En las oportunidades que he participado como capacitador en talleres de expresión oral, me he identificado con el rol de facilitador, (que no de facilista).
    Por eso estoy haciendo este curso, para aprender nuevas herramientas y compartirlas en esta hermosa tarea de CAPACITAR y CAPACITARNOS, porque evidentemente tenemos una gran oportunidad de aprender, gracias a la retroalimentación que nos aporta el grupo…

  21. creo que muchas veces me he comportado como instructora y no como capacitadora, y eso dificulta compartir las vivencias del conjunto. quiero proponerme dar el paso y ser capacitadora para dar lo mejor de mi y también del equipo que capacite en cada encuentro

  22. Saludos radialistas, es gratificante para mi compartir con ustedes y aprender de cada una de sus experiencias, me siento identificado como capacitador ya que he tenido la oportunidad de compartir en diferentes escenarios con muchas personas, soy una persona muy abierta a los demás ya que en cada encuentro se aprende se vive se siente, me encanta ver actuar a las personas que se metan en ese rol que quieren cumplir me alegra escuchar nuevas ideas plantearlas divertirme con ellas y llevarlas a un feliz termino.

  23. Saludos cordiales aun no he tenido la experincia como de impartir talleres sin embargo de acuerdo a lo leido en este capitulo pienso que hare lo posible por manejarme como capacitador.

  24. Soy licenciada en Español y Comunicación y mi labor la desempeño en una Institución Educativa con estudiantes de básica y Media. No he tenido la dicha de participar o dar algún taller, pero, si tuviera la oportunidad de hacerlo y atendiendo a la aclaración realizada en cuanto al significado de cada termino; me gustaría identificarme con el de capacitadora, ya que, cobija mucho de lo que hago con los estudiantes y con muy buenos resultados, donde la teoría cobra vida en la práctica, haciendo de este proceso un aprendizaje significativo, donde se ve fortalecido el trabajo en equipo y el desarrollo de valores que conlleva a unos resultados positivos y exitosos.

  25. hola buenos días en un taller no me identifico con ninguno tenemos unas herramientas y conceptos los cuales compartimos pero también aprendemos de los participantes para complementar el conocimiento un taller lo veo como un PRETEXTO para evolucionar.

  26. Luego de abordar estas definiciones siento que en muchas ocasiones he actuado como educadora, pero me quedaron conceptos para reflexionar

  27. Hola, buen día. Respondiendo a las preguntas, no he tenido la oportunidad de impartir un tallar de este tipo, considero que a lo que más se adapta a mi persona, es el termino facilitador, puesto que, he tenido la oportunidad de brindar a mis compañeros y amigos las herramientas necesarias para poder realizar un trabajo radial, los aspectos tecnicos y prácticos, así como también las diferentes estructuras para poder realizar proyectos radiofonicos en los diferentes formatos.

    la experiencia ha sido muy genial y enriquecedora puesto que, al momento de explicarles, también busco difierentes maneras o terminos no tan tecnicos para que me logren entender y de igual manera, una manera más sencilla de realizar lo que ellos/as necesitan.

  28. Jamás he dado un taller de éste tipo pero el termino facilitador me parece adecuado a pesar de que pudieramos convertírnos en provocador@s en los talleres para alborotar el avispero de las conciencias de l@s participantes y saldría a la luz una lluvia de ideas…

  29. He actuado como facilitador y como capacitador. Emprendo el viaje construyendo conceptos con el aporte del grupo, pero también contrapunteando. Luego, ahondo en temas en los que soy capaz de conducir a los colegas, sin descuidar el propio aprendizaje.

  30. Cordial saludo
    No trabajo en radio, pero si en educación y en este rol se puede hacer un recorrido por las diferentes cognotaciones del oficio. Algunas veces se conduce, otras se alimenta. Ya que la características de los seres humanos son diversas tanto en el rol de capacitador como de capacitado. En la educación, creo que, como en la comunicación es válido no soportarse en una sola forma de actuar. Claro en teoría y de manera pública es bueno hablar de esta última ‘capacitador’. Gracias por este tema tan interesante

  31. Como soy profesor de francés y en francés se dice formador a la persona que capacita o forma, entonces es el término que he utilizado. Pero en español, como bien se menciona en éste capîtulo, la palabra utilizada ha sido capacitador. Globalmente mi actuar ha sido como una mezcla entre facilitador, pero también de aportador de nuevos conocimientos, es decir, partimos de los conocimientos previos y vamos integrando nuevos conocimientos, o nuevas formas, conceptos, estrategias y luego hay una proceso de puesta en prâctica y evaluaciôn de los nuevos conocimientos.

    1. Estupendo tu comentario. En español, imagino que en francés también, «formador» viene de dar forma. De las «hormas» de los zapatos. En ese sentido es un poco impositivo. Pero estoy seguro que lo empleas de manera correcta.

  32. Pues en un humilde ejercicio de autocrítica, pienso que de los seis términos a los que se hace referencia he recurrido más al rol de profesor. Sin mala intención, pero quizá dominado por el ansia de transmitir y perdiéndome la riqueza de compartir. Con algunos momentos de educador y algo de facilitador, pero fagocitados por el profesor. Gracias a Dios nunca he actuado como instructor ni como maestro.

  33. En los cursos en los que participé cumplí el rol de auxiliar, en un primer momento me desempeñaba ayudando a los grupos a realizar las tareas que el o la docente pedía. Fue más un rol de acompañar y aclarar dudas ante la tarea.
    Luego, en el último curso en el que participé fui tallerista porque la metodología buscaba fomentar la participación y el debate y no la clase magistral de uno a muchos, otro punto importante es que no estaba sola sino que eramos un grupo de talleristas guiando las clases y problematizando lo que surgía. Creo que la experiencia de ser más de uno o una guiando la clase fue muy enriquecedora, siempre la mirada de una sola persona resulta sesgada y me siento mejor cuando el trabajo es conjunto.

  34. En la mayoría de las ocasiones que he actuado frente a grupos lo he hecho desde la posición creo de educador, aunque me gustaba entenderlo como facilitación y en un futuro cercano acercarme a la capacitación, que es la línea que nos gustaría seguir después de diversos contactos con otros procesos formativos, tanto aquí en España, como en las ocasiones que hemos tenido contacto con la realidad latinoamericana.
    Gracias por compartir estas magníficas definiciones.

  35. Cordial saludo a todos, capacitador como tal nunca, pero a traves del trabajo siempre he procurado compartir y evolucionar lo aprendido en y a traves de la radiodifusion.

  36. En diferentes talleres sobre promoción cultural que he tenido oportunidad de facilitar, he intentado varias dinamicas que ayuden a la mejor comprension, en ocasiones los roles cambian,,,el sistema o esquema en que se ha proyectado la formacion sistematica no permite nuevas direcciones, pero con pasion y entrega avanzamos…

  37. Creo que las ideas claras y palabras sencillas han sido una gran estrategia para comunicarme facilmente con los grupos pero también una buena manera de que yo misma entienda lo que estoy diciendo, jaja. Cuando hacemos trabajos por equipos, y se trata de un grupo de distintas edades, creo que es interesante observar la diversidad de generaciones y tomar de ahi el potencial que puede haber en los resultados de algun ejercicio. Procuro hacer énfasis en los puntos que considero relevantes, a veces haciendo pausas, pequeños «silencios» o «lanzando preguntas al aire», sin embargo, me preocupa que a veces pueda llegar a cansar un poco mi voz por querer «agotar» un tema, asì que inetegro recursos como audios o breves videoclips. No me gusta extenderme demasiado, ni terminar siendo repetitiva. Me parece importante intercalar los comentarios que hago durante el taller con la participación de los talleristas, ya sea preguntando sobre algo o pidiendo ejemplos. Por último, me gusta mucho integrar actividades lúdicas, fomentar la creatividad e imaginación, sobretodo cuando se trata de escribir o grabar.

    1. Mil disculpas, no entendi por completo la pregunta. Agrego lo que me faltó hace un momento: De las experiencias que he vivido creo que he actuado como educadora y también como capacitadora 🙂

      1. Todo lo que dices en tu comentario es correcto. Ideas claras, palabras sencillas. En realidad, lo que cansa no es la voz, sino el tono. Si el tono es apagado, cansa. Pero tú no tienes un tono apagado, sino dinámico. Así que, adelante!

  38. En Venezuela se ha tratado de seguir los métodos Robinsonianos, llamado así por el maestro de nuestro Libertador Simón Bolívar; quien usó el apodo de Samuel Robinsón en varias oportunidades para proteger su identidad. El nos invitaba a cuestionarnos, a ser buenos «educadores». En estos principios se basa la enseñanza en una institución del Estado que capacita tanto a jóvenes como adultos; el INCES. En esta institución participé en unos procesos de formación sobre producción de audio y sonido. La denominación que nos daba la institución era la de Maestro Pueblo. Pero también he servido en otros espacios como guía, facilitador, capacitador, pero sobre todo como amigo. Me han llamado de multiples formas, pero la más común es la de «profesor» a lo que contesto y pido que no lo hagan por más o menos las razones que en el artículo se esgrimen, pero la principal es que todos tenemos algo que aprender y nadie es dueño de todo el conocimiento. Cada uno de nosotros profesa un poco de algo.

    1. De acuerdo con tu comentario. En realidad, lo de menos es el nombre sino la actitud de quien asume la tarea de acompañar el aprendizaje. Un maestro como Simón Rodríguez tiene mucho que decirnos al respecto.

  39. Nunca he impartido un taller, pero de las descripciones dadas, me encantaría actuar como una capacitadora o una educadora… me parecen las mas acordes a mi filosofía. 🙂

  40. Creo que como muchas y muchas he ido evolucionando . Al inicio dando sendos discurso sobre la comunicación ,género y radio y luego el rol del facilitador . Desde hace algún tiempo generando la discusion ,probelmatizando y para ello desarrollando metodología de capacitación donde importa desarrollar saberes conceptuales, actitutudinales y procedimentales . Es importante entender que la capacitación genera procesos de interacción e interelación humana . No son pocas las veces en que los horizontes del capacitador /ra los abren los propios/as alumnos /as .

    1. Qué bien lo que comentas, Ana. Y qué bien que hayas dejado los «sendos discursos» y te hayas ido convirtiendo en una «problematizadora».

  41. Creo que como muchas y muchas he ido evolucionando . Al inicio dando sendos discurso sobre la comunicación ,género y radio y luego el rol del facilitador . Desde hace algún tiempo generando la discusion ,porbelmatizando y para ello desarrollando metodología de capacitación donde importa desarrollar saberes conceptuales, actitutudinales y procedimentales . Es importante que la capacitación genera procesos de interacción e iterelación humano . No son pocas las veces en que los horizontes del capacitador /ra los abre los propios/as alumnos /as .

  42. Saludos. Como siempre, feliz de aprender el sentido de las palabras de la mano de José Ignacio.

    Creo que de alguna forma he tenido en algún momento actitudes relacionadas con los términos presentados en este capítulo. Me educaron desde niño en y con el pensamiento bancario, vertical, magistral. Es difícil escapar de este sistema, sobre todo cuando uno cree -o le hacen creer a uno- que ya llegó a un nivel como quien llega a la cumbre de la montaña. Y que desde allí, por encima de todos, ya puede dictar cátedra.

    Desde que conozco el trabajo de José Ignacio y el de María -la hermana de José Ignacio, por si acaso-, del maestro Kaplún, de su compañera doña Ana y el de toda la gente radialista de nuestro continente, he aprendido que el intercambio de conocimientos, de saberes y de experiencias debe hacerse cada vez más horizontal y en sentidos múltiples. Y reflexionar en torno al uso de las palabras aporta muchas luces respecto a cómo debe ser nuestra actitud frente a la gente a la que vamos a servir y que nos va a enseñar también a nosotros.

    Me gusta las expresiones «capacitador» y «capacitadora». También me gustan «compañero» y «compañera».

    Por cierto, una pregunta: José Ignacio hablaba de la palabra «alumno». ¿Sigue vigente aquello de que significa «sin luz»?

    1. Qué bueno que hayas abandonado la educación bancaria que todos y todas recibimos… pero que sería terrible que la practicáramos con los demás.
      En cuanto a la palabra «alumno» no es cierto que signifique «sin luz». Alumno o alumna significa en latín «discípulo».

  43. Hola! Mis sinceras felicitaciones, todos y todas somos un equipazo!!.
    En mis talleres, he usado mas el termino “facilitadora y capacitadora”.
    Me agrada mucho por que trato de que en todo momento la participación se mutua.
    Saludos,

  44. Bueno mi experiencia como capacitador es dentro de un colegio secundario en mi ciudad. En una materia que denominamos T.I.C ( Tecnología de la Información y la Comunicación) dentro de la cual siempre hablo y trato de explicar sobre lo que es justamente la radio, el hecho de «hacer» radio y el fascinante mundo que es escuchar radio.
    Trato siempre de transmitir, fundamentalmente, la pasión que siento en cualquiera de las funciones que sea.

  45. Me doy cuenta que el origen de todas las palabras nombradas, capacitador, educador, facilitador (a) etc, tienen como objetivo guiar o conducir a un grupo de personas, ademas que estoy de acuerdo con el concepto de todos aprendemos de todos.
    En la actualidad no he brindado ninguna capacitación, pues soy estudiante de periodismo y vi en este taller la oportunidad de ampliar mis conocimientos.

  46. La verdad nunca he dado una capacitación radiofónica sólo he tenido el placer de locutar programas de radio, por eso me gustaría aprender a capacitar para compartir mis conocimientos con los demás y obviamente que los demás sean críticos y pueden desarrollar su conocimiento a partir de !i ayuda, también cuando he dado clases de otras cosas he sido facilitadora por eso me interesa aprender a ser capacitadora

  47. Genial, me encanto éste capítulo, jamás me puse a pensar el origen de éstas palabras y la diferencia que hay entre una expresión y otra. Gracias por darnos ese dato.
    Debo confesar que no he tenido aún la suerte de hacer de capacitadora en algún taller, justamente por ese motivo estoy en el taller, porque quiero hacerlo y quiero hacerlo bien. Gracias por el contenido, esta genial.

    1. Después de reflexionar sobre el tema, me parece que he tratado de ser facilitadora, en el sentido de hacer fácil lo que es o aparenta ser difícil, tanto en radio como en enseñanza de idiomas. Ojalá que, al mismo tiempo, haya abierto espacios, ampliado horizontes, desarrollado aptitudes y actitudes.

      1. Buenas noche hoy 9 de diciembre del 2015.Para ser facilitador es aquel ser humano le nace amor ,valores ,aptitudes .ser maestro,maestra es un mediador,lider participativo con vocacion de ser una persona activa ,creativa y que tenga amor a lo que hace, asi motivar al estudiante …

Responder a MARLON GONZALEZ SILVA / Bogotá, Colombia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *