Capítulo 6 – Videoconferencia curso incesto en los medios

ENVÍA TUS PREGUNTAS A: contacto@radioslibres.net

Viernes 14 de DICIEMBRE en este enlace: https://radioslibres.net/videoconferencias/

Y en los siguientes horarios:

11’00 Centroamérica y México.
12’00 Ecuador, Colombia, Perú, Panamá y Cuba.
13’00 República Dominicana, Venezuela y Bolivia.
14’00 Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile.
15’00 Brasil
19’00 Europa.

Capítulo 5 – El interés superior del niño y la niña: instrumentos legales internacionales

Si no conoces las leyes de tu país ni los instrumentos internacionales que protegen a niñas, niños y adolescentes, poca argumentación tendrás frente a las fallas de la justicia y no podrás exigir respuestas al Estado ni a la sociedad. En la mayoría de países, por ejemplo, se considera legalmente una violación si el abuso sexual ha sido cometido contra un niño o niña menor de 14 años. La gente suele no conocer sus derechos, resulta un gran aporte a la educación ciudadana si se los recordamos.

5.1. Principio del interés superior del niño y la niña

Es un conjunto de acciones y procesos enfocados en garantizar un desarrollo integral y una vida digna para niños y niñas. Se trata de una garantía para que, antes de tomar una medida respecto a niñas y niños, se adopten aquéllas que promuevan y protejan sus derechos.

El interés superior del niño es un concepto triple; es un derecho, un principio y una norma de procedimiento [22]:

  • Un derecho. Que el bienestar de las niñas y niños sea una consideración que prevalezca sobre cualquier otro interés cuando haya que decidir sobre una cuestión que le afecta .
  • Un principio porque, si una disposición jurídica admite más de una interpretación, se elegirá la que satisfaga de manera más efectiva el interés superior del niño y la niña.
  • Una norma de procedimiento. Siempre que se deba tomar una decisión que afecte a niñas y niños, el proceso deberá incluir una estimación de las posibles repercusiones en sus intereses.

El principio del interés superior del niño y la niña se normativizó por primera vez en el artículo 3 de la Convención Universal de los Derechos del Niño celebrada en 1989, que establece:

En todas las medidas concernientes a los niños (as) que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño (as)” lo anterior “se traduce en la garantía que tienen los niños y las niñas de gozar de una protección especial e integral que los reconozca efectivamente como sujetos de derechos; e impone a los Estados partes la obligación de prevenir la amenaza o vulneración de los derechos de los cuales son titulares los niños y las niñas.

Según la CIDH este principio es es un regulador de la normativa de los derechos del niño y se fundamenta en la dignidad de todo ser humano, en las características propias de los niños y niñas y en la entera necesidad de propiciar el desarrollo de los mismos, con el pleno aprovechamiento de sus potencialidades

5.2 Instrumentos legales internacionales

5.2.1 Declaración de los Derechos del Niño, Naciones Unidas, 1959.

El niño disfrutara de derechos tales como. protección especial y servicios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad; tiene derecho a un nombre y a una nacionalidad; derecho a gozar de los beneficios de la seguridad social y derecho a recibir educación, entre otros.

5.2.2 La Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, Naciones Unidas, 1989.

La Convención es el tratado de derechos humanos más ratificado de la historia: 195 países, todos los del mundo menos Sudan del Sur y Estados Unidos. La CDN tiene rango de ley y su carácter vinculante la hace de obligado cumplimiento. Los países firmantes deben incluir todos los aspectos de la Convención en sus leyes nacionales sobre derechos y protección a menores.

Artículo 1. La convención se aplica a todos los niños y las niñas menores de 18 años.

Artículo 19. Los Estados partes adoptarán todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger al niño contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, mientras el niño se encuentre bajo la custodia de los padres, de un representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su cargo.

Artículo 34. Los Estados partes se comprometen a proteger al niño contra todas las formas de explotación y abuso sexuales. Con este fin, los Estados partes tomarán, en particular, todas las medidas de carácter nacional, bilateral y multilateral que sean necesarias para impedir:
• La incitación o la coacción para que un niño se dedique a cualquier actividad sexual ilegal.
• La explotación del niño en la prostitución u otras prácticas sexuales ilegales;
• La explotación del niño en espectáculos o materiales pornográficos.

Artículo 36. Los Estados partes protegerán al niño contra todas las demás formas de explotación que sean perjudicial les para cualquier aspecto de su bienestar.

La Convención sobre los Derechos del Niño contempla tres tipos de derechos [23]:

  • De protección, como el derecho a la vida, a la convivencia familiar o contra todo tipo de abuso, violencia o explotación laboral.
  • De provisión, como el derecho a cuidados sanitarios, a un medio ambiente saludable o a los recursos para un adecuado desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.
  • De participación, como el de derecho a una identidad y nacionalidad, a recibir información o a opinar con libertad.

Estos derechos se basan a su vez en cuatro principios fundamentales: la no discriminación; el interés superior del menor; el derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo; y el derecho a la participación.

5.2.3 El Comité de los Derechos del Niño

Es el órgano de expertos independientes que supervisa la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño por sus Estados Parte. En su Observación General 13 dice que “la protección contra todas las formas de violencia debe considerarse no solo desde el punto de vista del derecho del niño a la vida y la supervivencia, sino también en relación con su derecho al desarrollo, que se ha de interpretar en consonancia con el objetivo global de la protección del niño”

5.2.4 Convenio del Consejo de Europa para la protección de los niños contra la explotación y el abuso sexual, 2007

Capítulo IV – Medidas de protección y asistencia a las víctimas / Artículo 14 – Asistencia a las víctimas
Art. 14 3. Cuando los progenitores o las personas a cuyo cargo se encuentre el niño estén implicados en la explotación o abuso sexual cometido contra el mismo, los procedimientos de intervención que se adopten en aplicación del apartado 1 del artículo 11 comprenderán:
– la posibilidad de alejar al supuesto autor de los hechos;
– la posibilidad de alejar a la víctima de su entorno familiar. Las condiciones y la duración de dicho alejamiento se establecerán teniendo en cuenta el interés superior del niño.

Capítulo VI – Derecho penal sustantivo / Artículo 18 – Abuso sexual
1. Cada Parte adoptará las medidas legislativas o de otro tipo que sean necesarias para tipificar como delito las siguientes conductas intencionales:
a) Realizar actividades sexuales con un niño que, de conformidad con las disposiciones aplicables del derecho nacional, no haya alcanzado la edad legal para realizar dichas actividades;
b) realizar actividades sexuales con un niño:

– Recurriendo a la coacción, la fuerza o la amenaza; o
abusando de una posición reconocida de confianza, autoridad o influencia sobre el niño, incluso en el seno de la familia;
o abusando de una situación de especial vulnerabilidad del niño, en particular debido a una discapacidad psíquica o mental o una situación de dependencia.

5.2.5 La Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW)

Es la “carta fundamental de derechos de las mujeres”, incluye a las mujeres en todo su ciclo de vida, por tanto, a las niñas. Es un instrumento internacional de carácter vinculante mediante el cual los países se comprometen a eliminar la discriminación contra las mujeres tanto en el ámbito público como en el privado y promover la igualdad de género. La ONU adoptó la CEDAW el 18 de diciembre de 1979 y al día de hoy ha sido ratificada por 189 Estados.

Artículo 1. Constituye discriminación contra las mujeres cualquier distinción basada en el sexo que suponga un menor acceso a o reconocimiento de cualesquiera derechos y libertades reconocidos.

LEYES NACIONALES

¿Conoces las leyes que regulan los casos abuso sexual incestuoso en tu país? Haz un resumen sobre la legislación actual de tu país.

5.3 Lectura y recursos recomendados

· Perú, el país de los 3 mil violadores de niñas
· Documental sobre la Campaña Callar No Es Amar, del Ecuador

5.4 Bibliografía

[22] https://es.wikipedia.org/wiki/Inter%C3%A9s_superior_del_ni%C3%B1o
[23] Amnistía Internacional

5.5. Tarea final

Echa un vistazo a lo que ocurre en tu vecindad y haz un reportaje corto (puede ser radiofónico, escrito o audiovisual) sobre el abuso sexual incestuoso aplicando las pautas dadas en el cap. 4: ¿cuáles constituyen acciones reñidas con las normas de convivencia social? ¿Cuáles son las que podemos percibir claramente, cuáles no? ¿Cuáles serían las prohibiciones sociales para una buena convivencia? Leyes civiles, religiosas, costumbres. Construye tu reportaje a partir de un caso. Y no olvides estadísticas y leyes.

Envíanos, antes del domingo 23 de DICIEMBRE,  el reportaje () a: tachi@radialistas.net

 


El abuso sexual incestuoso, el ASI, es una realidad lacerante e invisible en la sociedad. Tenemos que nombrarla y denunciarla para aportar desde nuestro trabajo a la existencia de niñas, niños y adolescentes felices, sin traumas, sin violencias, con vida plena. Podemos hacerlo. El curso es un esfuerzo por alcanzarles conocimientos básicos sobre el tema. Hay muchísimo más que aprender. Hay muchísimo trabajo por hacer.

Tachi Arriola
Tutora del curso

Capítulo 4 – Entre el delito y la espectacularización noticiosa

4.1 Los medios y la información sobre el abuso sexual incestuoso.

Una revisión sencilla de los diarios, al menos en nuestra región, nos revelará la abundante información sobre casos de abuso sexual incestuoso. La mayoría se ubica en sección sucesos, dedicada a crímenes y toda clase de delitos. Pocas veces encontramos artículos que ayuden a entender la violencia y el abuso de poder que encierra esta práctica.

Los medios de comunicación, lo sabemos, tienen gran incidencia en las percepciones de la población acerca de la vida, de lo que es correcto o no, de los problemas cotidianos. Los medios nos “conducen” hacia la formación de imaginarios, lo que pensamos y creemos ya sea individualmente o en sociedad.

De ahí la gran responsabilidad para tratar este tema. Dependerá del lenguaje que usemos para nombrarlo, de la carga moral, religiosa, prejuicios, superficialidad para mandar mensajes, el que formen opinión pública o no. Que ayuden a transformar la injusticia y el abuso o no. Que rompan las taras patriarcales o no.

Como escuché alguna vez, “El público pide la verdad a los medios, no importa cuál verdad. Y la repite y con la repetición se forman los criterios de evaluación de los hechos.”


Ejercicio

Veamos dos noticias y vayamos señalando lo que nos parezcan aciertos y errores en ambas, de acuerdo a lo que venimos trabajando en el curso:

EJEMPLO 1: Noticia aparecida en redes sociales como parte de una campaña.
ASESINATO DE SILVINA LA NIÑA VIOLADA DE LA QUE NADIE HABLO.😢

Ella era Silvina Nuñez. Su padrastro y su madre la asesinaron cuando apenas tenia 3 años, pero como era pobre nadie habló de ella. De cómo la abusaron y mataron.

Fue penetrada anal y vaginalmente. La vagina se le desprendió por el tremendo ataque y eso le causó una hemorragia. Mientras agonizaba y para borrar lo que le habían hecho, lavaron su pequeño cuerpecito con una manguera y lo dejaron tendido sobre la cama pero no conforme con ello, la ahorcaron porque lloraba del dolor (y según declaraciones del padrastro, ya le estaba molestando el sollozo) y con eso, pensaron que evitarían que se supiera lo de la violación.

Así acabaron con su inocente vida. Por Silvina no hubo llamados del Papa Francisco o de algún político, cantante, famoso o militante de ningún partido político. Tampoco hicieron movilizaciones, no cortaron la ruta, no hubo destrozos de ningún tipo y mucho menos se hicieron marchas en su nombre.

A Silvina la ultrajaron, la vejaron y después la asesinaron. Pero el hecho paso desapercibido. A nadie le importó, nadie contó nada, y ningún medio se hizo eco de lo sucedido.

A 20 días de tu muerte aún tus asesinos siguen impunes. Tu padrastro sigue libre, te cortaron tus alitas de angelito, con apenas 3 años.

Tu caso ya fue olvidado por todos pero nosotros seguiremos en la lucha.
TODOS VAMOS A COMPARTIR ESTO POR FAVOR, CON LA MANO EN SU CORAZON QUE SE HAGA JUSTICIA.
NiUnAngelitoMenos
JusticiaPorSilvina

Ejemplo 2: Noticia de la BBC [20]

Steven Pladl se mudó el año pasado a una localidad de Carolina del Norte, en el este de Estados Unidos, para establecer una familia con Katie Rose Fusco, con quien tuvo un bebé. Tras vivir varios meses en pareja, trataron de formalizar un matrimonio, pero a finales de enero pasado fueron detenidos. Y ahora enfrentan un juicio por incesto, adulterio y complicidad para delinquir, pues Pladl, de 42 años, es el padre biológico de Fusco, de 20.

En 1998, nada más nacer, la joven fue dada en adopción. Al cumplir 18 años, en 2016, buscó a sus padres biológicos y decidió irse a vivir con ellos a Richmond, Virginia, en el este de EE.UU.

La esposa de Pladl se fue de casa hace dos años tras descubrir que él estaba durmiendo con su hija. Luego se enteró de que Fusco estaba embarazada y los denunció.

Las legislaciones de Carolina del Norte y Virginia prohíben este tipo de relaciones y las sancionan con cárcel. Quienes incurren en ellas, de ser encontrados culpables, pueden enfrentar una pena de hasta 10 años de prisión.

A excepción de Nueva Jersey y Rhode Island, en los otros estados de EE.UU. el incesto es castigado por la ley. Sin embargo, hay varios países en donde esta conducta no es sancionada de forma legal.

Preguntas para el análisis

¿Quiénes protagonizan las noticias?
¿Es correcto usar los nombres y señas de quienes aparecen, victimarios y víctimas?
¿Cuál sería la diferencia más saltante entre los dos casos?
¿Qué les parece la narrativa en ambos casos? ¿Cuál es su lenguaje? ¿Es correcto o escandaloso?
¿Qué lecciones nos dan ambas noticias a partir de su desarrollo?

En los medios de comunicación, sobre todo escritos y digitales, las noticias del incesto suelen narrarse desde la espectacularización. Cuanto más cruda sea la descripción del hecho, se entiende que atraerá más consumidores. El morbo aumenta el rating, sobre todo cuando se tratan temas tabú. Lo prohibido, lo sórdido, lo pecaminoso. Se olvidan de la responsabilidad social de los medios de comunicación. Se les olvida que la gente cree en lo que le dicen. Veamos un ejemplo de información con datos útiles para la formación de la opinión pública.

Contexto de la noticia

La noticia de la BBC es completada con una serie de datos que ayudan a la comprensión de este grave problema social. La información resulta en un reportaje sobre los países en los que el incesto no está castigado por la ley (y por qué en la mayoría de países sí lo está). A continuación, el contexto que ofrece la BBC:

Varias naciones desarrolladas no tienen normas que sancionen las relaciones sexuales entre dos adultos con un vínculo familiar directo o indirecto , lo que constituye incesto. Aunque en esos lugares sí hay leyes que persiguen las relaciones sexuales de un adulto con un familiar menor de edad , considerándolas violación.

En España, por ejemplo, el incesto no está tipificado como delito, aunque no está permitido el matrimonio civil entre adultos con vínculo familiar hasta el tercer grado colateral: un tío o tía no puede casarse con su sobrino o sobrina. En cambio, en Portugal el matrimonio está prohibido hasta el segundo grado colateral, por lo que hermanos no pueden contraer matrimonio, pero sí los tíos con sus sobrinos. En Francia la ley dice que el matrimonio puede ser autorizado por orden presidencial entre parientes políticos cuando haya fallecido la persona que formó la relación. China, Japón y Rusia son otras naciones donde las relaciones incestuosas no están penadas pero el matrimonio civil tiene restricciones. En otros países sí se acepta, aunque con matices: en Suecia está permitido el matrimonio entre hermanastros que tengan a un padre común. Pero para ello requieren de un permiso especial del gobierno. En Holanda no está penado, pero sí está prohibido el matrimonio entre hermanos consanguíneos o adoptivos, y en el caso de familiares del tercer y cuarto grado, debe haber una dispensa legal para casarse.

En la mayoría de esos países no es castigado siempre y cuando la relación sea consensuada entre dos adultos con facultad plena de tomar decisiones. Es el caso de Brasil , pero en este país latinoamericano la ley tampoco sanciona el incesto entre dos menores de edad (la relación entre un adulto y un menor está prohibida). En los casos de Italia y Uruguay sus respectivas leyes castigan el incesto que derive en “escándalo público”, una definición que se presta a la ambigüedad de qué es exactamente “escándalo”. Por el contrario, Australia es el país con los castigos más severos contra el incesto en sus leyes, donde una persona sentenciada puede pasar más de 20 años en la cárcel por ese delito.

¿Por qué no sancionarlo?

El incesto es una práctica que se remonta a antiguas civilizaciones como la egipcia, griega y romana, pero fue desde que se desarrolló el Derecho Romano en que se comenzó a sancionar.
Carlos Welti, maestro en Ciencias Sociales de la Universidad de Chicago, explica que su persecución en las leyes cumple una función de proteger la organización familiar y su subsistencia como base de la sociedad.

“La prohibición del incesto permite el funcionamiento de esta organización, la familia, pues identifica claramente los roles que debe cumplir cada uno “, explica Welti a BBC Mundo.

Sin embargo, señala que la justicia también puede prever que el castigo contra víctimas sea revertido luego de que se comprueba que la relación no era consensuada.

Una mala idea

Algunos defienden de la práctica del incesto como parte de la libertad sexual entre adultos .
Para ellos las leyes contra el incesto estén basadas en concepciones morales. Pero más allá de las consideraciones legales, el incesto tiene otras implicaciones cuando una pareja concibe un hijo.

Un análisis llevado a cabo en la antigua Checoslovaquia es un caso paradigmático sobre el incesto. Entre los nacidos entre 1933 y 1970 de padres que eran parientes en primer grado, un 40% tenían discapacidades y un 14% murieron.

La doctora Debra Lieberman, una especialista del tema de la Universidad de Miami, explica a BBC Mundo que procrear con un familiar “aumenta drásticamente las posibilidades de obtener dos copias de un gen perjudicial, en comparación con la reproducción con alguien de fuera de la familia”.

“En general, cuanto más cercana es la relación genética de una pareja que procrea, mayor es la probabilidad de que las consecuencias de los genes perjudiciales y los patógenos se materialicen en su descendencia, lo que da como resultado muerte prematura, malformaciones congénitas y enfermedad es “, explica.

Sin embargo, también señala que solo se trata de un aumento de posibilidades, no una consecuencia directa.

Además, señala que hay estudios que apuntan a que hay “mecanismos” biológicos que llevan a los humanos a tener “aversiones sexuales” hacia padres y hermanos .

Relación desigual

La actriz y cantante Mackenzie Phillips escribió el libro High Arrival , en el que describió las consecuencias negativas que tuvo para ella pasar por una relación con su padre, el cantante John Phillips , de The Mamas & The Papas.

Aseguró que esa relación que en algún momento interpretó como consensuada la llevó a experimentar abuso de drogas y deterioro de su salud mental: “No importa qué tipo de incesto sea, es un abuso de poder”.

Y es que muchos especialistas señalan que es casi invariable que hay un desequilibrio de poder en las relaciones incestuosas.

“No se puede tener un consentimiento informado si la relación de poder ya existe”, señala Robert Geffner, del Instituto de Violencia, Abuso y Trauma de la Universidad Alliant, en San Diego (EE.UU).

Quienes participan en relaciones incestuosas entre padres e hijos, aun siendo adultos, viven una “mezcla” de emociones que van desde el poder, el amor, el afecto, la atención y el abuso, señaló en una entrevista con la cadena ABC.

De ahí que las relaciones incestuosas, aún cuando los integrantes sostengan que es consensuada, en muchos casos parten de un posición de poder en la familia.
“En realidad, las relaciones incestuosas son una manifestación de abuso entre personas en donde las relaciones de poder son claramente inequitativas”, señala el sociólogo Carlos Welti.
“Las relaciones incestuosas complican en extremo en esa asignación de roles. Una pareja conyugal que mantiene relaciones sexuales con la hija, o la madre con el hijo, desdibuja los roles”, añade.

A pesar de ello, el experto reconoce que hay países que no lo persiguen por un espíritu de protección de víctimas de abuso sexual.

El no castigarlo ayuda a que personas que sufren una relación no consensuada puedan denunciarlo con mayor facilidad, pues no temen a ser acusadas de incesto o a una posible pena de prisión.
“Hay países en que se asume que castigando la relación incestuosa no se reconoce la vulnerabilidad de los individuos que sufren una relación claramente inequitativa en relaciones de poder en el núcleo familiar”, explica Welti.

Test para aplicar a nuestro trabajo

¿Cómo estamos produciendo nuestras noticias, artículos, reportajes acerca de estos casos?

PREGUNTAS NO
¿Mis titulares son sensacionalistas?    
¿Los detalles de mi noticia son superficiales y morbosos?    
¿Doy el nombre de la víctima y callo el del victimario?    
¿Uso lenguaje inclusivo, no sexista, con los conceptos claros y correctos?    
¿Investigo antes de escribir?    
¿Busco fuentes confiables?    
¿Contextualizo mi noticia?    
¿Reconozco en mi artículo algún prejuicio patriarcal o religioso?    
¿Justifico al agresor diciendo que es un loco, borracho o drogadicto?    
¿Mi artículo se fundamenta en los derechos humanos?    
¿Conoces instrumentos legales internacionales y legales que apoyen lo que argumentas?    

Este test es individual. Si lo respondes con absoluta sinceridad, sabrás cómo estás trabajando. Y si sigues atentamente este curso, puedes rectificar y hacer buenos artículos sobre este terrible delito contra nuestras niñas, niños y adolescentes.

Ejercicio: Dos versiones sobre una misma noticia

Padre viola y mata a su hija de un año y 8 meses: El autor del crimen era funcionario municipal.

ERBOL.- Una niña de sólo un año y ocho meses de edad perdió la vida después de haber sido violada y golpeada por su propio progenitor, identificado como Juan Parcelo Arce (34), quien era funcionario del municipio de Cochabamba y habría protagonizado el macabro crimen en los depósitos de la Alcaldía, informó la Policía.

Se conoce inicialmente que el hecho se registró a las 16.00 del lunes en los ambientes municipales ubicados en la Calle Baptista y Ecuador, donde el acusado de este crimen cumplía la función de encargado de los depósitos y almacenes, reportó la radio Pío XII de la Red ERBOL.

“Se identificó al autor del hecho delictivo y se procedió a la aprehensión del progenitor (de la niña), se hizo la autopsia correspondiente al cadáver y el médico forense establece como causa de la muerte hemorragia interna, rotura intestinal y el bazo, también se confirmó que habría existido agresión sexual”, dijo hoy el informe del vocero de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) Cochabamba, Juan Carlos Corrales.

La pequeña, de nombre Milagros, fue fruto de una relación extra matrimonial de Arce. Según “Opinión”, este funcionario municipal conoció a la madre de la víctima hace tres o cuatro años y la engañó diciéndole que su esposa lo abandonó y a sus dos hijas. La enamoró y ella quedó embarazada pero nunca quiso casarse con la mujer de 37 años. Al nacer Milagros, su padre la reconoció pero se negaba a mantenerla y comenzó un período de discusiones por el monto de la asistencia familiar.

Arce llamó a la mujer y le dijo que llevara a su hijita al trabajo, que quería verla. Ella se la entregó y fue a realizar un trámite a una telefónica en el que se demoró una hora y media. Cuando volvió, el portero de la Alcaldía le dijo que Juan trasladó a la niña al hospital porque “se puso mal”, según la publicación.

La madre fue al hospital Manuel Ascencio Villarroel y los médicos le dijeron que la niña había llegado ya sin vida y que sus lesiones en el pecho y en los genitales eran muy graves. Sobre este hecho, el alcalde Edwin Castellanos dijo que debe caer todo el peso de la ley sobre esta persona acusada de la violación y asesinato de la niña.

“Creo que realmente es un hecho escalofriante, es una tragedia y lamentamos mucho, que la justicia actué con todo el peso de la Ley”, manifestó. La jefa de Servicios Legales Integrales Municipales, Raquel Melgar, en tono indignado, señaló que el Alcalde se convirtió en parte querellante contra este funcionario pero por el lugar donde ocurrió el hecho.

“Se está querellando contra este funcionario pero por el lugar donde ocurrió, sin embargo, consideramos de manera individual que hay una justicia y todos los mecanismos fueron activados”, apuntó.
Publicado por: Luz Mendoza


!Indignante! Padre viola y mata a su hija de un año y 8 meses

Cochabamba. Milagros Romina Arce Ayala de un año y 8 meses de edad murió luego de sufrir la más cruel tortura en manos de su padre, Juan Marcelo Arce, un funcionario municipal, quien se negaba a darle asistencia familiar.

Funcionario viola y asesina a su bebita en predios municipales Diario Opinión, Cochabamba, Bolivia

El presunto autor Juan Marcelo Arce confesó a la Policía que golpeó a su niña y ella ya respiraba.

Se llamaba Milagros y sólo pudo vivir 20 meses en esta tierra. Su padre, un funcionario municipal, está acusado de haberla torturado, violado y asesinado de la manera más atroz que alguien pueda imaginar. Y lo hizo dentro de una repartición de la Alcaldía del Cercado, aprovechando su condición de encargado de Depósitos y Almacenes en la calle Baptista, casi Ecuador.

Milagros fue fruto de una relación extramatrimonial de Juan Marcelo Arce de 34 años. El funcionario conoció a la madre hace tres o cuatro años y la engañó diciéndole que su esposa lo abandonó a él y a sus dos hijas. La enamoró y ella quedó embarazada pero nunca quiso casarse con la mujer de 37 años, aseguró un pariente. Al nacer Milagros, su padre la reconoció pero se negaba a mantenerla y comenzó un período de discusiones por el monto de la asistencia familiar.

El lunes 14 de enero, Juan llamó a la mujer y le dijo que llevara a su hijita al trabajo, que quería verla. Ella se la entregó y fue a realizar un trámite a una telefónica donde se demoró una hora y media. Cuando volvió, el portero de la Alcaldía le dijo que Juan trasladó a la niña al hospital porque “se puso mal”.

La madre fue al hospital Manuel Ascencio Villarroel y los médicos le dijeron que la niña había llegado ya sin vida y que sus lesiones en el pecho y en los genitales eran muy graves.

De acuerdo a los resultados de la autopsia, Milagros murió a las cuatro de la tarde debido a una “hemorragia interna, a la ruptura del bazo y de las asas intestinales”. El informe señala, además, que la bebita sufrió la fractura de dos costillas, tenía signos de violencia en la nariz, en la boca, desgarros genitales muy graves, ruptura del colon y la cavidad abdominal llena de coágulos de sangre.
La hipótesis de los investigadores es que la pequeña fue golpeada, violada y que luego su agresor se subió sobre su pecho y saltó sobre ella hasta matarla.

Juan Marcelo Arce llevó a su hija al hospital y cambió su versión dos veces ante los investigadores. Primero dijo que su hija ensució sus pañales y que fue a comprar otros dejándola encerrada con llave en el depósito municipal. Al volver descubrió que la niña se había atragantado comiendo un chocolate, por lo que le introdujo sus dedos a la garganta para salvarle la vida. Cuando los investigadores le preguntaron porqué llevó desnuda a la niña al hospital sostuvo que se había mojado con un vaso de agua. Empero, las ropas de la bebita estaban secas en el depósito. Después cambió su versión y admitió que él había golpeado a su hijita en el piso y al ver que no respiraba la había llevado al hospital.

VIOLENCIA ANTERIOR
Según un tío materno de la niña, Juan Marcelo Arce trataba de evitar el pago de asistencia familiar y la criatura siempre fue un obstáculo. “La mamá le pidió Bs 800 de ayuda y él le ofrecía 500, pero nunca le dio dinero y más bien intentó reconquistar a la madre para convencerla de que no le iniciara un proceso legal”. En ese ínterin, Juan pedía quedarse con la pequeña mientras la mamá salía a hacer diferentes gestiones y cuando ella volvía, hallaba a su hijita con moretones, rasmilladuras y otros signos de violencia.

Al principio, Juan decía que la bebé se cayó, que se golpeó accidentalmente y le prometía tener más cuidado. Sin embargo, la niña mostraba rechazo a quedarse con él. El 1 de agosto de 2012, las huellas de violencia en Milagros fueron mayores.

“Creo que tenía 28 días de impedimento y ella presentó denuncia contra él en la Felcc, pero Juan Marcelo y sus abogados la amenazaban diciéndole que él era pariente del alcalde Edwin Castellanos y que con la ayuda de su esposa, la fiscal Mancilla, el caso no iba a prosperar y fue así, no avanzaba el caso que el Ministerio Público debía seguir de oficio”.

La fiscal y esposa del Alcalde, Claudia Mancilla, negó que ella o la autoridad municipal tengan algún parentesco con el presunto autor de este hecho. “No, de ninguna manera es nuestro pariente y aunque hubiera sido un familiar jamás podríamos interceder por alguien que comete un delito, cualquiera que fuere. Si esta persona ha levantado nuestros nombres para pretender salir impune, vamos a iniciarle un proceso legal porque no es así”, sostuvo Mancilla.
Investigadores y forenses coincidieron que es el crimen más atroz que vieron a lo largo de sus respectivas carreras.

EL ALCALDE SERÁ EL ACUSADOR
La Alcaldía Municipal del Cercado se convertirá en parte acusadora contra Juan Marcelo Arce, quien usó predios estatales para cometer un delito tan grave contra una criatura que ni siquiera podía pedir auxilio, dijo ayer la directora de Género y Generacional, Raquel Melgar.

“Esta persona podría tener rasgos psicopáticos, pero eso no justifica lo que hizo. Él trabajaba en esta institución y es una persona responsable de sus actos, lo que vamos a pedir es que todo el peso de la ley caiga sobre él y el mismo señor Alcalde se está haciendo parte de la imputación”, sostuvo la autoridad.

Los investigadores de Homicidios preparan una segunda inspección a la escena del crimen porque debido a la gravedad del daño en los genitales de la niña, no descartan que el agresor haya usado un objeto para abusar.


Haz un cuadro comparativo de ambas noticias

  ERBOL DIARIO OPINIÓN OBSERVACIONES
Titular      
Protagonismo      
Descripción de personas involucradas      
Lenguaje      
Contexto      
Conceptos contenidos      
Otro      

Imagen cortesía de: http://cenitpsicologos.com

4.2 ¿Qué pasa con la justicia?

Las fuentes más usadas por los y las periodistas son los partes policiales y los informes judiciales. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado ya que suelen cometerse muchos errores de concepto, de procedimiento, prejuicios sociales y patriarcales y dogmas religiosos en sus procesos. Corremos el riesgo de repetir lo que dicen esos partes. Habrá que hilar fino y buscar otras fuentes especializadas que nos den luces para nuestro trabajo periodístico. Y que nos permita acompañar en la exigencia de derechos a las niñas, niños y adolescentes.

Los más comunes errores judiciales son:

  • Usar el Síndrome de alienación parental (SAP): acusar, sobre todo a la madre, de manipular a la niña o al niño contra su padre. Esto ocurre si la denuncia por incesto se da en medio de un proceso de divorcio, por el régimen de visitas o porque la madre pide pensión de alimentos.
  • No escuchar ni creer la palabra de las niñas, niños y adolescentes (si no las asesinaron): “si no hay lesión, no hubo abuso”
  • Revictimizarlas repitiendo una y otra vez el interrogatorio. Existe el método más eficaz para interrogar una vez y grabar el testimonio de las víctimas: la Cámara de Gessel.
  • Demora en el procedimiento. Muchos casos prescriben o son sobreseídos (dejar de tramitar la causa por “falta de pruebas”).
  • Culpar a la madre.
  • Culpar a la niña o a la adolescente, lo que justifica el acto violento.
  • Dar crédito al abusador si es el padre, el cura o un maestro.
  • Demorar las medidas de protección a las pequeñas víctimas para evitar el contacto con su abusador.
  • Desestimar las pruebas del abuso sexual incestuoso.
  • No informar a las niñas, niños y adolescentes de sus derechos y medidas para su protección.
  • Jueces o juezas no especializadas para tratar la violación sexual incestuosa.
Síndrome de alienación parental, SAP.

El SAP es la abreviatura de lo que algunas personas vienen llamando Síndrome de Alienación Parental. Lo resumen como la manipulación por parte de la madre o el padre. Suelen adjudicar este rol a la madre acusándola de azuzar y enfrentar a sus hijas e hijos contra el otro progenitor, generalmente el padre. El SAP no está reconocido como válido por la OMS, Organización Mundial de la Salud. Incluso muchas asociaciones científicas de renombre lo llaman un peligroso fraude pseudo-científico. Fue creado por Richard Alan Gardner, un médico estadounidense que trabajó como voluntario en la división psiquiátrica infantil del Columbia College de la Universidad de Columbia desde 1963 hasta su suicidio en el año 2003, envuelto en polémicas acusaciones de pedofilia y pederastia. [21]

La Cámara de Gesell es un instrumento para entrevistar a menores, hasta los 17 años, que hayan sufrido violación, a fin de no revictimizarlos repitiendo su testimonio. Se evita que la víctima pase por el investigador policial, el médico forense, el psicólogo, la trabajadora social, el fiscal, el juez de garantías penales y, por último, de los jueces integrantes del tribunal, agravando el trauma causado por el abusador.

La cámara consta de dos habitaciones divididas por un espejo de un lado y una pared transparente del otro. Como los casos de abuso sexual incestuoso son secretos o no dejan huellas, ni hay testigos, se debe reconstruir el hecho. Y se hace grabando y filmando la memoria de la víctima. La entrevista la deben realizar psicólogas o sicólogos con conocimientos y experiencia en violencia infantil. El juez o la jueza pueden tomar este testimonio como una de las más importantes pruebas.

4.3 Las más comunes ideas erróneas, estereotipos y prejuicios sociales:

Cuando denuncias al padre de tu hija por abuso sexual comienza un proceso de humillación en el que nadie te cree. Me acusan de tener celos para justificar las denuncias de mi hija contra su padre por abusos sexuales. Susana

  • Culpar a la madre: no cuida bien a su hija. O no atiende como “debe ser” a su marido. O miente porque odia a su marido.
  • Culpar a la niña: las niñas son mentirosas y coquetas. Quieren plata (si son adolescentes)
  • Atribuirlo a la suerte o a que Dios ha querido así.
  • Es un pecado, la justicia divina va a castigarlo.
  • La niña no va a sufrir tanto porque es mujer y alguna vez le iba a pasar eso. Se casará y se olvidará.
  • La violencia contra hijas e hijos está naturalizada: a mis hijos los educo yo. Son mis hijos y yo los castigo como me parece.
  • Son asuntos privados, para qué meterse. No quiero líos.

4.4 Entonces, ¿cómo tratar los abusos sexuales incestuosos en el trabajo comunicacional?

  1. Trabajar siempre con enfoque de derechos y desde el principio del interés superior del niño.
  2. Subrayar que es una violencia extrema y un delito. Que constituye un abuso de poder.
  3. Evitar fotos, nombres, señas de niñas, niños y adolescentes que hayan sufrido la agresión. Los delincuentes son los agresores y hay que identificarlos.
  4. Respetar la privacidad y dignidad de las niñas, niños y adolescentes que hayan sufrido abuso.
  5. No publicar testimonios sin permiso de sus protagonistas o representantes si fueran menores de edad.
  6. Conocer los instrumentos legales que protegen a la niñez. Los internacionales y los nacionales.
  7. Examinar las políticas públicas de prevención y protección de la infancia en tu país.
  8. Incluir en el artículo estadísticas que fundamenten tu trabajo y muestren la dimensión del problema.
  9. Usar los términos correctos. Y no olvidar el lenguaje inclusivo, no sexista.
  10. Recurrir a fuentes especializadas en infancia que sean confiables (personas, organizaciones).
  11. Evitar la espectacularización y el morbo en la narrativa de estos abusos.
  12. Tener en cuenta que los niños, niñas y adolescentes NUNCA son culpables de estos abusos.
  13. Insistir el que las niñas y los niños, sobre todo en edad preescolar, NO MIENTEN NI INVENTAN agresiones sexuales.
  14. No describir al abusador como un loco o un monstruo. Es una persona como cualquiera.
  15. Entender y transmitir que SIEMPRE los abusadores son los culpables por su mayoría de edad, autoridad, poder y fuerza. Si levantas el perfil del abusador (“era una persona muy correcta, buen vecino…”) quitas gravedad a su delito.
  16. Investigar, da seguimiento a los casos y contextualízalos.
  17. Cuidar de no transmitir prejuicios y dogmas religiosos que perpetúen la violencia.
  18. Jamás entrevistar juntos al abusador y a la víctima. Ni dar voz autorizada al agresor.
  19. Dar un enfoque integral a la información sobre el ASI, toda vez que se suman muchos factores: pobreza, violencia familiar, explotación sexual y laboral, educación, salud, discapacidad, sexismo, silencio.
  20. Evaluar permanentemente tu trabajo periodístico. Y aprender sin cansarse.

4.5 Lecturas y recursos recomendados

· Incesto y medios de Comunicación en Colombia
· La Correctora

4.6 Bibliografía

[20] https://www.24horas.cl/noticiasbbc/los-paises-en-los-que-el-incesto-no-esta-castigado-por-la-ley-y-por-que-en-la-mayoria-de-paises-si-lo-esta-2660556

[21] https://www.mentesana.es/psicologia/hijos/sap-es-trampa-no-existe_1124

Capítulo 3 – Abuso sexual incestuoso, ASI

Imagen cortesía de: http://eldia.com.do/

Existen diferencias legales y morales entre el incesto como relaciones sexo afectivas consensuadas entre personas adultas emparentadas biológica o políticamente y el abuso sexual incestuoso, cuyas víctimas son niñas, niños y adolescentes. En este capítulo trabajaremos sobre todo lo referido al segundo concepto.

Yo estaba pequeña, como de 7 años. Fue cuando me sucedió eso. Como allá las casas están separadas, así como son aldeas, me llevaba así a las milpas, ahí me tocaba, me decía que si yo no me dejaba y que le decía a mi mamá que mi mamá me iba a pegar y que así tenía la culpa, que no sé qué…

Me violaba, me golpeaba por cualquier cosa, no me dejaba acercar a nadie, y siempre tenía el arma cargada. Yo voy a ir preso, pero a vos te mato antes, me decía. Juana.

Mi padre y mis hermanos me llevaban al monte, me amarraban a un árbol y me violaban uno a uno. Mi madre trató de defenderme, pero casi la matan a golpes. Sonia.

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la ocultan, escribe Carolina Vásquez Araya, periodista chilena.[14]

El ASI, Abuso Sexual Incestuoso, supone un ejercicio de poder contra niñas, niños y adolescentes que puede ocurrir de manera violenta pero, por lo general, tiene una dinámica lenta, de a poco, en la que el abusador va preparando el camino seduciendo a su futura víctima. Este proceso puede ser muy sutil, muy aparentemente amoroso, hasta llegar a la violación de la niña o el niño. Y el silencio.

Imagen: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/306450/Protocolo_Prevenci_n_Abuso_Sexual_2017.pdf

3.1 Características del abuso sexual incestuoso

Por coerción

  • Se produce por largo tiempo, puede durar años. Una niña de 3 a 5 años no podría soportar una penetración. Entonces, el padre abusador, o el abuelo, o el tío o el padrastro, esperan pacientemente que su víctima sea un poco mayor. La seducción, las caricias tiernas, el asegurar un amor especial, hacen que las niñas y los niños confíen en esa persona que, además de cuidarlas, las ama por sobre todas las cosas. Y aunque las caricias no sean “tan” agradables, se convierten en una forma de relación “normal”.
  • Se repite en muchísimas ocasiones. Una vez conseguida la voluntad o el miedo de su víctima, el abusador volverá una y otra vez a agredirla sexualmente. El silencio de la víctima por miedo o por confusión de sentimientos lo protege.
  • Quien lo hace es un familiar o tutor que vive en la misma casa. O es asiduo visitante. El abuso se produce, desgraciadamente, en el hogar, dentro del entorno familiar. Es así que la casa se convierte en el lugar más peligroso para las niñas y los niños.
  • Luego de consumado el hecho, el violador amenaza o convence a su víctima para guardar el secreto. Por lo general, el violador se transforma en una persona violenta. Y la niña o niño tiene miedo de contar para no poner en riesgo a su madre o hermanitas. También porque teme que nadie le creerá. O la acusarán de ser ella la responsable de su desgracia.
  • Las niñas, niños y adolescentes siempre son las víctimas frente al agresor que es una persona adulta en posición de poder sobre sus víctimas. Y sucede en todas las clases sociales, no es producto de la pobreza, sino del abuso de poder.

Por Asimetría de poder

  • La edad. La mayoría de abusadores sexuales son bastante mayores (padre, abuelo, tutor), aunque el ASI también se da entre menores (hermanos, primos). No necesariamente tiene que ser una persona mayor de edad, sí ser mayor que la víctima.
  • La autoridad. El niño y la niña han sido educados en la obediencia a la persona adulta y no pueden discriminar lo bueno de lo malo, más cuando se trata de su padre.
  • Experiencia sexual. El agresor o agresora tienen una mayor experiencia sexual, mientras la niña y el niño no tienen ninguna. Pueden llegar a pensar que “es normal”.

La asimetría de la relación obliga al menor, niño o niña, a acatar la orden del adulto, sea éste hombre o mujer. El hombre adulto, inclusive, tendrá mayor autoridad para imponer su voluntad que la mujer adulta, estadísticamente hablando. Cuando el infante es niña, su obediencia al adulto macho es doblemente esperado por la sociedad, pues están comprometidas dos asimetrías: La de la edad y la de género. Así, el padre, el padrastro, el abuelo, el tío son capaces de imponer su voluntad a los niños de su familia, sobre todo a los del sexo femenino. [15]

A menudo, las mamás, en su afán de hacer que sus niñas y niños sean agradables y sociables con las personas adultas, las obligan a abrazar y a besar a gente desconocida. O a parientes.

  • Saluda a tu tío
  • Dale un beso a mi amigo

Si la niña se opone, va la reprimenda

  • Qué niña tan malcriada.
  • Perdona, es una chusca

O las dejan al cuidado de personas a las que las niñas y niños no quieren o temen: un pariente, un tutor, un empleado, el padre de su amiguito. O su propio padre. Los niños y las niñas están cerca, al alcance del abusador.

O la niña sufre maltrato infantil de parte de sus padres. Su cuerpito es castigado y la pequeña piensa que no sirve, que es mala, que puede recibir castigo sin protestar porque así lo determinan los adultos que deben cuidarla y amarla. En el futuro, cualquier agresión la hará sufrir en silencio y con culpa.

O los niños y las niñas están privados de los cuidados básicos, sufren desnutrición, no van a la escuela, enfermos, sin cariño, en hacinamiento, sin derechos de ninguna clase.

Otra constante en muchas familias es la distancia de los padres y madres con sus hijos. No los atienden ni interaccionan con ellos. Y cuando hay algo importante que los niños o las niñas quieren confiarles, las llaman fantasiosas, inventoras y hasta mentirosas. ¿Cómo confiarles su dolor cuando han sufrido una agresión?

Estas situaciones, por demás comunes, “preparan” a las niñas y a los niños al silencio, a ser presas fáciles de abusos sexuales. Algunas, se enteran que lo que su padre le hace no es normal cuando una amiguita cuenta lo que le pasa o cuando son capaces de leer o ver las noticias de casos como el que sufre. Sumemos la total falta de educación sexual, el desconocimiento de su cuerpo, de su derecho a la privacidad, a no ser tocada, a no ser violentada.

3.2 Abuso sexual a menores y abuso sexual incestuoso

Abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes Incesto (abuso sexual incestuoso)
Es la violencia sexual a niños, niñas y adolescentes por cualquier persona desconocida fuera de su círculo cercano. Es una de las peores formas de violencia contra la niñez y adolescencia puesto que es perpetrado por personas de su familia.
El abuso sexual es un delito que no discrimina si su víctima es un niño o un adulto. El abuso sexual incestuoso a niños y niñas no está tipificado como delito, pero es un agravante en caso de violación a menores.
Relaciones sexuales forzadas y violentas. Relaciones sexuales asimétricas logradas por medio de la seducción y/o violencia. El abusador manipula a su víctima y se aprovecha de su vulnerabilidad.
Episodio aislado por lo general. Abuso continuado y desde muy temprana edad. El abusador “acostumbra” o somete por el terror a su víctima.
La familia denuncia y busca justicia. La familia esconde, mantiene el secreto. Cuando busca justicia se produce un caos en la estructura familiar.
Las lesiones físicas son evidentes. La detección del niño o la niña que fue o está siendo víctima de abuso sexual depende de escucharle y creerle para saber qué pasó. No se dan evidencias físicas.
Puede haber testigos. No hay testigos o se callan. Es un secreto familiar. Las niñas y los niños con discapacidad son las más vulnerables.
Es un delito que causa dolor y sufrimiento. Contiene “beneficios” para el niño o la niña incestuada (regalos, poder en la familia). Sin embargo, todos los incestos son destructivos y traumáticos.
No es consensuado. No es consensuado. Es abuso de poder de un familiar adulto con un niño o niña.
Ocurre fuera de la casa. Ocurre en el entorno familiar, en la casa.
El abuso es claro. El abuso causa confusión en las víctimas. Y se culpabilizan.
Se denuncia y obtiene apoyo jurídico, médico y sicológico. La legislación es clara respecto a este delito. Se denuncia poco. Los niños y niñas que han sufrido incestos o abusos sexuales continuos sufren las “secuelas del silencio”, un sentimiento de culpa, vergüenza y baja autoestima.

3.3 ¿Los incestos son casos aislados?

Las cifras son alarmantes y fácilmente se puede sospechar que son registros incompletos. Que la verdad se oculta detrás de la vergüenza y el silencio.

― Mi papá hace un pipí blanco.

― Yo no me enteraba porque estaba dormido.

― Me dice que no se lo diga a nadie. Que él me quiere.

Según Unicef en América Latina y el Caribe entre el 70% y el 80% de las víctimas de abuso sexual son niñas, que en la mitad de los casos los agresores viven con las víctimas y en tres cuartas partes son familiares directos. Entre el 20 y el 40% de los abusos sexuales son cometidos por niños mayores, adolescentes y personas con menos de 21 años. Y en su informe del año 2014 estima que más de 1 de cada 10 niñas a nivel mundial sufrieron abuso sexual en su infancia.

La OMS, Organización Mundial de la Salud, en su informe del 2016, señala que 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 varones han declarado haber sufrido abusos sexuales durante su infancia.

En Ecuador, de cada 10 víctimas de violación, 6 corresponden a niñas, niños y adolescentes. Sin embargo, la gran mayoría de los casos no se denuncian. De hecho, solo el 10,8% de todas las mujeres víctimas de violencia sexual logran efectuar la denuncia y el 40% de niñas y adolescentes abusadas no dieron a conocer el hecho a ninguna persona; esto debido a que al 28% de las que avisaron no les creyeron, y al 16,3% les pidieron que no digan nada de lo sucedido.1

En Ecuador hay más de 2’609.876 sobrevivientes adultos de abuso sexual. Una de cada cuatro víctimas de abuso sexual nunca avisó, calló por temor a las consecuencias.

Infografía: https://wambra.ec/

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que en el mundo existen 73 millones de niños y 150 millones de niñas menores de 18 años que sufren violencia sexual en forma de tocamientos y relaciones sexuales forzadas. [17]

3.4 Consecuencias del abuso sexual incestuoso

La educación sexual integral para las niñas, niños y adolescentes en edad de escolaridad es urgente y necesaria. Cuántos casos de incesto y violaciones se pudieran evitar si fueran capaces de detectar y denunciar a sus posibles abusadores. Y si las personas que están para protegerlos y cuidarlos, creen en su palabra. Una premisa básica que hay que repetir continuamente es que las niñas y los niños más pequeños no mienten, no inventan sobre abusos sexuales, simplemente porque sus conocimientos y su comprensión es nula en estos aspectos. Su sexualidad está en desarrollo y no logran relacionar lo que les pasa con algo prohibido, aunque se sientan mal y confundidos.

Respecto a la educación sexual que se da en las familias, aun cuando los grupos antiderechos reclaman “a mis hijos los educo yo”, constatamos que es deficiente, por no decir inexistente. Solo hay que ver los resultados: miles de niñas menores de 14 años embarazadas cada año, la mayoría resultado del incesto.

El silencio acerca de la sexualidad en la familia y en la escuela, la falta de información adecuada, el pecado y la culpa religiosa, el castigo físico, llevan a las niñas a ignorar el funcionamiento de su cuerpo y su derecho al respeto y a su integridad personal. Esta ignorancia conforma un terreno abonado para sufrir incesto.

Las niñas y los niños incestuados no entienden lo que les pasa, tienen miedo de hablar acerca de las agresiones a sus cuerpos, saben que no les van a creer, entienden que no pueden confiar en nadie, que contar sería traicionar al padre que los seduce. No son dueñas ni dueños de sus propios cuerpos, no pueden decidir cómo usarlo y quiénes pueden hacerlo ni cuándo. Se callan y aceptan como normales las invasiones a su privacidad.

Las niñas adolescentes también tienen miedo, pero confunden los roles. Su madre se convierte en su rival ante el amor y las atenciones de su padre o padrastro. La madre puede acusarla de ser ella la seductora, si “le pasa algo” es porque la niña se lo buscó por coqueta y mala hija. Si la jovencita denuncia, es poco posible que le crean. En todo caso, el abusador o los abusadores se ocupan de silenciarla.

Respecto a los abusadores, al parecer no llegan a entender que el incesto es prohibido y debe ser castigado, más bien lo consideran casi como un derecho patrimonial que se tiene sobre la descendencia. Y no permiten que nadie se interponga, menos todavía su pareja adulta. Ante la pregunta si hay también abusadoras, sí las hay, aunque todas las referencias indican que en muchísimo menor grado o frecuencia.

Mi papá me quería convencer de que el incesto es algo normal en una familia. Mi mamá no hacía nada, no nos defendía. Y Dios a través de las escrituras me enseñaba que el incesto es algo malo, que es pecado, que es sucio, que debía rechazarlo por más que mi papá me tratara de convencer que es algo bueno. Maribel.

“Hay una especie de trastocamiento generacional en términos de las prácticas que se adoptan: los hijos pasan a ser padres de los padres, en muchas ocasiones las hijas parecen madres y las madres parecen hijas. En la situación de arrasamiento se equipara a quien hay que filiar: se equiparan madre e hija, y la ven como rival, más que como una hija a ser protegida. En muchos casos es la hija quien formula la denuncia y la madre la acompaña detrás”.[18]

Luego que se descubre un abuso sexual incestuoso hay varios temores que paralizan a las personas involucradas. UNICEF lo describe así [19]:

El niño o la niña:
¿Me creerán? ¿Mandarán a mi padre a la cárcel? ¿Entenderán que yo no lo consentí? ¿Quedaré señalado? ¿Volveré a vivir con el agresor? ¿Es mejor permanecer callado? ¿Me matará o matará a mi madre? Los muy pequeños no se hacen esas preguntas, simplemente no saben si lo que viven está bien o no.

El padre y la madre:
Cuando el agresor sexual es un educador, un cura: ¿podrá demostrarse? ¿No dañaremos al hijo? ¿Qué pasará en el juicio? ¿Nos creerán a nosotros siendo el cura tan poderoso? ¿No se enterarán los medios de comunicación? ¿Será mejor callarse para que no boten al niño de la escuela?

La madre, cuando el abusador es el padre:
¿Se está repitiendo mi historia? No quiero hacer daño a mi marido, no sé cómo responderá, lo mismo le hace algo a mi hija o a mí. ¿Y si nos abandona? ¿Si me agrede? ¿Si la niña miente? ¿La denuncia y el proceso pueden afectar a la niña o al niño? El agresor, cuando es detectado y denunciado, se convierte en el peor enemigo de su víctima y de quien la protege.

Los vecinos:
Es difícil que denuncien los abusos. Generalmente, prima el egoísmo entendido como que los problemas no son sociales, sino individuales.

Algunas secuelas del abuso sexual incestuoso

  • Culpabilidad, vergüenza, ansiedad, baja autoestima e inseguridad.
  • En la niñez: pesadillas, miedo de estar sola, llanto, aislamiento, bajo rendimiento escolar, agresividad.
  • En la adolescencia: bulimia, obesidad por ansiedad de comida, miedo o sexualidad descontrolada. Odio a la madre.
  • Angustia y depresión, desconfianza, suelen sexualizar sus relaciones y desarrollan dependencia emocional.
  • Miedo a las relaciones sexuales normales. Incapacidad de establecer relaciones amorosas con una pareja.
  • Disgusto con su propio cuerpo. Dudas sobre su identidad sexo-genérica.
  • Promiscuidad, podría repetir el abuso en sus hijos o hijas si no se somete a una terapia especializada.
  • Hacerse daño a sí misma, hasta el suicidio.

Las personas sobrevivientes al abuso sexual incestuoso necesitan terapia especializada para aminorar las secuelas y poder realizar una vida bastante normal, establecer sus familias y recuperar la confianza en sí mismas. El incesto causa traumas difíciles de vencer sin ayuda.

Unas palabras acerca de la madre

La doctora Gioconda Batres, en su libro Del Ultraje a la Esperanza dice lo siguiente:

Existe la creencia que las madres reaccionan protegiendo al ofensor. Algunas de ellas responden con negación y conductas caóticas. Según mi experiencia, un grupo significativo protegen y creen a sus hijas o hijos. Es obvio que el incesto produce un impacto devastador, de ahí que las madres experimenten un proceso complejo, pero eso no las hace responsables del incesto. Por el contrario, cuando las madres apoyan a la víctima, muchas veces reciben el rechazo de algunos miembros de la familia y casi nunca son vistas por los o las terapeutas como otras víctimas.

A las mujeres se les acusa de cómplices, de responsables del abuso, se cuestiona su “maternidad”. Salvo algunas excepciones, éstas son mujeres subordinadas, dependientes económica y afectivamente, víctimas de violencia física y sicológica, son pobres, sin instrucción y ninguna educación sexual. Y en muchos casos también fueron víctimas de incesto. No quiere decir que las mujeres de mejor posición no pasen por esta terrible realidad del incesto a sus hijas e hijos. El abuso se da en todas las clases sociales y de nivel educativo. Y también en este medio es difícil que la madre denunciadora y la víctima alcancen justicia. El poder social y económico del abusador suele “ganar” en los juicios.

El hijo varón
La idea no constatada es que los sobrevivientes varones, si el incesto sufrido fue de la madre o una parienta, suelen no tener traumas tan terribles como las mujeres. Se aminora el impacto por la creencia patriarcal de que se trata de una “iniciación” sexual. Aunque nadie sabe a ciencia cierta el número de varones incestuados por mujeres, sí parece ser menos frecuente. La mayor preocupación y trauma en ellos es cuando han sido incestuados por otro varón, sea familiar cercano, cura o tutor. Es la creencia también patriarcal que se convertirán en “maricones”, homosexuales. Eso les atormenta la vida. Y pueden sufrir una indefinición sexual, aún cuando sean activamente heterosexuales. Hay que recordar que la homosexualidad no es resultado de la violación al niño, ni es una enfermedad que se contagia. La homosexualidad es uno más de los diversos modos de relación y expresión sexo-afectiva de los seres humanos.

3.5 Tarea

Averigua las estadísticas de incesto en tu ciudad y tu país. Analiza la realidad social, las creencias, mitos y prejuicios que sustentan este crimen.  ¿Hay permisividad? ¿Indolencia? ¿Crees que la religión frena las posibilidades de denunciar estos crímenes? ¿Por qué? Comparte tus opiniones en los comentarios al final de la página.

3.6 Recursos recomendados

· ¿Por qué es secreto y duradero?
· Mito y realidades UNICEF
· El jarjacha, leyenda peruana sobre el abuso incestuosos

Escucha los siguientes audios:

Jorgito y su peligros padrastro
https://radialistas.net/jorgito-y-su-peligroso-padrastro/

Andreíta y su mentiroso abuelo
https://radialistas.net/andreita-y-su-mentiroso-abuelo/

Julita y su malvado tío
https://radialistas.net/julita-y-su-malvado-tio/

3.7 Bibliografía

[14] https://carolinavasquezaraya.com/2017/08/21/el-incesto-un-delito-oculto/
[15] https://www.nodo50.org/mujeresred/abusos-incesto.htm
[16] https://www.ninasnomadres.org/wp-content/uploads/2016/11/Vidas-Robadas-Ecuador.pdf
[17] https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/septimo/1/abuso-sexual-a-menores-lo-cometen-familiares-o-personas-cercanas
[18] Sombras sobre el incesto.
[19] https://www.unicef.org/ecuador/proteccion-AbusoSexual_contra_NNyA-2016_(1).pdf

Capítulo 2 – Una historia de nunca acabar

Imagen: De Simon Vouet – Trabajo propio, Photograph by Rama, Dominio público.

2.1 El incesto mitológico

La historia de la humanidad está llena de relatos sobre incesto. A modo de broma nos preguntamos si Adán y Eva fueron nuestros primeros padre y madre, de acuerdo a la mitología judeocristiana, y si solo tuvieron dos hijos varones (Caín y Abel)… ¿de dónde salimos los demás? Si en el Arca solo se salvaron Noé y su esposa, sus tres hijos con sus esposas, ¿entonces? Cuando Dios destruyó a Sodoma y Gomorra, solo quedaron Lot y sus dos hijas y éstas emborracharon a su padre para tener descendencia y conservar la línea familiar… ¿y?

En la mitología griega abundan los ejemplos: Zeus, el dios-padre, que violó a su madre Rea y a su hermana Deméter. De esta última violación incestuosa nació Perséfone, quien también fue violada por su padre Zeus, por Hades (quien también la secuestró) y por Poseidón (su tío, hermano de Zeus).La violación forzada y las relaciones sexuales entre adultos y niños no son solamente tabúes, sino actos delictivos.

Estos relatos, a nivel simbólico, quieren explicar de alguna manera la aparición y multiplicación de la humanidad y aceptan implícitamente el incesto. Y por analogía, significa también que a nivel de la sociedad real, la de carne y hueso, no habría más que entender que la multiplicación de la especie humana vino de un tronco común, que serían parientes consanguíneos.

Regresando a la mitología, ¿estas historias serían un “quita grasa patriarcal” del abuso sexual que ahora, en nuestro siglo, se convierte en una pandemia de efectos insospechados en la vida de las niñas y niños? ¿O tal vez, cuando las sociedades los inventaron, aún no había conciencia del tabú del incesto, de la prohibición de relaciones sexuales entre parientes consanguíneos ni de los derechos de la infancia a una vida íntegra y saludable, que incluye el respeto a su sexualidad?

Pero el incesto no es solo un mito para explicar la aparición y supervivencia de la humanidad. Las relaciones sexuales consanguíneas entre hombres y mujeres de las épocas arcaicas eran comunes. Pertenecían a tribus y clanes en los que no existía el matrimonio ni la pareja como exclusividad para garantizar la descendencia. En el Paleolítico Superior (entre los 35000 y los 10000 años antes de nuestra era) los hombres separan a la madre e hijas del libre acceso carnal familiar como una forma de preservar la vida de sus miembros, ya que frecuentemente se daban luchas entre machos por la posesión de la hembra. Pero, sobre todo, como una forma de establecer relaciones pacíficas con otros clanes mediante el intercambio de mujeres. Las mujeres servían de moneda de cambio para evitar guerras. Fueron subordinadas a fin de asegurar la supervivencia del clan. Toda una primitiva práctica patriarcal heterosexual.

La prohibición del incesto tuvo la función de permitir que cada familia pudiera establecer alianzas con otras familias, de manera de cooperar mutuamente frente a las mismas necesidades y a un entorno hostil, facilitando la transmisión cultural. [11]

Sin embargo, mucho más tarde, culturas reconocidas como grandes civilizaciones siguieron siendo incestuosas: en Egipto los padres desfloraban a las hijas. Y es famoso el caso de la reina Cleopatra que se casó con dos de sus hermanos para preservar su dinastía. En Roma, Nerón y su madre Agripina la Menor mantuvieron una relación incestuosa. Calígula cometió incesto con sus 3 hermanas: Agripinila, Drusilla y Julia Livia. En Persia la madre se amancebaba con los hijos y los Incas del Perú se casaban con sus hermanas, las Coyas, para conservar su linaje como hijos e hijas del Sol. En la Europa moderna el rey alemán Carlomagno incestuó con todas sus hijas. Y el nazi Adolf Hitler fue amante de su sobrina Geli Raubal, hija de su hermanastra Ángela. Ahora mismo, siglo 21, casi diariamente nos enteramos de artistas del mundo cinematográfico, cantantes e intelectuales que cometen incesto sin que a nadie se les mueva una pestaña.

Solo cuando la evolución mental progresó mediante el culto de los sentimientos, el incesto se convirtió en un acto repulsivo, que producía en las conciencias indignación y horror.[12]

2.2. El incesto como tabú

Un tabú es una prohibición ante un objeto o algo que deseamos y nos horroriza a la vez y que obedecemos en nombre de la convivencia entre seres humanos. Es lo que no se ve, no se oye y no se puede tocar. Este término se relaciona casi siempre con ciertos aspectos del sexo.

Tabú viene del polinesio tapu. Los nativos de la Polinesia lo usaban para referirse a lo que estaba prohibido, no se podía tocar, nombrar, comer o realizar según sus creencias religiosas. Aquél que rompía el tapu era castigado severamente.

Muchos psicoanalistas y antropólogos trataron de explicar el fenómeno del incesto y su prohibición en la historia de la humanidad. El más conocido es el antropólogo francés Claude Levi-Strauss, quien indica que el paso del ser humano de la naturaleza a la cultura es, sin duda, la prohibición del incesto.

Para Lévi-Strauss (1949/1981) la proscripción del incesto es el elemento que diferencia al ser humano del resto de los animales. Cuando el ser humano define con qué personas tendrá sexo y con quienes no, entonces se produce la separación moral entre Homo sapiens-sapiens y animal: el ser humano, como ser moral, tiene la capacidad de distinguir entre el ser y el deber ser. La dimensión moral del ser humano proviene de sus capacidades cognitivas que le permiten tener conciencia de sí mismo, del entorno y de su propia cultura, a través del lenguaje (valores, símbolos, signos y significantes). [13]

La filósofa norteamericana feminista Judith Butler dice respecto al tabú del incesto: lo que hizo fue organizar la forma de reproducirnos como especie y dado que somos una especie que nos reproducimos de modo sexuado, el tabú del incesto vino a establecer los mecanismos a través de los cuales se puede llevar a cabo la reproducción sexual e impuso la norma de no reproducirse sexualmente entre padres e hijas.

Las mujeres servían de objeto intercambiable entre padres y hermanos de distintas tribus. Las mujeres, madres e hijas iban y venían entre clanes según los intereses del grupo masculino. Y los varones se emparentaban sumando sus riquezas, tierras y agrandando sus familias. Recordemos el significado de la palabra familia que viene de famulus, servidumbre. En resumidas cuentas, las mujeres fueron sometidas y subordinadas para el beneficio de la supervivencia de la tribu y la organización social.

A pesar de la existencia del tabú del incesto, cada día vemos publicados en los medios los abusos sexuales a niñas y niños por sus padres o familiares directos. Tal parece que, aun siendo la prohibición un mandato del patriarcado, se sigue perpetrando intensamente en nuestras sociedades. Los varones incumplen la orden de no copular con sus hijas, el deber que tienen de entregarlas a otros hombres fuera de su familia consanguínea. El propio Lévi-Strauss reconoció que la prohibición del incesto no había logrado impedir que siguiera sucediendo al interior de las familias, en secreto y silenciado.

El que siembra su maíz, que se coma su pinol, dicen muchos campesinos de Centroamérica, en clara alusión a “su derecho” al incesto.

Otra frase parecida: A mi hija la inauguro yo. Para eso la crié y no para cualquier pendejo.

El hecho que exista la prohibición no quiere decir que funcione, dice Judtih Butler. Su existencia más bien parece revelar que se crean deseos, acciones e, incluso, prácticas sociales continuas de incesto precisamente a consecuencia de la erotización del tabú.

En la actualidad, la mayoría de países no tienen leyes que sancionen el incesto cuando se trata de relaciones sexuales consensuadas entre dos personas adultas. Pero sí hay leyes que castigan las relaciones sexuales de un adulto con un familiar menor de edad, considerándolas agravantes de la violación. Sigue aún la discusión de si prohibirlo o no en consideración a los peligros de males congénitos, a la desorganización del orden familiar y a la moral religiosa.

Algunos países en los que el incesto entre personas adultas no está penalizado

Países Situación legal
España No tipifica como delito. El matrimonio está prohibido hasta el tercer grado colateral (tíos con sobrina o sobrino).
Portugal No tipifica como delito. El matrimonio está prohibido hasta el segundo grado colateral. Los hermanos no pueden casarse, sí los tíos/tías y sobrinas/sobrinos.
Francia No tipifica como delito. El matrimonio debe ser autorizado por orden presidencial para parientes políticos.
Italia Castigan el incesto si se convierte en escándalo público.
Suecia No tipifica como delito. El matrimonio es permitido entre hermanastros de padre común con permiso del gobierno.
Holanda No tipifica como delito. El matrimonio es prohibido entre hermanos consanguíneos o adoptivos. Se requiere dispensa legal para matrimonio entre familiares del tercer y cuarto grado.
Alemania Es delito. El matrimonio es prohibido para relaciones que pueden concebir. El incesto homosexual no está penado.
China, Japón, Rusia No tipifica como delito. Pero el matrimonio entre parientes tiene restricciones.
Brasil No tipifica como delito. El incesto está permitido hasta entre menores de edad. La relación de un adulto con menor sí está prohibida y penalizada.
Colombia Pena de cárcel hasta por 6 años.
Ecuador No está tipificado como delito, es un agravante para el delito de violación a menores.
Uruguay Castigan el incesto si se convierte en escándalo público.
Argentina Se castiga con pena de cárcel si el incesto fue cometido contra menores de edad.
Chile No es tipificado como delito entre personas adultas, sí tiene pena de cárcel si es violación e incesto a un niño o niña de su familia.
Perú No es tipificado como delito entre personas adultas, sí tiene pena de cárcel si es violación e incesto a un niño o niña de su familia.
Australia Penalizan hasta con 20 años de cárcel por incesto.

Por su parte, el derecho canónico de la Iglesia Católica prohíbe el incesto y su moral lo tipifica como pecado, pero hace excepciones entre sus fieles: los primos hermanos pueden pedir una dispensa para contraer matrimonio.

2.3 Ejercicio

Revisa si hay mitos o leyendas que se refieran al incesto en tu localidad. ¿Como práctica permitida o como castigo? Comparte los datos obtenidos en los comentarios al final de la página.

2.4 Lecturas y recursos recomendados

· El incesto, un delito oculto
· Iskra Pavez Soto, El incesto como tabú y a liberación de la víctima
· El incesto como fantasía sexual.

2.5 Bibliografía

[11] Valdebenito, 2007, Las vctimas tomamos la palabra.
[12] Viveiros De Castro, Carlos: Atentados al pudor, Río de Janeiro 4ta. Edición, 1943, p.141 y ss.
[13] Valdebenito, 2007 http://www.redalyc.org/html/537/53748488013/

 

Capítulo 1 – El secreto mejor guardado

Imagen cortesía de: https://gk.city/2018/03/01/incesto-en-ecuador/

1.1. Definiciones

Tradicionalmente, se define el incesto como la relación sexual entre parientes consanguíneos, sin especificar si es consensuada o no, si los protagonistas tienen diferencias de edad considerable o no, si tienen una relación de poder y de qué magnitud se trata.

Otra definición generalizada y aceptada es que el incesto es la relación sexual entre parientes de los grados en que está prohibido el matrimonio. Varios países tienen legislaciones sobre estos casos.

Incesto viene del griego ancestos que significa insanable, inexplicable. Y del latín in (no) y castus (puro), lo que no es casto. Incestare quiere decir contaminar y algunos autores lo interpretan como falta de cesto, lugar o lecho matrimonial.[1]

Al incorporar a la definición el tema de los derechos humanos y el poder, empieza a ampliarse el concepto, ya que el mayor número de casos ocurre entre personas adultas y niños y niñas, considerando adultas a aquellos abusadores que tengan aunque sea unos pocos años más que su víctima (adolescentes-niñas o niños).

Encontramos muchas variantes en las definiciones, con connotaciones sociales, biológicas, de género, morales y jurídicas:

Las relaciones incestuosas son una manifestación de abuso entre personas en donde las relaciones de poder son claramente inequitativas, señala el sociólogo Carlos Welti, Maestro en Ciencias Sociales de la Universidad de Chicago.

La doctora Gioconda Batres, de Costa Rica[2], tiene una definición, a mi parecer, mucho más completa que la restringida a los familiares más cercanos. Ella dice:

Toda agresión de índole sexual, indirecta o directa entre una niña o niño y un adulto o adulta, que mantenga con la niña o el niño lazos caracterizados por la amistad, confianza, afecto, parentesco o autoridad. Si estos lazos tienen que ver con el cuidado, protección y guía de la niña y niño los considero de características similares a los consanguíneos. Esto incluye profesionales, amigas (os) de la familia, personas relacionadas con la educación y orientación de niñas (os) y con sus cuidados físicos y afectivos, y que por su rango representan para la niña o niño una autoridad.

De acuerdo a esta definición, se incluirían también entre los perpetradores del incesto a los curas, tutores y directores espirituales; a los maestros más cercanos, como los instructores de deportes; a los padrinos y tíos políticos, incluso médicos o enfermeros, con quienes el niño o la niña han desarrollado lazos afectivos, de autoridad y confianza.

Gioconda Batres aclara que su definición tiene que ver más con las secuelas del incesto que con la cercanía del ofensor (consanguinidad), del sexo de éste o de la tortura adicionada al abuso.

¿Acaso las madres no podremos confiar el cuidado de nuestros niños y niñas ni siquiera a nuestro esposo, hermano, el tío, ni al abuelo? ¿Se destruye la familia a causa de la sospecha? ¿Qué hacer si trabajamos fuera de casa, incluso ustedes, colegas periodistas que deben cumplir jornadas de trabajo lejos de sus hijas e hijos?

Una de las respuestas más comunes de los agresores y deslizadas en los medios de comunicación es que la niña o adolescente aceptó y hasta provocó a su violador. ¿Puede existir aceptación de parte de quienes sufren el incesto con esas diferencias de poder, donde se mezclan la autoridad, la confianza y el amor familiar?

No se puede tener un consentimiento informado si la relación de poder ya existe. Quienes participan en relaciones incestuosas entre padres e hijos, aun siendo adultos, viven una “mezcla” de emociones que van desde el poder, el amor, el afecto, la atención y el abuso, señala Robert Geffner, del Instituto de Violencia, Abuso y Trauma de la Universidad Alliant, en San Diego (EE.UU).[3]

Recuerdo hace mucho tiempo, en una radio del Perú, nos atrevimos una compañera y yo a hablar del incesto. Ella había sido abusada por su padrastro y tenía serios problemas de relación con los varones. Las llamadas telefónicas abarrotaron el espacio del programa reclamando, hombres y mujeres, que estábamos atentando contra la familia y contra el sagrado rol de padres y la moral familiar. Fue increíble el nivel de prejuicio en una sociedad donde 1 de 4 niñas menores de 14 años es violada, el 80% en su entorno familiar. Una sociedad donde el embarazo infantil es cosa de cada día. Donde la violencia contra las mujeres tiene uno de los índices más altos de América Latina.

Paola tenía 32 años cuando a uno de sus abusadores le dio diabetes y le pidió mudarse con ella. Paola vivía con su esposo y dos hijas. Ella volvió a sentir lo que había vivido —y ocultado— y decidió romper el silencio. Cuando lo hizo, su madre le respondió que ella también había sido abusada por su abuelo. “La mayoría de las veces las madres y las abuelas han sido también víctimas de incesto y entonces creen que es natural y no defienden a sus niñas. Es un círculo de violencia”. [4]

En Ecuador pude asistir a algunas reuniones de auto ayuda de mujeres sobrevivientes al abuso sexual. El 99% fueron incestuadas por su padre, hermano, tío, abuelo. Casi todas entre los 5 y 7 años. Con graves secuelas psicológicas y con miedo a que sus casos se repitan en sus hijas o hijos menores.

Durante los tres años (2004-2007) que duró el proyecto Fortalecimiento de los Derechos Humanos de las Mujeres —para brindar servicios de atención legal, psicológica y social a las víctimas— se registraron 196 casos de delitos sexuales: 6 de cada 10 fueron incesto.[5]

Yo no sabía nada de lo que pasaba. Él es muy cariñoso, digamos, siempre las ponía a upa… Estaba contenta que él fuera así, pero por ahí se le fue la mano, digamos, no sentía desconfianza, no me daba cuenta a lo mejor. Siempre él iba, las abrazaba, las besaba y me decía: ‘No vas a creer que yo me voy a quedar con mis hijas, no soy degenerado’.[6]

1.2. Algunos conceptos necesarios

1.2.1. Abuso sexual a niñas y a niños

Según la definición de Unicef, es el acoso, violación o explotación sexual en la prostitución o la pornografía. Puede ocurrir en los hogares, instituciones, escuelas, lugares de trabajo, en las instalaciones dedicadas al viaje y al turismo, dentro de las comunidades, en contextos de desarrollo y de emergencia.

Según el National Center of Child Abuse and Neglect (NCCAN) de Estados Unidos: “los contactos e interacciones entre un niño y un adulto, cuando el adulto (agresor) usa al niño para estimularse sexualmente él mismo, al niño o a otra persona. El abuso sexual también puede ser cometido por una persona menor de 18 años, cuando ésta es significativamente mayor que el niño (la víctima) o cuando (el agresor) está en una posición de poder o control sobre otro menor”

Categorías del abuso [7]
✔ Abuso sexual. Cualquier forma de contacto físico con o sin acceso carnal, con contacto y sin contacto físico realizado sin violencia o intimidación y sin consentimiento. Puede incluir: penetración vaginal, oral y anal, penetración digital, caricias o proposiciones verbales explícitas.
✔ Agresión sexual. Cualquier forma de contacto físico con o sin acceso carnal con violencia o intimidación y sin consentimiento.
✔ Violación. Acto sexual con penetración y violencia perpetrado por un adulto no familiar.
✔ Exhibicionismo. Es una categoría de abuso sexual sin contacto físico en la que la persona adulta muestra sus genitales o un acto sexual al niño o la niña.
✔ Explotación sexual infantil. El abusador persigue un beneficio económico por medio de la prostitución y la pornografía infantil. Existen diferentes modalidades:

Tráfico sexual infantil.
Turismo sexual infantil.
Pornografía infantil.
Grooming son acciones deliberadas por parte de un adulto con niños y niñas en Internet para obtener placer sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o incluso como preparación para un encuentro sexual.

Falsas creencias sobre el abuso sexual infantil [8]

  MITO REALIDAD



Frecuencia


• Los abusos sexuales infantiles son infrecuentes.
• Hoy ocurren más abusos que antes.
• Al menos un 20% de personas sufre en su infancia abusos sexuales.
• Lo que ha aumentado es la detección por parte de los profesionales y la comunicación que realizan algunas víctimas.



Detección

• Todos los maltratos son iguales.
• Los maltratos sólo ocurren dentro de la familia.
• Si ocurrieran en nuestro entorno, nos daríamos cuenta.
• El incesto ocurre en familias desestructuradas o de bajo nivel socio-cultural.
• El abuso sexual infantil va siempre asociado a la violencia física.
• Hay muchas diferencias entre los tipos de maltratos.
• Ocurren mayoritariamente en la familia, no exclusivamente.
• No son tan fáciles de detectar.
• El incesto ocurre en todos los tipos de familias.
• La mayoría de las veces existe una manipulación de la confianza, engaños y amenazas que no hacen necesaria la violencia física.



Agresores
 

• Son exclusivamente hombres.
• Los hombres son incapaces de controlar sus impulsos sexuales.
• El alcohol y las drogas son las causas de los maltratos infantiles y de la violencia familiar.
• El agresor es un perturbado mental, un enfermo psiquiátrico o personas con un elevado grado de desajuste psicológico.
• Los agresores son casi siempre desconocidos.
• Nunca son los padres.
• La mayoría de las veces son hombres.
• Saben cuando deben controlar sus impulsos sexuales.
• El alcohol y las drogas activan los maltratos y la violencia, pero no son las únicas causas.
• Los agresores no son enfermos ni están locos.
• Los agresores son casi siempre conocidos.
Los padres y padrastros son los principales abusadores sexuales.



Papel de la madre


• Conoce consciente o inconscientemente que “aquello” está sucediendo. Es igualmente responsable del incesto.
• Denunciará cuando se dé cuenta.
• Rechaza al marido sexualmente y este se ve obligado a relacionarse sexualmente con la hija.
• No siempre sabe que el abuso sexual infantil está ocurriendo.
• En muchas ocasiones la madre conoce el abuso pero no lo denuncia.
• Nadie le obliga a ello, son excusas del agresor.
Los niños/as


• Son culpables de que les ocurra. Los menores de edad pueden evitar los abusos.
• Los niños y adolescentes inventan historias y mienten con haber sido abusados sexualmente. Lo hacen para captar la atención de las personas adultas sin prever las consecuencias.
• No son culpables y no siempre pueden evitarlos (entre otros motivos porque no suelen recibir educación al respecto).
• Las niñas y los niños no pueden defenderse solos.
• Los niños y niñas no mienten, no inventan historias que tengan relación con haber sido abusados sexualmente.
¿A quién le pasa?


•A las niñas pero no a los niños.
• Les ocurre a las niñas que se lo buscan (por ejemplo, a niñas que están en la calle a horas que tendrían que estar en casa).
• Sufren abuso tanto niños como niñas. No hay tanta diferencia en los porcentajes de víctimas de uno u otro sexo.
• Se trata de una excusa del agresor que niega su responsabilidad y trata de culpabilizar a la víctima.



Efectos

• Los niños y niñas que han sufrido maltratos se convertirán en agresores cuando sean adultos.
• Los efectos son siempre muy traumáticos.
• Los efectos no suelen tener importancia. Sólo es grave si hay penetración. Cuando la relación es profundamente amorosa no es perjudicial.
• No siempre las personas que han sufrido abusos se convierten en agresoras. Muchos hombres violentos provienen de familias sin historial de violencia.
• La gravedad de los efectos depende de factores como la frecuencia, el grado de parentesco, la intensidad, la traición a los afectos.
• El abuso sexual incestuoso siempre es traumático y perjudicial.



Denuncia





• No es obligatorio denunciarlos.
• El niño/a perderá a su familia y el remedio será peor que la enfermedad.
• La privacidad es un asunto de cada familia y nadie debe meterse.
• Es obligatorio denunciarlos
• Se minimiza el derecho del niño o la niña a ser protegidos.
• Es una justificación para evitar la intervención profesional y de la justicia.



Tratamiento



 • Si se denuncia se pierde la buena relación educativa o terapéutica con el niño o la familia.
• Todos los malos tratos requieren una intervención similar pues se producen por causas muy parecidas.
• Tratando a la familia se logra la curación del incesto. 
• Él o la profesional deben denunciar cuando tienen un caso de abuso sexual infantil.
• Cada caso requiere establecer intervenciones distintas de acuerdo a sus características.
• Se ha de tratar a los miembros individualmente. Y luego, al conjunto familiar.



Prevención


• El abuso sexual y el resto de los malos tratos son algo inevitable. • En muchos casos se pueden prevenir. Requiere básicamente educación sexual integral para la infancia y las personas adultas.

Elaboración de José Manuel Alonso y Asun Val.

1.2.2. Términos para el uso periodístico

· Abuso Sexual Incestuoso, ASI
Es el tipo de contactos sexuales, cuyos autores no mantienen una relación par, sino una relación dispar, “abuso sexual incestuoso”. El abuso sexual incestuoso (ASI), que solo tiene lugar entre parientes consanguíneos o afines socialmente desiguales (o sea, comprometidos en una relación asimétrica de superioridad e inferioridad). Las relaciones entre el adulto y el niño son regidas por el deber de la obediencia del segundo al primero. La asimetría de la relación obliga al menor, niño o niña, a acatar la orden, del adulto, sea este hombre o mujer. El hombre adulto, inclusive, tendrá mayor autoridad para imponer su voluntad, que la mujer adulta, estadísticamente hablando. Cuando el infante es niña, su obediencia al adulto macho es doblemente esperado por la sociedad, pues están comprometidas dos asimetrías: la de la edad y la de género. Así, el padre, el padrastro, el abuelo, el tío son capaces de imponer su voluntad a los niños de su familia, sobre todo a los del sexo femenino.”
[9]

· Víctima
Tomamos la definición de la Dra. Gioconda Batres que denomina víctimas a las niñas y niños sujetos al abuso sexual y al incesto, “a pesar de los cuestionamientos actuales al uso de la palabra víctima que puede connotar debilidad”.

El origen etimológico de la palabra víctima (victus) contiene una carga negativa, que alude al vencido, derrotado o una persona destinada al sacrifico. Según el diccionario de la Real Academia Española, la víctima es una persona que se está quejando excesivamente para buscar la compasión de los demás.

· Victimario u ofensor
Es quien tiene la responsabilidad del agravio frente a la vulnerabilidad e impotencia en que las niñas y los niños se encuentran ante las personas adultas que las utilizan sexualmente.

· Revictimización, victimización secundaria o doble victimización
Es el proceso mediante el cual se produce un sufrimiento añadido por parte de instituciones y profesionales encargados de prestar atención a la víctima (ya sea de malos tratos o violencia de género, secuestros, abusos sexuales, etc) a la hora de investigar el delito o instruir las diligencias oportunas en el esclarecimiento de lo ocurrido: jueces, policías o abogados entre muchos otros.[10]

· Sobrevivientes
Las personas, hombres y mujeres, que “a pesar del horror de la experiencia, están aquí, vivas, con la fuerza de aquéllas que experimentaron una catástrofe, una guerra, y resistieron”.

· Incesto en línea recta
Entre abuelos con nietos y nietas, padres con hijos e hijas ( ascendientes y descendientes de una misma familia).

· Incesto en línea colateral
Entre hermanos, entre tíos con sobrinos, entre primos-hermanos, y toda la parentela.

· Estupro
Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE) “estupro” es el “coito con persona mayor de 12 años y menor de 18, con evidente superioridad del agresor, con engaños y seducción, no necesariamente familiar.

· Exogamia
La exogamia es la regla que determina la elección del cónyuge fuera del grupo de pertenencia, clan o tribu, con quienes se tiene algún vínculo de parentesco. El cruzamiento entre personas de diferentes grupos consanguíneos favorece una descendencia sin problemas genéticos.

· Endogamia
La endogamia se refiere a la elección del cónyuge dentro del mismo grupo de parentesco, de casta, de estamento, de clase, geográfico. El cruzamiento entre personas consanguíneas puede derivar en una descendencia con problemas genéticos.

· Complejo de Edipo
Término acuñado por el psicoanalista Sigmund Freud para indicar los sentimientos eróticos de un niño o niña por su padre o su madre, con celos por verlos juntos. Esta etapa se da entre los 2 y 5 años y desaparece cuando el niño se identifica con su padre y la niña con su madre.

· Complejo de Electra
Se denomina al sentimiento erótico que siente la hija hacia el padre, con rivalidad hacia la madre. Fue acuñado por el psicólogo suizo Carl Jung como réplica del complejo de Edipo.

1.3. Ejercicios

Comparte las respuestas en el apartado de comentarios al final de la página.

En tu comunidad: ¿En el lugar donde vives se habla del incesto? ¿Conoces casos de incesto?

Revisa los diarios, los programas de televisión y el periodismo digital: ¿Cuál es el concepto de incesto que se presenta en los medios? ¿Quiénes son los agresores?

1.4 Lecturas y recursos recomendados

1.5 Bibliografía

1. Lammoglia Ernesto, Abuso sexual en la infancia, Ed. Grijalbo, México, 2004.
2. Batres Gioconda, Del Ultraje a la Esperanza.
3. Mencionado en https://www.bbc.com/mundo/noticias-43221614
4. Isabela Ponce https://gk.city/2018/03/01/incesto-en-ecuador/
5. ibíd
6. http://www.lavoz901.com.ar/despachos.asp?cod_des=53983
7. https://www.savethechildren.es/sites/default/files/imce/docs/manual_abuso_sexual.pdf
8. ibíd
9. https://www.nodo50.org/mujeresred/abusos-incesto.htm
10. http://cenitpsicologos.com/no-revictimizar-a-la-victima-que-es-la-doble-victimizacion-en-los-procesos-judiciales/

 

 

Introducción – Cómo tratar el incesto en los medios de comunicación

Lo primero era lavarse. Cuando has lavado a una persona muerta, después la gente va a mirarla y dice: “Está igualita, parece como si estuviera dormida”. De ahora en adelante, ella iba a hacer como que estuviera dormida y se vería igualita. Ya estaba amaneciendo. Se vio la sangre en el muslo, pero no había mancha en la cama. Se levantó silenciosamente y fue al cuarto de baño, cerrando la puerta con mucha suavidad para no despertar a la abuela. Con papel higiénico mojado comenzó a limpiarse entre las piernas y, como estaba muerta, apenas le dolió.
Ellen Bass y Laura Davis, El coraje de sanar. Ediciones Urano, Barcelona.1994.

Incesto, una palabra difícil de pronunciar. Una palabra que esconde lo que muchas, demasiadas familias, quisieran ocultar. Tanto, que se habla en voz baja diciendo que es “el secreto familiar mejor guardado”: niñas y niños, jovencitas y muchachos que en la intimidad de sus casas han sufrido el peor vejamen que alguien podría imaginar. Su padre, abuelo, padrastro, tío, hermano, y cualquier varón de su entorno, les han violado sexualmente. No pudieron contar a nadie, lloraron en silencio, muchas veces, hasta la muerte. El horror fue tal que nunca pudieron olvidar.

En estos últimos tiempos, el volcán explotó. Las estadísticas queman el alma y nos enseñan sociedades enfermas que no cuidan lo mejor que tienen, su infancia. Familiares que quedan expuestos como agresores y torturadores. Embarazos infantiles y adolescentes que no se explican en niñas tan pequeñas que nunca tuvieron una relación afectiva. Niñas obligadas a ser madres destruyendo su futuro y el del hijo-hermano, hijo-sobrino, hijo-nieto. En fin, todas las atrocidades que caben solo en las peores pesadillas. Incesto, la palabra maldita que significa el horror y el deshonor.

¿Cómo estamos los comunicadores y las comunicadoras respondiendo a esta guerra de alta intensidad? ¿Cuál es el modo de contar el incesto en la radio, la televisión, la prensa y el mundo digital? ¿El morbo ha superado la compasión y el horror?

Los medios llamados alternativos, las páginas web, blogs y periódicos digitales de las organizaciones sociales, sobre todo feministas, denuncian, analizan y proponen cambios sociales y legales para la protección de la niñez. Pero, ¿y los medios comerciales? ¿Y aquéllos que llegan con amplia ventaja a los públicos mayoritarios? Pocos son quienes tienen sensibilidad y respeto a los derechos humanos de niñas y niños. La mayoría utilizan el morbo para el tan mentado y apetecido rating. O denuncian en una columna y en la otra, exhiben imágenes de mujeres desnudas, casi niñas, violables e incestuables. Imágenes que perpetúan la violencia patriarcal y machista.

Somos producto de una deficiente y hasta inexistente educación sexual y de derechos. La campaña contra el conocimiento de nuestros cuerpos y sus cuidados es feroz de parte de grupos como provida y con #mishijosnotemetas. Gente conservadora que no se inmuta ante el sufrimiento infantil y, apoyada por las iglesias, condena a la ignorancia a las madres y padres que se asustan de que sus hijas conozcan su cuerpo y sepan cómo defenderlo.

Con esta guía queremos aportar los conocimientos básicos para escribir y hablar sobre el incesto, para quitar telarañas y prejuicios que nos llevan a tratar equivocadamente el incesto. Para tratar de convencer a periodistas y comunicadores que, siendo nuestro trabajo una tarea de mucha incidencia y poder, sólo abordándolo con rigurosidad vamos a acercarnos a la responsabilidad social que es también obligación personal para con nuestros niños y nuestras niñas, víctimas silenciadas y silenciosas.

Tachi Arriola
Tutora del Curso
Imagen cortesía de (CC-BY-NC): https://www.biobiochile.cl/

 

Videoconferencia sobre experimentación radiofónica

Celebrada el pasado 12 de septiembre de 2018, videoconferencia múltiple con varias de las tutoras y tutores del equipo del RadioLAB.cc Continue reading “Videoconferencia sobre experimentación radiofónica”

¿Quién maneja las consolas en las radios comunitarias?

“En el área técnica, las mujeres sólo necesitamos a un hombre si tenemos que cargar una consola muy pesada”.

Continue reading “¿Quién maneja las consolas en las radios comunitarias?”