Uno de los ejercicios más ilustrativos para conocer y constatar las inequidades acerca de la presencia de las mujeres en los medios de comunicación es el análisis de los mismos: diarios, revistas, informativos digitales, televisión y radio.

En algún lugar sobre el Arco Iris
Pájaros azules vuelan
Y los sueños que has soñado
Los sueños de verdad se vuelven realidad
Algún día desearé despertar en una estrella
Donde las nubes están lejos debajo de mí
Donde los problemas se derriten como gotas de limón
Muy arriba de las chimeneas es ahí donde me encontrarás
En algún lugar sobre el Arco Iris pájaros azules vuelan
Y los sueños a los que te atreves…
¿por qué, por qué no puedo?
Judy Garland

Estábamos en un taller de género y comunicación donde asistía un número importante de personas de la diversidad sexo-genérica. Se me ocurrió variar el ejercicio y les pedí que ubicaran noticias, fotos, entrevistas y comentarios o editoriales producidos por o acerca de personas LGTBIQ… en ese mismo día.1 Después de un tiempo de revisión, al momento de socializar sus hallazgos, las caras de decepción fueron más que evidentes. Ese día no había ninguna referencia a la diversidad sexo genérica, ni siquiera entre las llamadas informaciones de prensa roja ni farándula. Ese día ni casi ningún día.

Si tomamos en cuenta el principio de que “si no estás en los medios, si no te nombran, no existes”, simplemente esa es la situación real: la comunidad LGTBIQ… es invisible en nuestras sociedades patriarcales. No son protagonistas del quehacer humano.

Es posible que quienes están haciendo prensa, radio y video, quienes se hayan volcado a escribir en Internet digan que no es así, que ya tienen presencia mediática. Y es verdad, solo que tan incipiente que no alcanzan ninguna incidencia pública y los medios de comunicación tanto comerciales como alternativos, en su mayoría, los siguen ignorando. O nombrándolos, cuando lo hacen, dentro del estrecho e indigno mundo de los crímenes y la farándula criolla. O para burlarse, en programas mal llamados cómicos.

Esta guía no es para la comunidad LGTBIQ… que tiene su propio proceso comunicativo y está también “saliendo del closet mediático” con perspectivas de identidad y derechos humanos. Esta guía es para quienes hacen periodismo y no se han puesto a pensar en la igual valoración de todos los seres humanos. O si lo hacen, no tienen instrumentos sencillos y prácticos para producir mensajes sin estereotipos o no discriminadores.

Sabemos y decimos en cada una de las guías sobre derechos sexuales y derechos reproductivos, que debemos educarnos para quitar nuestras telarañas conceptuales sobre diversidad sexo-genérica y abrir la mente para no seguir reproduciendo una sociedad llena de fobias, desigualdades, exclusión, injusticias e ignorancia. Los medios de comunicación tenemos poder y hay que aprovecharlo para entregar a nuestras audiencias visiones de un mundo diferente, sin exclusiones, donde seamos felices como personas humanas diversas, plenas, solidarias.

Esperamos contribuir a este objetivo con esta guía que les entregamos. Y que las dudas respecto a la información y comunicación sobre las comunidades LGTBIQ… sean, en lo posible, resueltas.

Notas

1 Empleo las iniciales LGTBIQ… con puntos suspensivos para indicar que la diversidad sexual y de género es dinámica y está en constante descubrimiento y conceptualización.

Descargar el curso completo en PDF

Comunicación en Colores: introducción

You May Also Like

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *