Apostamos por Fireox OS como sistema operativo para teléfonos inteligentes.

ACTUALIZACIÓN: 2 de febrero de 2017. No pudo ser. El sueño de tener un sistema operativo móvil libre de la familia Mozilla terminó. Si en 2016 la compañía ya anunció que abandonaría Firefox OS en esta fecha con un comunicado lo oficializó: “Terminaremos el desarrollo de Firefox OS para teléfonos inteligentes después de la versión 2.6”. La esperanza de romper el duopolio Android – iPhone está más lejos. Más si recordamos la también reciente desaparición de Cyanogenmod a finales de 2016, una versión libre de Android. El SO seguirá con un fork llamado Lineageos pero hay poco optimismo sobre que tenga más éxito que su antecesor.

ACTUALIZACIÓN: el 29 de enero de 2014, Google vendió Motorola a Lenovo. Google se queda con las patentes, aunque la empresa china podrá usarlas en sus teléfonos. Ese mismo día se filtró el acuerdo entre Google y Samsung. La empresa líder del sector de celulares se compromete a seguir con Android como sistema operativo, sin hacerle demasiadas adaptaciones, y dejar de apoyar el desarrollo de Tizen, otro sistema operativo libre para móviles. Además del uso cruzado de patentes entre ambas compañías.

Estos movimientos demuestran el enojo por parte de los fabricantes por la entrada en el mercado de Google-Motorola, las amenazas de Samsung por romper con Android y, sobre todo, la apremiante necesidad de que un sistema libre como Firefox OS pueda despegar, y romper el duopolio que existe hoy día en los smartphones.

El último informe de la Unión Internacional de Comunicaciones (UIT) lo deja muy claro: “a finales de 2013 habrá en total 6.800 millones de abonos móviles celulares, casi tantos como habitantes en el planeta” [1]. Ya en la mayoría de países de América Latina hay más celulares que personas. Es cierto que muchos de estos teléfonos aún no cuentan con planes de datos para acceder a Internet, pero con la llegada de la próxima generación de telefonía celular (4G) la cosa cambiará.

Vender acceso a Internet desde dispositivos móviles será el gran negocio del futuro. De hecho, la telefonía celular ya ha convertido al mexicano Carlos Slim en el hombre más rico del mundo gracias a su empresa Claro-Telecom, desbancando a Bill Gates y su Windows.

Si mayoritariamente el acceso a Internet en el futuro cercano será a través de estos aparatos y, además, es una considerable cantidad de dinero la que está en juego, ¿no sería deseable que las tecnologías que controlen estos dispositivos sean libres?

Muchas personas están tranquilas porque usan Android pero, a pesar de que es un sistema operativo programado en Linux, no es completamente libre. Richard Stallman, fundador de la Free Software Foundation, lo ha explicado en varias ocasiones con bastante claridad. Además, gracias a Edward Snowden, ya sabemos qué es lo que Google hace con nuestros datos.

Las otras opciones que tenemos en el mundo de los celulares, igualmente privativas e inseguras, son los iPhone de Apple, BlackBerry y su interminable crisis, y Windows Phone.

alt_text
Gráfico y datos obtenidos de http://gs.statcounter.com/

¿Realmente será posible desbancar a Android como el sistema operativo por excelencia de los teléfonos inteligentes? Creemos, y confiamos, en que sí. Y si esto sucede, Google, será el gran culpable de arruinar su propio sistema operativo Android.

Cuando en 2012 Google concretó la compra de Motorola Mobility por 12.500 millones de dólares dejó muy claro que el motivo principal era obtener las más de 17 mil patentes relacionadas con la telefonía celular que poseía esta compañía. El director de negocios de Android, John Lagerling, se apresuró a aclarar en una entrevista concedida al New York Times que su intención no era entrar en el negocio de la manufactura de teléfonos. Esta explicación era necesaria ya que algunos fabricantes que usan Android veían con recelo una posible irrupción de Google en la venta de móviles.

Hasta ahora Google ha apostado por el desarrollo de software y Android es un ejemplo exitoso. Su celular bandera, el teléfono Nexus, era fabricado por otras compañías, últimamente por LG. Y cualquier fabricante que se rija por las condiciones de las licencias de Android puede hacer uso de este software. Así lo están haciendo Sony, LG, Huawei y Samsung. Esta última empresa lidera la venta de terminales y, en cierta medida, ha sido gracias al uso de Android.

Ahora las cosas han cambiado y aunque Google insiste en diferenciar sus empresas de desarrollo de software para móviles (Android) y la que fabrica teléfonos (Motorola) lo cierto es que en el mercado hay un nuevo jugador. La última gama de teléfonos de Motorola equipados con Android entran directamente a disputar la supremacía a Samsung y al resto de marcas. Obviamente, esto no ha gustado al resto de marcas que sospechan, y con razón, que las próximas versiones de Android vendrán totalmente optimizadas para los Motorolas. Por eso, los fabricantes están buscando nuevas alternativas de software para sus teléfonos.

Por otro lado, están las operadoras que ven cómo el lucrativo mercado de las aplicaciones está controlado por las tiendas en línea de iPhone (Apple Store) y Andorid (Google Play).

Todo indica que es el momento de Firefox OS, el sistema operativo para móviles de la Fundación Mozilla. Si al inicio sólo algunas compañías como Telefónica apoyaron el emprendimiento de este software libre, recientemente (diciembre 2013) se ha creado el Open Web Device CRB una alianza de empresas, entre ellas operadoras (Deutsche Telecom, KDDI, Telefónica y Telenor) y fabricantes de teléfonos (LGE, Qualcomm, Sony Mobile, Spreadtrum, TCL y ZTE) con el objetivo de impulsar Firefox OS y los estándares abiertos en la telefonía celular. [2]

Está claro que esta alianza no es gratuita. Conocemos el interés real de Mozilla de apostarle a una web móvil abierta y libre, pero las operadoras y los fabricantes tienen otros motivos (más lucrativos). Al final, todo el mundo gana, sobre todo los usuarios y usuarias:

  • Las operadoras de telefonía podrían entrar en el terreno de las aplicaciones móviles y obtener ganancias considerables que ahora quedan en mano de las tiendas de Android y iPhone. Firefox OS tiene Marketplace para ofrecer aplicaciones, pero no es cerrada y permite a las operadoras tener su propia tienda. Además, al usar el estándar abierto de desarrollo HTML5 para la programación de apss, cualquier programador podría diseñar la suya y publicarla con total libertad.
  • Los fabricantes tendrían un sistema operativo que no depende de una sola empresa y que es completamente libre, por lo que podrían adaptarlo sin condiciones a sus equipos.
  • Y, por último, los más beneficiados serían los usuarios y las usuarias que sabrían con certeza qué hace el SO de su teléfono que sería más seguro y fiable. También habría equipos más baratos para elegir y mejores aplicaciones para sus teléfonos.

Estamos ante una oportunidad única para que en los dispositivos tecnológicos que mayoritariamente se usarán para navegar por Internet se use software libre.

¡Larga vida a Firefox OS!

[1] Ver informe completo de la UIT:
http://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Documents/publications/mis2013/MIS2013-exec-sum_S.pdf

[2] http://openwebdevice.org/members/index.html

La oportunidad para que todo el mundo use software libre

You May Also Like

One thought on “La oportunidad para que todo el mundo use software libre

  1. Bueno, tuve la oportunidad de usar Firefox y aunque promete, la verdad que está todavía un poco verde. Le falta mucho para llegar a Android o iOS. Buen artículo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *