Amnistía Internacional explica cómo la vulneración de la privacidad es la base del negocio de las grandes tecnológicas y no un simple «daño colateral».

En dicha investigación describen el modelo de negocio basado en la vigilancia y cómo este significa un ataque a la privacidad; los riesgos a los derechos humanos del análisis a gran escala más allá de la vulneración a la privacidad; y, analizan cómo la concentración de poder de estas plataformas obstaculizan la rendición de cuentas. Por último el informe enumera una serie de recomendaciones tanto para los Estados como para las empresas.

 

“No se debe permitir a Facebook y Google dictar cómo debemos vivir online. Estas empresas han optado por determinado modelo empresarial basado en la vigilancia, que afecta a la privacidad, la libertad de expresión y otros derechos humanos. La tecnología que sustenta Internet no es incompatible con nuestros derechos, pero el modelo empresarial que Facebook y Google han elegido sí lo es”, expresó Kumi Naidoo, secretario general de Amnistía Internacional en el comunicado de lanzamiento del informe.

«El auge del modelo de negocio basado en la vigilancia ha dado lugar a que dos empresas -Google y Facebook- controlen una arquitectura de vigilancia que no tiene base para la comparación en la historia de la humanidad. Este sistema abarca continentes enteros y afecta al menos a un tercio de la población mundial. En su forma actual, el modelo empresarial basado en la vigilancia es incompatible con el derecho a la intimidad y constituye una grave amenaza para una serie de otros derechos humanos», concluye el documento.

Actualmente el informe se encuentra disponible sólo en inglés. Para más información se puede leer el comunicado de prensa del documento aquí.

«La vigilancia de Facebook y Google representa un peligro para los derechos humanos»

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *