Las barreras impuestas a las ideas y al conocimiento han sido creadas artificialmente. Los bienes materiales, como una casa o una manzana, no se pueden comparar con los bienes intelectuales, como un libro o una canción. Compartir las ideas propias no significa perderlas. La famosa comparación entre manzanas e ideas, atribuida al premio nobel de literatura, el irlandés George Bernard Shaw, lo ejemplifica perfectamente:

“Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas.”

El movimiento de cultura libre aboga, precisamente, por eso, por compartir, por democratizar el conocimiento en un entorno de respeto por los derechos de autor.

En este modelo las autoras y autores son quienes deciden qué quieren compartir y cómo. Permiten, por ejemplo, que la gente se baje de Internet sus canciones porque saben que se harán conocidos y la gente irá a sus conciertos. O dejan que otros traduzcan libremente sus libros a otros idiomas porque así los podrán leer en otros países.

La Cultura Libre entiende que la ciudadanía debe ejercer su derecho de acceder a la cultura y a la educación, sin que esto perjudique a los autores y a las industrias culturales.

Esto no significa legitimar la llamada “piratería”, es decir, copias ilegales de programas o usos no autorizados de obras literarias, artísticas o intelectuales. Por el contrario, este derecho de acceso se facilita estableciendo entornos abiertos de creación, difusión y distribución de la cultura y el conocimiento.

Entornos donde los creadores pueden vivir de sus creaciones, las empresas intermediarias tengan márgenes de ganancias racionales y la ciudadanía tenga acceso a libros, música, cine y otras producciones culturales sin la necesidad de pagar enormes cantidades de dinero.

Internet facilita la creación de estos entornos digitales de intercambio donde lo material (el soporte físico) ya no es imprescindible para que se pueda acceder al conocimiento.

¿Significa que ya nadie comprará un libro o pagará por ir al cine?¿“Se morirán de hambre” quienes de dedican al arte y a la cultura? Definitivamente, no. La cultura libre promueve modelos donde la gente acceda a la cultura y los autores vivan de sus creaciones.

La ventas de libros y de música no han decaído. Tampoco las entradas a los cines. Según el estudio realizado a fines de 2013 por The London School of Economics and Political Science “Hollywood ha logrado unos ingresos récord de taquilla mundial de USD 35 mil millones en 2012, un aumento del 6% con respecto a 2011”. [2]

Aunque una escritora publique su libro digital de forma libre en Internet nada impide que pueda vender los ejemplares de papel en las librerías. Muchas de las personas que tienen recursos para comprar ese libro lo siguen haciendo. Además, con una distribución tan masiva desde Internet es posible que en otras partes del mundo se conozca al autor y quieran traducir y publicar su libro en otros idiomas.

Eso le pasó al famoso escritor Paulo Coelho. Por eso, ahora, él mismo sube sus libros a su web para que los bajes. Su libro el Alquimista fue traducido y adaptado al ruso, no por su editorial, sino por un apasionado de su obra. La puso a circular en Internet y Coelho pasó de vender mil libros al año a cien mil: “Al final del día la gente lo va a comprar, porque esto les estimula a leer y eso a su vez, les estimula a comprar”, afirma Coelho.

Un modelo con menos restricciones sobre la copia puede abrir nuevos mercados. Internet facilita este proceso. Entonces, ¿quién alimenta este mito de que la cultura libre mata a creadores y artistas? Los mismos intermediarios y editores que se opusieron al Estatuto de Anne y que fueron aumentando los períodos de Copyright. Las discográficas, las editoriales de libros, las empresas del cine. Esas grandes empresas que se hicieron ricas a costa de los autores y que son quienes ven mermar sus ganancias.

De cada 1000 dólares ganados por la venta de discos, solo 23 van para quien hace el disco 9. De cada 30 dólares que se ganan por la venta de un libro, sólo 3 van para quien lo escribió 10. ¿Quién mata realmente de hambre a los artistas?

Infografía de Derecho a Leer, blog argentino que te recomendamos, sobre todo este artículo: Por qué la piratería es beneficiosa para los músicos, y la industria discográfica no.

Por eso, muchas y muchos de estos artistas se saltan a los intermediarios, publican de forma libre sus trabajos y por otros medios obtienen las mismas ganancias, o más, que les pagaban las editoriales. ¡Cultura Libre!

Y ahora que conocemos las alternativas al copyright aprenderemos cómo utilizarlas en el siguiente capítulo: ¿cómo puedo permitir que alguien use libremente mis producciones? ¡Antes no te olvides de la tarea que será muy radiofónica!


TAREA 
Pasa por tu radio la radionovela ¡Utopía por la libre! Después, abre un debate con los oyentes y algunos invitados y nos cuentas en los comentarios cómo te fue. Si no tienes radio, no importa, escucha la radionovela y comparte tus coméntanos qué te pareció y si conoces alguna experiencia de grupos que trabajen en tu país como la banda Utiopía.


[2] Este estudio se puede descargar aquí.

Capítulo 4 – Cultura libre: licencias copyleft

You May Also Like

27 thoughts on “Capítulo 4 – Cultura libre: licencias copyleft

  1. La radionovela !utopía por la libre! es una radiografía de la explotación de las industrias discográficas.
    Les recomiendo la película Habana Blues, similar al caso de utopía. Es la realidad de los parásitos de las industrias discográficas, esta vez españoles, quienes ilusionan a jóvenes talentosos de Cuba y los hacen firmar un contrato similar al ejemplo citado en este capítulo con la ilustración de los Simpsons.
    En Colombia todos los días surgen grupos musicales así, con un talento impresionante, que le apuestan a sus propias letras y después terminan vendidos al primer productor discográfico mercantil. Renuncian a sus sueños y terminan solo produciendo lo que el mercado les pide.
    La radionovela ¡Utopía por la libre!, es un ejemplo del potencial de la cultura libre, al permitir que los prosumidores hagan eco de la variedad de contenidos en la red y permitan el crecimiento y expansión de las creaciones.

  2. Es muy interesante la radionovela, de hecho la dirección que le he dado a mi radio, es trabajar en conjunto con las bandas que no son conocidas o las que tienen pocos recursos, dándolas a conocer.
    En mi país le decimos “trabajar espalda con espalda”.

  3. En Ecuador la lucha contra la piratería sigue siendo un tema de nunca acabar, hay negocios que venden cantidades de cds o dvd con música o películas sin tener el permiso correspondiente. Los artistas no reciben ni un centavo por la difusión de su música. La mayoría de ganancia es para los dueños de negocios y la mafia de los piratas que se enriquecen con la piratería.

    1. Pero es curioso como por ejemplo no “piratean” el cine nacional o si lo venden, se vende mucho más caro porque pagan impuestos a los autores por eso. Incluso el anterior director del IEPI en varios debates hablaba sobre cómo el mercado “obliga al pirateo”, decía que no es posible que una canción o una película cueste lo mismo en EEUU que en Ecuador o Bolivia cuando los suelos son mucho más bajos. No quiero con esto defender la piratería, sólo digo que no podemos quedarnos con la idea que transmiten quienes defienden a ultranza los derechos de autor y negocian con ello, hay muchas aristas y es un tema amplio sobre el que buscar nuevos modelos que permitan, tanto el acceso a los bienes culturales, como la retribución a los creadores y la industria que los mantiene, pero con unos márgenes de ganancia sensatos.

  4. Me parecio bastante interesante la historia. Sin duda alguna el Internet es una catapulta para muchas agrupaciones y solistas hoy en dia. Conoci a una persona en mi pais (Bolivia) que componia musica para documentales y las vendia por Internet, lamentablemente no le fue bien, creo que fue por el costo de 50 dolares por pieza.
    Plataformas como Jamendo son interesantes para encontrar musica libre y algunas de paga con precios modicos.

  5. Tuve la oportunidad de hacer experiencia en Radionovela cuando pertenerci a la Compañia de teatro de la UTPL es una experiencia maravillosa y requiere de mucha creatividad y paciencia; los detalles son muy importantes.
    Lamentablemente hay muchos grupos que graban en vivo y hacen que se pierda la magia y la imaginación del objetivo de la Radionovela que es dar una realidad independiente a cada oyente.

  6. No dirijo radio pero, creo conocerlas un poco, al menos en la región andina específicamente en Mérida. Desde el Consejo de Comunicación y Participación del Poder Popular del Estado Mérida “David Ildemaro Berrios Juárez” hemos logrado intercambiar producciones y compartir contenidos sin condicionamiento alguno solo el compromiso de difundir lo acordado. Ésta iniciativa nos ha llevado incluso a invitar bandas musicales para que compartan sus creaciones en más de 60 radios de la región, lo que se traduce a que sean conocidas por un público in-imaginado. Ahora bien una debilidad terrible en tiempos de guerra económica y financiera las está poniendo en peligro de extinción (radios) para la sustentabilidad en el espacio y tiempo pero estoy seguro que saldremos adelante.

  7. No trabajo para una radiodifusora, soy productora independiente pero me encantó la serie, porque te explica claramente sobre el tipo de licencias libres que se pueden utilizar sin depender de alguna editorial ó disquera .Se me hizo una serie bastante realista y qué mejor forma de dar a conocerlas.
    En el estado de Oaxaca conozco a algunas bandas de rock y la que se me viene a la cabeza en este momento se llama “qvadis” en donde ellos mismos se hacen publicidad y realmente mucha gente acude a sus conciertos porque las mismas redes sociales se encargan de la publicidad, mas a parte la familia.

  8. ¡Definitivamente, Utopía tomó el camino para irse por la libre!. Pienso que en la actualidad existen muchas bandas que producen individualmente sus temas. De está manera están evitando el concurso de las productoras para ahorrarse y captar una importante cantidad de dinero, que satisfaga las necesidades generales de los integrantes.
    La intermediación de las empresas disqueras grandes y pequeñas, definitivamente, son las que se encargan de acaparar una importante cantidad de dinero producto de las obras que el autor ha creado y plasmado

  9. Es cierto que través del Internet algunos artistas se han dado a conocer y han llegado a ser famosos. También han llegado a obtener más ganancias con la venta de entradas para conciertos y presentaciones en espacios no tan caros, por ejemplo ferias, en el caso de México o a veces los boletos están a bajo precio y tenemos la oportunidad de ver a nuestros artistas preferidos.
    La ganancias como siempre se queda con los intermediarios y los autores muchas veces no logran recuperar la inversión para hacer alguna grabación. Lo importante es aprender junto con ustedes cómo debemos hacer para subir nuestras grabaciones, compartirlas y hacerlas libres.
    Mi sueño es compartir unas leyendas que están en idiomas náhuatl, español, inglés y francés y que sean conocidas en todo el mundo. Ya llevo trabajando en ello cerca de 2 años.

  10. Lo que le faltó es describir con más detalle las alternativas que representa ir por la libre en voz de la profa como del asesor musical. No es mal ejemplo, reconozco que promueve la curiosidad sobre el tema, anque no me hice fan de la radionovela. En México conozco a grupos que habían firmado con grandes disqueras y que terminaron produdiéndose de forma independiente, un ejemplo emblemático es la agrupación Santa Sabina. Hoy en día existen disqueras más pequeñas con quienes firman bandas independientes, incluyendo grupos indígenas, y también conozco músicos y proyectos que han solicitado y recibido el apoyo gubernamental a través de Programas como PACMYC.

  11. Yo no tengo radiodifusora ,hago trabajos radiales independientes y pienso que definitivamente es muy bueno dar a conocer las licencias libres porq muchas veces los artistas se dejan llevar por el medio y no se dan cuenta q solo trabajarán oara la editorial o la disquera,me gustó mucho la serie porq te explica claramente la cultura y derecho libre,considero q se debería trabajar mas en ello para generar conocimiento y conciencia sobre cómo puede uno darse a conocer y ser talentoso sin necesidad de intermediarios . En Oaxaca existen varios grupos musicales q utilizan este medio de,las redes sociales y efectivamente la gente va a sus conciertos y han logrado ser reconocidos por su amor a la musica y por compartirla.

  12. Esta radionovela, como lo he expresado en mi Canal NTTradio de Ivoox es una forma inteligente e interesante de contraponer dos modelos antagónicos de gestión discográfica.
    El oyente puede optar, al tener conocimiento de ambos modelos, por aquel que quiera para comercialización de su producto.
    Obviamente nos lleva a reforzar nuestra simpatía por las radios libres.

  13. Excelente el ejemplo a modo de comentario les puedo decir que en paraguay seguimos en la lucha contra la piratería aun se sigue viendo principalmente en el centro de la ciudad algunos trabajadores informales que aun lo practican pero es una mínima minoria la cual se dedica por suerte estamos en dicha lucha con relación al capitulo me sirve para algún día llevarlo a la practica

  14. TAREA # 4

    La cultura libre en Venezuela es un proceso que está llegando de manera gradual al medio musical, debido a los referentes que la juventud tiene en el mercado comercial, mostrando un ejemplo de enriquecimiento brutal y no de favorecimiento del arte; por estas razones al colocar ¡UTOPÍA POR LA LIBRE! Muchas personas piensan que la ley puede atropellar a las radios alternativas y comunitarias, por el reclamo de regalías de los temas y pistas reproducidos en las plantillas y parrillas de programación diarias. Afortunadamente ahora contamos con una emisora de radio en Venezuela que sirve de ejemplo de lo que podemos hacer y reproducir en nuestra programaciones, me refiero Alba Ciudad 96.3 Fm, quienes en la página web de la emisora muestran la música que ellos reproducen a diario e incorporan agrupaciones y artistas de la cultura libre, fungiendo como una musitéca donde podemos descargar y seleccionar el material sonoro que requerimos para ambientar nuestra programación. De igual manera colocan una leyenda en el reproductor de los temas.

    Alba Ciudad provee la opción de descargar canciones en formato MP3 como una forma de dar a conocer las obras de numerosos artistas venezolanos, quienes han sido invisibilizados por la industria cultural y las transnacionales del entretenimiento. Esta es una herramienta más provista por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y el Gobierno Bolivariano en la lucha por la descolonización cultural.
    Si te gusta su música, ¡te instamos a apoyar a los artistas nacionales!
    • Adquiere sus discos originales.
    • Asiste a sus conciertos.
    • Háblales a otros de su música.
    Contamos con tu apoyo para demostrar que sí es posible un mundo donde la cultura pueda ser compartida libremente y los artistas puedan vivir de su trabajo y sus creaciones.

    1. Gran ejemplo y aporte Alonso! La idea de la Cultura Libre no es ir contra los artistas, que tienen todo el derecho de ganarse la vida de su trabajo. Precisamente, la Cultura Libre pretende que lo puedan hacer y que la retribución sea digna. En el modelo actual son los intermediarios los que se quedan con las ganancias, no los artistas, por eso, es necesario buscar alternativas. Vos apuntas 3 en tu comentario. Y es totalmente necesario que el Estado (desde sus dependencias públicas, ya sean radios, ministerios, secretarías de cultura…) hagan lo suyo para repensar este modelo caduco y trabajar por uno más libre, flexible, que garantice tanto el derechos de la ciudadanía a la cultura, como el de las y los artistas a vivir de su trabajo.
      Abrazo!

  15. Nuestra emisora apoya socialmente a todas las agrupaciones de la comuna, es así como entre ellas hay varios grupos de rock que tienen tribuna en un horario nocturno dado que entre ellos hay estudiantes y trabajadores.
    En el horario que a estos grupos les corresponde se retransmitió la Radio Novela ¡Utopía por la Libre!.
    El aporte del contenido de este material, fué muy bién recibido y se les aclararon muchas dudas al respecto como también al suscrito, quedando la inquietud entre ellos y auditores sobre más información al respecto.

    1. Genial Pedro! Creo que la misión de las radios es doble en este sentido. Es decir, no sólo dando a conocer a estos grupos (y no sólo a los que nos imponen las discográficas) sino de debatir y dar a conocer otras alternativas para licencias y difundir el trabajo de los músicos. Ánimo!

  16. Con el auge del internet muchos autores o compositores que no tienen acceso a darse a conocer pueden hacerlo Con las diferentes licencia que existen podemos escoger la que mejor se acomode a nuestras necesidades y porque no, nuestros sueños, sin depender de intermediarios, quienes en realidad serán los que lucren del trabajo y esfuerzo intelectual, en lo personal no conozco algún caso en concreto, pero los creadores de esta radio novela deben conocerlo o haberlo vivido para que la hayan producido de una manera tan real.

  17. Me parecio muy interesante el contenido de la radionovela y me ilusiona que en el futuro en la institucion donde trabajo se graben este tipo de segmentos, en mi pais hay varios grupos de musical alternativa uno de ellos es el grupo son de pueblo muy cercanos a la institucion.

  18. la radionovela ¡Utopía por la libre! ha marcado un hito en mi vida, qué pena que por ahora no esté laborando en medios porque me hubiera gustado compartirlo con los oyentes.
    Sobre mi comentario sobre esta radionovela ha cambiado mi estereotipo que tenía, en mi caso estaba buscando una disquera para que pudiera grabar mis audios de poemas, pero lamentablemente eran muy caras, yo debía de depositar un monto para que ellos puedan hacer la grabación e impresión del mismo y no me había dado cuenta que son ellos (las disqueras) quienes más ganan.
    Con este hecho me impulsa a en un futuro poder compartir mis producciones en la web a través de una plataforma y luego ganar dinero por mis presentaciones.

    1. Irina, qué buen que el curso te sirviera para ver que hay otros modelos de producción y difusión de tu obra. Ojala nos puedas contar cómo te va en esta forma alternativa y libre de crear y compartir la cultura. Suerte y nos tienes al tanto porfa!

  19. Ciertamente, el mundo de los negocios es complejo. No es un mundo romántico, sino más bien un mundo en el que los contratos, los convenios, el conocimiento de las leyes son muy relevantes. El apoyar o estar de acuerdo con un copyright o con el copyleft más que una simple decisión acerca de una obra y su distribución, pienso, tiene que ver con una manera de ver la vida y de entender el mundo y nuestra contribución a lograr una mejor convivencia. A la vez se relaciona con nuestra visión sobre el poder y su manejo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *