¿Acaso desarrollan software las mujeres?

Al principio ellas eran las programadoras, eran ellas quienes desarrollaban el software. En la década de 1960 el sector de la informática estaba en pleno apogeo pero lo importante en aquel momento era construir los primeros ordenadores. El hardware era lo que daba prestigio. Por eso los ingenieros hombres delegaban en las mujeres las actividades “secundarias”: el desarrollo de software.

Los estereotipos estaban más vivos que nunca en una época donde la mujer recién se incorporaba al mercado laboral. En libros de aquellos años comparaban la programación con coser o cocinar. Si eras buena para eso, también podías desarrollar software. ¿Cuándo y por qué cambió todo? El escritor Clive Thompson habla de tres momentos clave en su nuevo libro “Programadores. La creación de una nueva tribu y la recreación del mundo”.

Lo primero que el software comenzó a ser relevante y las empresas comenzaron a nombrar a directivos, obviamente varones. Una cosa es que las mujeres pudieran programar, pero de ahí a ponerlas al frente de la empresa, no. Lo segundo es la aparición del ordenador persona que los niños recibían en navidad mucho más que sus hermanas a las que seguían regalando muñecas y cocinitas. Esto hizo que muchos jóvenes varones se convirtieran en los destacados programadores que iniciaron empresas como Microsoft o Apple. Y por último, afirma Thompson, «cuando un sector está cada vez mejor pagado y es prominente, los hombres que lo habían despreciado se apresuran a entrar» [1].

Como vemos, no es un problema genético de las mujeres o que las neuronas masculinas estén mejor preparadas para desarrollar software. Es un problema social de asignación de roles. Un problema sobre cómo se ha ido instaurando el modelo de desarrollo tecnológico en una sociedad fuertemente influenciada por el patriarcado y el capitalismo.

Aunque estamos en el siglo XXI, estos sesgos y estereotipos aún perduran. Son los culpables de que las niñas, a los 6 años, ya piensen que son menos “brillantes” que sus compañeros o que las adolescentes son mejores para las letras y humanidades y los chico para las ciencias y las tecnologías.[2]

Otro problema que refuerza estos prejuicios es la falta de referentes. Aunque hay muchas científicas el techo de cristal existente en este campo les impide acceder a puestos directivos. No son ellas las que salen en televisión cuando se habla de Silicon Valley o de la Inteligencia Artificial. Para erradicar estos estereotipos y reivindicar el papel de las mujeres en la ciencia se celebra todos los 11 de febrero el “Día de las Mujeres en la Ciencia y en la Tecnología”.

Y hay otro día, el de Ada Lovelace, el segundo martes de octubre. Una fecha para visibilizar las mujeres de las ciencias, tecnología, ingeniería y matemática (STEM por su siglas en inglés), entre ellas a las programadoras y desarrolladoras de software. Ada Lovelace fue una matemática, escritora e informática británica del siglo XIX. Se la considera una de las primeras programadoras de la historia y la creadora del primer algoritmo para ser procesado por una máquina. [3] [4]

En Radios Libres nos queremos sumar a esta iniciativa con algunos recursos:

Referencias

[1] https://elpais.com/tecnologia/2019/09/11/actualidad/1568211819_635943.html

[2] https://11defebrero.org/mujer-y-ciencia/rendimiento-y-estereotipo/

[3] https://www.xataka.com/historia-tecnologica/asi-fue-como-ada-lovelace-ayudo-a-crear-informatica-cuando-nadie-vio-potencial-real-que-tenia-maquina-babbage

[4] https://www.americanscientist.org/article/crowdsourcing-gender-equity

https://web.archive.org/web/20180118004813/http://blog.fogcreek.com/girls-go-geek-again/

https://elpais.com/tecnologia/2018/06/14/actualidad/1528977394_341784.html

Más información:

Celebra el Día de Ada Lovelace en tu radio

Las Ada Lovelace de América Latina

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *