En este primer capítulo buscaremos entender algunos de los planteos del feminismo hacia las tecnologías.

¿ACASO SÓLO LOS HOMBRES DISEÑAN Y PRODUCEN TECNOLOGÍAS?

El mundo de las tecnologías ha sido dominado por los hombres, generalmente blancos y de clase media. ¿Será porque a nosotras no nos interesa el tema? ¿O porque son asuntos muy complicados y no tenemos las habilidades necesarias para entenderlos? ¿O porque sólo han sido los hombres quienes han aportado al desarrollo de la ciencia y la tecnología? Pista:

Las mujeres hemos contribuido —¡y mucho!— al desarrollo de la ciencia y la tecnología. Descubrimientos en física, matemática, química y, también, en la informática. Pero este aporte, al igual que en otros ámbitos, ha sido invisibilizado o se lo presenta como anecdótico. ¿Sabías Ada Lovelace sentó las bases para los lenguajes de programación fue una mujer? ¿Y que sin Hedy Lamarr no tendríamos wi-fi? La colectiva Donestech hizo un video recopilando algunos de los aportes de la mujeres a la ciencia. Aunque está en inglés, puedes ver el avance. Quizás encuentres algún nombre que ya conocías:

Computer Sciences HerStory from LelaCoders on Vimeo.

¿HAY TECNOLOGÍAS PARA HOMBRES Y TECNOLOGÍAS PARA MUJERES?

Una de las causas por las que el mundo tecnológico se encuentra predominantemente ocupado por hombres tiene sus orígenes en las representaciones sociales sobre la tecnología. Por supuesto que estas representaciones tienen raíces profundas en un sistema específico de relaciones de poder. Pero la transmisión de visiones de mundo a través de mensajes como la publicidad es clave a la hora de reproducir estereotipos.

Las empresas piensan y diseñan computadoras, automóviles, relojes deportivos, celulares, o maquinarias complejas imaginando a los hombres como usuarios finales; en cambio, piensan en las mujeres quienes diseñan tecnologías relacionadas con los cuidados (cocinas, lavarropas, electrodomésticos en general) o tecnologías para que se adecuación a estándares de belleza determinados (máquinas de ejercicios, secadoras de pelo, planchas, depiladoras, etc.). Es decir, para el mercado sí somos usuarias y consumidoras de tecnología, pero solamente de cierto tipo de tecnologías, de tecnologías de “menor nivel”.

Por qué, ¿qué tiene más status: saber manejar una cocina o conducir un automóvil con precisión? Aunque en términos de complejidad quizás requieran habilidades equiparables, nadie presumiría de saber usar una lavadora, por ejemplo. Es decir, existen jerarquías en las habilidades necesarias para el uso de tecnologías: conducir un coche es más cool, más necesario, más complicado, más elegante, más poderoso que dominar una procesadora de alimentos. Quizás estas comparaciones resulten un poco exageradas, pero es cierto que operan sutilmente en nuestros imaginarios. Porque van socializando ideas sobre qué espacios debemos o podemos ocupar las mujeres y cuáles no en el campo de las tecnologías.

Para saber más: te recomendamos el libro Tecnofeminismo de Judy Wacjman, que hace un recorrido sobre las respuestas que los feminismos dieron a la cuestión tecnológica.

EL CIBERFEMINISMO

El ciberfeminismo es una corriente que dio respuestas a los desafíos que las tecnologías presentaban a quienes no eran hombres heterosexuales blancos, ese ser humano para quienes las TIC están diseñadas. ¿Son las tecnologías elementos opresores o liberadores? ¿Pueden las tecnologías abrirnos nuevas posibilidades de expresión o nos enfrentan, otra vez, a escenarios hostiles? ¿Qué papel tienen los roles de género en el uso y acceso a Internet? ¿Pueden ser las TIC nuestras aliadas en la erradicación la discriminación y la violencia de género? ¿O son máquinas patriarcales que reproducen las relaciones machistas? ¿Es posible estar en el ciberespacio sin cuestionar el patriarcado?

Incluso dentro del ciberfeminismo las respuestas a estos dilemas fueron variando a lo largo del tiempo, conformando diferentes etapas. Te proponemos ver este pequeño documental para conocer de la mano de Remedios Zafra, autora de Un cuarto propio conectado, la historia del ciberfeminismo, desde sus orígenes hasta algunas de sus expresiones más actuales.

CIBERFEMINISMO Y CIBERACTIVISMO FEMINISTA

A primera vista parece un trabalenguas. Pero este es un punto que genera confusiones. Incluso entre nosotras mientras preparamos este curso. Por ejemplo, ¿es #niunamenos, un movimiento que hace un fuerte uso de las TIC, una experiencia ciberfeminista? Creemos que no lo es. Pero sí que es una práctica de ciberactivismo feminista, impulsando acciones, online y offline, a través de Facebook, de Twitter, de Instagram, de páginas web, de correos electrónicos, etc., y, también, a través de la ocupación del espacio urbano.

El ciberactivismo feminista y el ciberfeminismo son cosas distintas. Ahora, ¿cuál es el elemento de diferenciación? En primer lugar la autoidentificación, es decir, nadie nos puede imponer qué ser y cómo ser. Una se siente ciberfeminista o no se siente. Y, en segundo lugar, el ciberfeminismo está orientado a la crítica tecnológica pero no únicamente de nuestro lugar como mujeres usuarias y consumidoras, sino haciendo énfasis en visibilizar las relaciones de poder intrínsecas en la tecnologías: cómo están diseñadas, qué tipo de relaciones permiten (sólo podemos reaccionar de 7 maneras en Facebook: me gusta, me encanta, me divierte, me asombra, me entristece, me enoja, por ejemplo), los valores que reproducen, etc. El ciberfeminismo no es simplemente usar las TIC, sino que pasa por una apropiación crítica de ellas.

Lo que ocurre, en muchos casos, es que grupos y organizaciones feministas comenzamos a utilizar las TIC para impulsar nuestras agendas. Y en ese acto de ocupación del ciberespacio empezamos a notar que los niveles de violencia y censura en línea, cuando tratamos temas de violencia machista, son muy altos. Nuestras cuentas empiezan a ser denunciadas, conocemos a los trolls que nos acosan, experimentamos censura y otras formas de violencia machista en línea. La experiencia nos empieza a demostrar que las relaciones de poder patriarcales offline también se reproducen online; y que las grandes plataformas lejos de combatirlas, las consienten. ¿Por qué? Porque, entre otras cuestiones, vivimos en una Internet diseñada y gestionada por hombres capitalistas, seres humanos en posición de privilegio. El ciberactivismo feminista termina convirtiéndose en una puerta de entrada al ciberfeminismo, porque en ese acto de ocupar el ciberespacio vas entendiendo las lógicas patriarcales que operan en él.

TAREA 1: Después de lo que has leído y reflexionado, ¿cómo definirías personalmente el ciberfeminismo? ¿Tuviste alguna experiencia en la que se te excluyera de cuestiones tecnológicas por ser mujer? ¿Sientes que la tecnología te libera o te oprime? Comparte tu reflexión y tus dudas y preguntas en los comentarios.

Capítulo 1: La tecnología (también) es cosa de mujeres

You May Also Like

119 thoughts on “Capítulo 1: La tecnología (también) es cosa de mujeres

  1. Entiendo el ciberfeminismo con el ejercicio del feminismo en los espacios virtuales, en especial, en internet. Esta posibilidad de participación se hizo muy importante para mí, por permitirme convivir e intercambiar ideas con otras mujeres interesadas en discutir las cuestiones de género.
    Como profesional, tuve una experiencia con la tecnología al estudiar programación cuando era más joven, era un ambiente bastante cerrado y machista, con pocas mujeres. Después de graduada, periodista, me acerqué nuevamente a la tecnología como investigadora. Una vez más encontré un ambiente cerrado y machista.
    Pensando en la vivencia de lo cotidiano, diría que la tecnología libera y oprime. Se libera cuando ofrece un espacio más horizontal y permite crear conexiones importantes. Oprime cuando abre la posibilidad de exposiciones, amenazas y juicios anónimos.

  2. Entiendo el ciberfeminismo como la necesidad y ek derecho que tienen las mujeres de hacer presencia a través de el mundo digital y tecnológico, también el deseo de hacerse visible y expresar sus ideas, pensamientos y sentimientos, de utilizar la tecnología para contarle al mundo que está ahí, que piensan, tienen sentimientos, pero que también le han aportado mucho al desarrollo de la huamnidad pero que por el machismo milenario, muchas veces patrocinado por mujeres, han sido invisibilizadas.

  3. Hola compañerxs, he comentado previamente pero como no lo veo, vuelvo a hacerlo por si no se pudo carga.

    Este primer capítulo me ha subsumido en un universo de curiosidades y asombros que me urge seguir explorando a través de cada link e hiperlink. ¡Gracias!
    En relación a lo que hemos podido aprender hasta aquí, me parece súper empoderadora la diferenciación que se hace entre ciberfeminismo y ciberactivismo feminista.
    Recuerdo una materia que cursé en la licenciatura de Ciencias de la Comunicación (UBA) que hablaba de lxs “analfabetxs digitales”.
    Por mucho que la publicidad y hasta los mismos estados pretendan invisibilizarlo, todavía existe un gran número de personas que no saben leer ni escribir y eso, no sólo es uno de los principales derechos humanos que se vulnera sino además una de las principales columnas que sostienen este sistema basado en desigualdades sociales, políticas, económicas y de género: el capitalismo.
    En este sentido, hoy se juega un nuevo analfabetismo que es el digital y que nos urge apropiarnos para transformar esta sociedad que continúa siendo patriarcal y opresiva.
    Como bien se advierte, hoy el conocimiento y la creación bajo lenguajes informáticos de un mundo digital está bajo las manos de varones y no cualquier varón sino el blanco, cis, heterosexual, europeo, clase alta, empresario y capitalista.
    Debemos revolucionar esto y para empezar es clave conocer la diferencia entre ciberfeminismo y ciberactivismo, entre el uso del lenguaje y normas creadas por otrOs y la creación de nuestros lenguajes y formas.
    Los analfabetismos mutan, pero la opresión es la misma, ¡a liberarnos! ¡a empoderarnos! ¡a formarnos! ¡a apropiarnos de la tecnología!

  4. El ciberfeminismo es una apuesta de configuración de nuevas subjetividades, o como lo menciona Remedios Zafra la configuración netiana de feminismo al interior de las redes. Es una apuesta maravillosa de vinculación de las resistencias artísticas y culturales inmersas en estos escenarios donde la creación de nuevos seres es maleable .
    El campo de las ciencias sociales es un campo de modernidades donde la cretividad y la innovación se van dejando de lado por la corriente de publicación estandarizada según dinámicas del imperialismo científico, SCOPUS entre otras. En esa medida, la vinculación de estas herramientas creativas y tecnológicas hasta ahora comienza en mí, con total interés de continuar revisando y aprendiendo.
    En términos particulares creo que la posibilidad de este trabajo en redes virtuales potencia las acciones creativas y sobretodo las desestructura de las formas hegemónicas de creación y publicación de contenidos. La autogestión creativa permite nuevos discursos y con esto la generación de nuevos escenarios de resistencia.

  5. La presentación de los contenidos es muy buena. Felicitaciones por ello, sin embargo no sé si es apresurado poner definiciones, de hecho me pareció un campo lleno de espacios con líneas difusas el termino Ciberfeminismo. Como podría pensarme en un feminismo llevado al mundo cibernético de la información y las formas de comunicar y vincular desde el feminismo; creo que eso sería pensar en usar un medio más entre muchos otros disponibles: falso. Yo entiendo que un feminismo además de comunicar y desnaturalizar ciertos comportamientos, también implica el acercamiento a la organización, a la creación de acciones de cambio, generar una cultura de cambio y la puesta en cuestionamiento de las vinculaciones que afectan a las injusticias por situación de género, no necesariamente pensado en el activismo como combate, sino también en el sabotaje lúdico, para lo cual lo más visible es la puesta en marcha de una cultura digital alternativa. Creo que existe en el mundo virtual que en un inicio se planteó como espacios de libertad, ahora hay un criterio evidente de quien creo estas tecnologías y para qué. Es cierto que la tecnología está pensada para democratizar acceso, pero no es que vivamos en una sociedad que impulse la asociación o el emprendimiento personal no vinculado a lo productivo. La cultura y la difusión en lo poco que hay, se nota exclusión hacia las mujeres. Se habló de que la tecnología no es neutral, y estoy de acuerdo. Arriesgando una definición de ciberfeminismo, lo pondría en términos de estrategia de acompañamiento a una toma de conciencia feminista en la vida digital, con todo lo que implica una toma de conciencia más que una toma de armas en una nueva tecnología. Volvería a ver lo vivencial más que a lo técnico – tecnológico.

    Como varón creo que no he sentido una exclusión directamente en lo tecnológico, pero si los prejuicios de “cosas que debo saber” por se varón. He visto la exclusión desde por ejemplo mi madre que se niega a un teléfono tactil porque dice que esas cosas no son para ella, y no es solo generacional el asunto, mi hermana más de una vez me ha pedido revisar y configurar su teléfono tactil porque a ella “no se le da bien”. Entonces si que hay practicas que he visto y sentido, no dirigidos hacia mí, pero que no dejan de ser incomodas. Total.

    1. ¡Hola Galo! Gracias por tomarte el tiempo de comentar. Me encantó tu propuesta de “sabotaje lúdico”, porque de eso se trata: romper contra prácticas patriarcales, pero hacerlo con alegría. Es verdad que necesariamente el ciberfeminismo implica una toma de conciencia feminista en la vida digital, pero también de las decisiones políticas que moldean esa vida digital. Cuando te pidan ayuda para configurar dispositivos, por ejemplo, una cosa que puedes hacer es no agarrar ni manejar el aparato sino ir acompañando a la persona, diciéndole cómo se hacen las cosas, por qué, de qué manera. Así, la próxima vez, ya puede hacerlo sola. ¡Un abrazo!

  6. Hola! realmente es enriquecedor leer a todas compañeras de diferentes partes del mundo y seguramente una gran diversidad generacional, comentar y discutir sobre ciberfeminismo y ciberactivismo. Desde pequeña me rodeo de tecnologías, pero nunca me había animado a manipularlas más de lo que me enseñaron, hasta que situaciones de la vida me enfrentaron a ir más allá y buscar mayores conocimientos de los que en algún momento me habían dado. Fue justamente una relación de poder con un varón en una trabajo que me empujo a poder pensar la tecnología como una herramienta a disposición, pero que necesita ser analizada desde esta cuestión de género y de clase ¿para quién fue hecha? y a partir de ahí apropiarse y cambiarle el sentido. Creo, entonces, que el ciberfeminismo es una corriente crítica hacia las tecnologías, el ciberespacio y la internet, que busca deconstruir lo dado para construir algo nueva y util para mayor cantidad de personas, sobre todo pensando un ciberespacio seguro para todas las personas no heterosexuales blancas y tendiendo a una mayor participación en un red libre.

    1. ¡Hola Mili! Gracias por tu respuesta. ¿No es súper lindo compartir con compañeras de todos lados? Nos damos cuenta de que vivimos en contextos muy diferentes pero, aún así, vivimos situaciones muy similares. Por eso es tan importante contar con espacios como estos y compartir. Gracias por tomarte el tiempo de leer los comentarios de las demás. ¡Un abrazo!

  7. Buenas noches a todxs.

    Gracias por el espacio. Estoy de acuerdo con la propuesta sobre los conceptos de ciberactivismo feminista y ciberfeminismo considero que este último es una matriz desde la cuál es posible combinar mujer, dispositivos y nuevas tecnologías para cooperar y construirnos por medio de las redes que se tejen en la Internet; el ciberfeminismo nos permite realizar acciones ciberactivistas que involucran nuestra percepción del mundo y la forma en la que interactuamos con el otro por medio de las tecnologías para democratizar la palabra, valorizar al otro, empoderar a las mujeres, disminuir las brechas y abolir los discursos y prácticas machistas y opresivas.

    La tecnología puede liberar u oprimir, en mi caso es un medio que considero puede ser liberador en la medida en la que es posible educar, intercambiar, aprender, socializar y compartir experiencias pero también aunque da muchas facilidades limita , daña y establece abismos por tema de acceso, lenguajes o trato en sitios web, manejo de plataformas o “aparatos” etc. Como dicen coloquialmente es un arma de doble filo, según como se use puede ser liberador u opresor.

    En cuanto experiencias se refiere, en muchas ocasiones prefiero abstenerme de realizar comentarios para evitar algún tipo de discusión negativa, malos tratos o agresiones, pues al ser abierto, cada quién puede interpretar de manera distinta una comunicación.

    Abrazo fraterno. Éxitos y gracias de nuevo.

    1. ¡Hola María! Gracias por tu comentario. Es verdad, generalmente nos hablan de brechas tecnológicas pero las desigualdades son tan grandes que terminan convirtiéndose en abismos tecnológicos. Queda mucho por delante. ¡Un abrazo!

  8. – Considero que el ciberfeminismo es un ejemplo de transversalización del discurso feminista (en su diversidad) que ve en la red un espacio estratégico de disputa y disensos. Más allá de que se pueda utilizar las tecnologías como herramientas de difusión o campaña, creo que el ciberfeminismo se denomina así por su postura crítica frente a la tecnocultura. – Siento que la tecnología es un arma de doble filo. No podemos hacer una apropiación tecnológica sin que la tecnología deje de controlar y hasta censurar nuestras huellas virtuales, o sea, lo que hacemos en la red. – Explícitamente no me he sentido excluida, pero sí constaté un síntoma de la jerarquización de los sujetos en las cuestiones tecnológicas hace varios años. En un taller de tecnología y mediactivismo fui la única mujer en un grupo de nueve personas. Ese nivel de presencias / ausencias no fue inocente, recordaba en ese momento que siempre nos dieron a entender que la informática, la tecnología, la ciencia “son” un asunto de hombres.

    1. ¡Hola Patty! La pregunta sobre el carácter liberador u opresor de las tecnologías era un poco tramposa porque no tiene sentido analizarlas en términos de bueno/malo. Pero era una excusa para ponernos a reflexionar sobre nuestra relación con ellas. Lo que ocurrió en el curso pasa muchas veces: es que no hay mujeres, es que no quieren participar, es que en la organización se encargan de otras cosas, es que los fines de semana tienen que atender a los hijos, es que… Y así se generan las exclusiones. Si eres más pilas con la tecnología acompaña a otras compañeras a acercarse sin miedo. ¡Saludos!

  9. Para mi el ciberfeminismo es el deseo de explorar y habitar el mundo virtual desde una visión crítica, donde por medio de las herramientas virtuales puedo alzar mi voz, a sabiendas muchas veces que eso provocará un sin número de comentarios ofensivos y en muchos casos violentos, porque ingresar como mujer a ese espacio público-virtual te vulnera ya que el anonimato es un arma perfecta para los machirulos que no les gusta por lo que las feministas estamos luchando.
    En acercamiento a las tecnologías a sido un poco amor/odio en mi caso, porque los espacios que al principio de los 2000 encontré para poder aprender de tecnologías eran espacios muy masculinos, la misma dinámica me fue expulsando y creyendo que lo tecnológico no era para mi. Luego de varios años si desear participar en este tipo de espacios, pero por cuestiones del destino ingresé en una organización que trabaja en software libre y en esta organización me fui quitando poco a poco el miedo a la tecnología y hoy por hoy estoy aprendiendo mucho y el deseo de aprender cada día crece más.

    1. ¡Hola Monicaaaa! Qué bueno verte por acá. Sí, a veces no basta con las ganas de aprender. Los espacios, incluso aquellos que pensamos aliados, nos expulsan. ¿Cuántas veces pedimos que nos orienten en solucionar un problema o aprender algo y nos agarran la máquina, hacen todo rápido y nos quedamos perdidas? Lo que podría ser una experiencia de aprendizaje termina cargada de violencia. Lo bueno es que cada vez somos más para acompañarnos. ¡Un besoteeeee!

  10. Pienso que por tener limitaciones en el acceso al espacio tecnológico ya estoy sintiéndome discriminada. A ello se agrega que una mujer adulta tiene menos ventaja que los jóvenes, para acceder a estos medios

    1. ¡Hola Doris! Gracias por tu mensaje. Es verdad, a las cuestiones de género hay que sumarle otras tantas: clase, edad, idioma. Todas ella generan exclusiones. Una mujer, madre, que vive en un entorno rural y no habla inglés o castellano, tendrá un acceso mucho más limitado que una mujer de ciudad con acceso a estudios. Por eso la cuestión de género no podemos analizarla de manera aislada. ¿Conoces a alguien quien pueda acompañarte en el camino del mundo tecnológico? Puede darte una mano. ¡Saludos!

  11. Gracias por los contenidos compartidos, genera muchas reflexiones. Personalmente no había hecho la distinción entre ciberactvismo feminista y ciberfeminismo. Desde el conocimiento situado estamos en condiciones de tener una identidad en la segunda dimensión asumiendo que es un espacio de disputa. Las tecnologías no son neutras y no solo depende de quiénes lo usen para que se produzca y disemine determinado contenido, sino de cómo están diseñadas y sirven al orden de opresión heteropatriarcal racista y capitalista. Ese es el desafío, ir desmontándolas a la vez que las transitamos.

    1. ¡Hola Mariela! Gracias por tu mensaje. Pues sí, tenemos que hacer un esfuerzo por entenderlas y desmontarlas. ¡Un saludo!

  12. Me encuentro en un país que pudiera llamarlo “El país de lo posible” porque cualquier cosa puede o pudiera ocurrir. Sobre todo cuando estamos enfrentados a una brutal guerra mediática y que el primer flanco de ataque es la mujer que, es la que lleva del bulto en todo. Ahora bien oportuno éste curso que nos abre una ventana más amplia a lo que el ciberactivismo o ciberfeminismo se refiere. Un gol más de @radialistas gracias siempre. En Venezuela se goza de libertades plenas y sobre todo el derecho de la mujer en participar en los distintos espacios, prueba de ello es que a las estudiantes se les asigna herramientas tecnológicas para su formación y desarrollo. La tecnología libera pero en cuestión de la mujer generalmente es utilizada como objetos para la promoción de productos y servicios.

    1. ¡Hola Daniel! Gracias por tu comentario. Es curioso como las palabras a veces nos traicionan. ¿La libertad se reduce a que “nos asignen” herramientas tecnológicas? Es que tenemos incorporada la idea de que las mujeres sólo somos usuarias y que los asuntos técnicos más complejos quedan relegados a los hombres. ¿Pueden las mujeres elegir qué herramientas utilizar?, ¿pueden aprender cómo funcionan y modificarlas? ¿Los espacios de aprendizaje son horizontales e inclusivos o jerárquicos y dominados por hombres? Esas son las preguntas que tenemos que comenzar a hacernos. ¡Saludos!

  13. Que tema mas apasionante, lo primero es decir que en la radio donde activo en los últimos tiempos quien a llevado la batuta técnica han sido mujeres. y en verdad no es fácil verlo desde ninguna posición de el porque no son quienes asumen gran parte de la responsabilidad ademas de la técnica por estar en este curso como así la de la produccion. a la mujer siempre se le vio como la MERCANCÍA O TODAVÍA SE LE VE COMO LA MERCANCÍA para promocionar un producto. hoy en mi país las mujeres vienen asumiendo grandes responsabilidades rompiendo el estereotipo de que es lo que solo ellas saben hacer que es el hogar. Pues en nuestra patria son gobernadoras, constituyentistas, diputadas, concejalas, ministras, madres y sobre todo asumen el compromiso que se les presente entre ellos el técnico.
    se que voy aprender mucho y de lo que aquí han escribido asumir y ayudare para que el ciberfeminismo sea un éxito en Venezuela

    1. Hola Luis, efectivamente lo que tú comentas: las mujeres estamos ocupando más lugares, nos adueñamos de los espacios rompiendo los roles de género, pero en esto es importante el cuestionamiento que puedan tener los hombres desde su propia masculinidad al lugar que ocupan dentro de las radios, en el quehacer tecnológico y la relación que generan con sus compañeras. Esta es una forma de hacer frente al machismo, el cuestionarse la masculinidad 🙂

      Saludos.

  14. Personalmente considero que el ciberfeminismo es la conciencia que una misma tiene acerca de la situación que enfrentamos actualmente en nuestro entorno social. Esto es, a medida que una se va dando cuenta de cómo la sociedad nos moldea y nos percibe, incluso a tal grado de percibirnos a nosotras mismas como inferiores para algunas labores o para ciertos trabajos manuales o tecnológicos (por ejemplo, se dice que las mujeres no tienen conciencia espacial y por lo tanto se les dificulta manejar de manera como lo hace un hombre).
    Desde este punto de vista, estoy de acuerdo con el planteamiento de acercamiento a través del ciberactivismo, aunque sinceramente no estaba enterada de tal diferencia, creo que es una manera acertada de lograr un mayor planteamiento de la realidad que vivimos las mujeres en un mundo pensado por y para los hombres. Lo anterior me lleva a pensar ¿qué es lo que lleva a una mujer, a una sociedad a denunciar mediante el activismo cibernético? ¿Por qué surge esta necesidad de actuar de esta manera? Precisamente por la falta de oportunidades, la represión y las injusticias cometidas ante las mujeres, personas con preferencias e ideologías distintas a otros y esto en sí ya es una desgracia que debe tornarse en otros temas, no precisamente para denunciar las injusticias que día a día se comenten contra nosotras y contra diferentes personas que desean cambiar en algún modo el sistema.

    Gracias!

    1. ¡Hola Alba! Gracias por tu comentario. Esperamos que de alguna manera las preguntas se vayan respondiendo a lo largo del curso. Aunque la verdad, para muchas de ellas no tenemos respuesta. Muchos cambios dependerán de actitudes individuales. Pero la mayoría de cambios deben ser colectivos, tanto culturales como institucionales. Se trata de ir empujando la frontera. ¡Saludos!

    2. Hola Alba, como bien dice Inés, son cuestionamientos a los que seguramente no podamos dar respuesta en este curso, pero si podemos analizar en parte lo que mencionas. ¿Qué es lo que lleva a una mujer, a una sociedad a denunciar mediante el activismo cibernético?¿Por qué surge esta necesidad de actuar de esta manera? El poder del mundo real traspasa el mundo virtual, por ejeplo en temas de violencia hay casos que han tenido mayor relevancia por el accionar en redes sociales, incluso autoridades han dado pronunicamientos en twitter que han llevado a acelarar casos en los sistemas de justicia. Al ser este un espacio, al igual que en la calle se repiten los mismos patrones machistas y patriarcales, un lugar que es necesario disputarnos como feministas se da una disputa en el que feministas.

      Un abrazo.

  15. El ciberfeminismo es una forma de apropiarse de la tecnología desde la criticidad y el análisis feminista, que no es cualquier análisis, que permite evidenciar los sesgos de género, sexo, heteronormatividad, y otros, que existe en este espacio y que se evidencia de muchas formas, violentas y discriminatorias.
    El mundo tecnológico es especialmente masculino, lleno de varones que muchas veces tienen prácticas de desvalorización hacia sus colegas mujeres. Tal vez un espacio no tan viciado y un poco más trabajado puede ser el del software libre, donde cada vez más chicas se sienten cómodas y seguras organizando y participando en “hackatones feministas”, “wikifem”, etc., o en cryptobeers y tertulias de conocimiento en herramientas de software libre.
    Estuve participando en la organización de varias wikifem en San José que tenían la intención de congregar gente, especialmente mujeres, que quisieran juntarse una noche al mes a realizar entradas y ediciones de entradas en wikipedia sobre mujeres costarricenses en distintas áreas, para visibilizarlas y sus aportes. Cuando sugería hacer una especie de wiki-hackaton feminista, una jornada de todo un día de editar y crear entradas con mujeres solamente, recibí la censura de las dos compañeras parte de la organización y generadoras de la idea porque se negaron a “limitar” o cerrar el espacio a hombres. Para mí fue confuso porque siempre tuve la idea de que un espacio así debía servir para empoderar a otras chicas y que se animaran a usar una herramienta como wikipedia para visibilizar a otras mujeres ticas ¿cuál es el problema de que sea un evento de un día únicamente para mujeres editando a mujeres? Lo que pude ver en las 3 sesiones a las que asistí es que con presencia masculina la mayoría de las chicas hablaban menos, se cohibían, etc. Fue frustrante porque además las que se negaron fueron 2 compañeras que se identifican como feministas.
    Las tecnologías deberían liberarnos, tenemos que apropiarnos de ellas para que así suceda. Si nos oprimen es porque algo no está bien y hay que modificarlo. Las herramientas pueden ser nuestras.

    1. ¡Hola Marcia! Gracias por tu comentario y por compartir la experiencia de los wikifem. Justamente más adelante tratamos el tema de cómo construir espacio seguros de socialización tecnológica. La idea no es excluir a los hombres sino facilitar espacios donde las mujeres y disidentes de género se sientan cómodas para preguntar, para hablar, para equivocarse. No es la primera vez que se dan este tipo de debates en nuestras organizaciones. Ánimo. ¡Saludos!

  16. Hola a todes!
    Me alegra mucho leerles y me ayudo a reflexionar un montón sobre este capítulo.
    ¿Sientes que la tecnología te libera o te oprime? Comparte tu reflexión y tus dudas y preguntas en los comentarios.
    El ciberfeminismo personalmente como concepto se me ha ido dibujando como un proceso lógico-necesario de ser feminista y relacionarse con la tecnologías, cuando uno se desenvuelve en el mundo como feminista, todo a tu alrededor es objeto de sospecha y cuestionamiento, todo con lo que interactuamos posiblemente, por no decir evidentemente, está contaminado con el patriarcado, y por ello las TICs son elementos muy importantes de ser cuestionados, ya que no son herramientas neutras, sino espacios configurados desde un sistema patriarcal y que asienta sus principios de diversas formas. El ciberfeminismo para mi es ser feminista integral, criticar y cuestionar todos los espacios, incluido el ciber espacio, y transformar en la práctica las relaciones de poder evidenciadas en el ciber-espacio.
    Experiencias de exclusión directa no he tenido, sin embargo siento que la exclusión opera de manera mucho más sigilosa, desde los roles que la cultura ha determinado corresponde a una biomujer. Con una amiga hace un tiempo nos fuimos a vivir con un grupo grande de amigos, notamos que a pesar de estar todos criticándonos y criticando el mundo de los roles eramos mucho más eficientes las mujeres a la hora de organizar, ordenar, cocinar, solucionar, planificar pero que ellos parecían tener más afinidad con gasfiteria, elctricidad, y reparaciones gnerales al hogar. Lo hablamos porque nos pareció pésimo y escalofriante, la cultura había hecho un buen trabajo en nosotras y era evidente que ahí había desde la crianza y luego desde el autoaprendizaje una discriminación y estructuración. No tiene directa relación con las tecnologías de las que hablamos, pero quería mencionarlo porque creo que la mayor discriminación está dentro de nosotras mismas finalmente, de no haber doblegado aún las enseñanzas culturales sobre el rol asignado. Pensándolo así, creo que es una suerte que esté en nuestras manos hacer algo al respecto.
    Respecto a si las tecnologías liberan o oprimen, creo que depende del constructor de la tecnología, los sofware libres evidentemente liberan en cuanto a que el conocimiento es abierto y por ende tu interacción con el es libre, no así con windows que es un privativo en esencia. Así también electrónicamente, hay empresas privativas que hacen piezas unicas para que les compres a ellos eso es opresivo, mientras que tecnologías con filosofías de libertad generan piezas que uno mismo puede construir no. Creo que el humano creador intenciona el grado de libertad que pude brindar.

    1. ¡Hola Micaela! Gracias por tu respuesta a la tarea. Claro, ¡la tecnología no es neutral! Y es muy peligroso que se nos presente así, como inocua. Es peligroso como, para cada problema de la humanidad, Sillicon Valley nos presenta soluciones técnicas “apolíticas”: al calentamiento global cada persona tiene que tener un coche eléctrico, ¡en vez de cambiar el paradigma de movilidad urbana!. Y el debate de la propiedad intelectual es amplísimo y medular. Yo personalmente creo que el ciberfeminismo tiene que construirse desde las tecnologías libres sí o sí, pero bueno. Es un camino. Tampoco tenemos que juzgar a otras compañeras por usar Windows o Mac, si no exponer nuestros argumentos y acompañar a quienes quieran empezar a transitar este camino. ¡Saludos!

  17. algunas veces creí que era cyberfeminista, que los espacios que fomentamos con un grupo de compañeras lo eran, y bueno, sí que lo eran! pero me parece clave entenderlo como una disputa por los espacios digitales y de una apuesta por ocuparlos desde prácticas y principios feministas. Y por eso inicio como con la duda de si en efecto han sido experiencias de cyberfeminsimo o cyberactivistas?, pues como bien nos compartieron, la diferencia radica en ocupar esos espacios pero también en instalar nuestras prácticas feministas en éstas.

    para mí por tanto, el cyberfeminismo es esa posibilidad de irrumpir con la tecnofobia y experimentar nuevas posibilidades para intervención en el espacio digital, en la web desde las vivencias que nos atraviesan la piel cuando el feminismo llega a nuestras vidas! adiciono una sugerencia: la perseverancia y mantener el ánimo! a veces la tecnología es muy frustrante!!!

    sí he tenido experiencias que me limitaron en el manejo técnico para la producción de nuestros espacios cyberactivistas, he perdido la esperanza de poder manejar y aprender algunas temas sobre todo de producción, edición pero siento que a pesar de todo eso, tengo algunas bases que si retomo la intención de aprender bien, (y por me inscribí en este curso), podría finalmente ir superando algunas de mis trabas.

    1. ¡Hola Sarahi! Gracias por tu comentario. La idea de diferenciar el ciberactivismo del ciberfeminismo en realidad tiene una finalidad pedagógica de poder entender las especificidades del ciberfeminismo y poder construir desde ahí. Pero claro que en la realidad se mezclan permanentemente. A veces ayuda a entender el ciberactivismo como una estrategia de las tantas acciones colectivas de los movimientos sociales; y al ciberfeminismo como una identidad, una corriente de pensamiento y de práctica crítica que forma parte de los feminismos de la tercera ola. La idea es poder conocernos, animarnos mutuamente y ocupar los espacios tecnológicos. ¡Saludos!

  18. Hola compañeras!
    Las estoy leyendo a cada una de ustedes y coincido con muchas en que no conocía la diferencia entre ciberfeminismo y ciberactivismo feminista, lo que me sorprende y me hace pensar bastante, ya que por mi edad me vi involucrada con nuevas tecnologías desde pequeña, por lo tanto no me ha costado mucho el salto hacia el móvil, las computadoras, e Internet, por ejemplo. En ese sentido eso me ayudó a explorar las tecnologías sin miedo y, personalmente, no me sentí excluida por ser mujer. Sin embargo, en términos de programación, sí siento o tengo la mala noción de que en los últimos años había más hombres que mujeres.
    También me siento liberada u oprimida por la tecnología dependiendo el momento o la circunstancia. Sin embargo, si tuviera que inclinar la balanza hacia algún lado sería el primero. Las posibilidades que nos ofrece la tecnología son infinitas y siempre se puede descubrir algo nuevo e interesante, como este curso 
    En base a lo que he visto y leído aquí creo que el ciberfeminismo consiste en una apropiación de la tecnología informática, un entrar en ella y subvertir el orden desde ese lugar.

    1. ¡Hola Rocío! Gracias por tu comentario. Me da mucha alegría cómo varias de ustedes comentan que se han leído unas a otras, valorando lo que cada una tiene para decir. Incluso, es lindo leerse en testimonios ajenos porque nos permite entender que muchas de las situaciones que atravesamos no son únicas ni aisladas. Es verdad que también hay un componente etario en el acercamiento a las tecnologías. Para las nuevas generaciones las tecnologías digitales son mucho más familiares. Pero lo que sorprende por ejemplo es que, por ejemplo aquí en España, la brecha digital de género ha crecido. Todavía queda mucho camino por recorrer. ¡Saludos!

  19. Hola compas! Qué bueno leerlas desde tantos lugares lejanos/cercanos a Uruguay! Parte de mi interés en el curso es poder tejer redes entre radialistas feministas, por lo que me es muy valioso leer cada aporte y experiencia.
    No quiero ser reiterativa respecto a lo que ya han escrito sobre ciberactivismo feminista y ciberfeminismo. Personalmente, creía que era todo parte de lo mismo y ahora puedo ponerle nombre más claramente a esta labor que para mi y las compañeras con quienes llevamos adelante la radio feminista, es justamente tomar las herramientas que no fueron precisamente creadas para nosotras, apropiárnoslas y que sean un recurso fundamental para subvertir el orden de las cosas. El orden de quién tiene que dedicarse a tal o cual área por haber sido su cuerpo biopolíticamente asignado con tal o cual categoría, el orden sexual y de género. En fin, dinamitar todo para crear algo diferente, liberador y que sea más real, no una ficción construida con roles bien determinados y cuidadosamente asignados por quienes detentan el poder. Que realimente represente a todas las corporalidades y formas de experimentar el ser sexuadxs sin corsets generizados.
    Considero que la discriminación en el área de las tecnologías siempre estuvo presente en mi vida por ser leída, digamos, “mujer” o “no masculina”. El no haber recibido el mismo estímulo que mis pares varones -¡y masculinos!- para desarrollar y entrenar habilidades y destrezas en este campo, reflejan una discriminación lisa y llana, pero naturalizada por los estereotipos de género que sostiene este sistema.
    Hagámoslo arder compas, un abrazo a todxs!!!

    1. ¡Hola Florencia! Gracias por compartir tu experiencia. Qué poder tienen las ficciones, ¿no? Queremos saber más sobre su radio feminista en Uruguay. ¡Contanos! Así también la incluimos en las experiencias que compartimos en este curso. Y, eso…¡ hagámoslo arder! ¡Saludos!

      1. Hola Inés! Nuestro programa se llama ELLA Radio Feminista, la página de facebook es https://www.facebook.com/ellaradiofeminista/ , donde pueden escuchar la primera temporada (2016) y estamos por largar la segunda (no nos manejamos con el calendario de uso corriente, ja). La idea es dar vuelta patas arriba el programa entero, con compas nuevas, secciones que nunca hemos hecho y ese es uno de los motivos por el que estoy haciendo este curso, para luego compartirlo con mis compas y generar algo nuevo con el programa!

  20. Hola muy buenas tardes a todas y todos, gracias por aceptarme en este curso por demás interesante e importante en nuestros quehaceres feministas. Respondiendo a la pregunta ¿qué es para mí el ciberfeminismo? debo confesarles que pensé que era lo mismo ciberactivismo que ciberfeminismo, ahora que leo y participo de este curso me doy cuenta con más claridad que no lo es. Ahora entiendo que el ciberfeminismo es una corriente crítica que lleva consigo una posición política de las mujeres en contra del modelo heteropatriarcal, asumiéndose como sujetas activas de derechos humanos dentro y fuera del ciberespacio.

    En algún momento de mi vida laboral participé en una radio por internet, aprendí muchas cosas porque fue mi primer acercamiento directo a los medios de comunicación (y en línea). Me encantaba participar! sin embargo, en reiteradas ocasiones mis compañeros varones me excluían de las tareas de operación, transmisión y hasta edición, me quedaba en pura locución y no tenía voz o voto que valiera porque “no sabía” hacerlo como ellos, cuando nunca me invitaron a capacitarme en ello, aunque mostré interés cada vez que pude, tampoco había otras compañeras colegas con quienes hacer equipo.

    Personalmente pienso y siento que la tecnología oprime o libera dependiendo de quién acceda a ella, quién la crea, para qué fines, bajo qué intereses y condiciones, con qué ética humana la difunde, distribuye…

    Las mujeres podemos y debemos liberarnos en conjunto con otras, compartiéndonos unas a las otras los saberes, conocimientos y experiencias de vida que nos nutran, hermanen y acompañen en nuestras luchas feministas.
    Abrazos a todas!

    Luz

    1. ¡Hola Luz! Gracias compartir tu experiencia en la radio en línea. Me gusta el énfasis que haces en la noción de colectivo y apoyo mutuo entre compañeras. Acompañarse en las luchas feministas es central para no encontrarnos solas en esta lucha por demás demandante. ¡Imagina cómo hubiera cambiado tu situación en la radio de haber tenido compañeras para diseñar una estrategia en conjunto! Nos alegra que haya quedado más clara la diferencia entre ciberfeminismo y ciberactivismo feminista. ¡Saludos!

  21. El ciberfeminismo es un espacio donde articuladamente ,tenemos la posibilidad de construir y deconstruir los valores culturales hegemónicos de dominación patriarcal.
    Reflexionando sobre la virtualidad y sus potencialidades, imagino un cuerpo físico vacío de órganos, listo para ser llenado de conceptos, deseos, de mundos habitables para todas las personas.
    No recuerdo haber vivido una experiencia de exclusión, pero pensando en la naturalización de las violencias, no es de extrañarme que me haya sucedido y no lo advirtiera.
    La tecnología tal como está planteada nos oprime, pero al avanzar en la apropiación de la misma.
    Me quede pensando en el concepto “tiempo” en la virtualidad.
    Gracias!

    1. ¡Hola Mariana! Gracias por tu respuesta. Me encantó lo de llenar nuestros cuerpos con deseos y mundos habitables para todas. Y es verdad lo de la naturalización de las violencias y las exclusiones: cuando dejamos de verlas se tornan más peligrosas porque pensamos que el mundo “es así”. ¡Saludos!

  22. Ante todo un fraterno saludo de Paz y Bien, a todo el equipo de Radialistas.net.
    Deseo manifestarles mi agradecimiento por brindarme la oportunidad de participar con ustedes en este curso, es una maravillosa oportunidad de aprender e incluso vencer algunos paradigmas personales, referente al concepto de “feminismo” y al ciberfeminismo.
    En lo personal considero que, el ciberfeminismo nos abre, a todas las mujeres, un nuevo espacio ante la sociedad y nos brinda la oportunidad dar a conocer nuestra visión de vida, compartir con la audiencia un trabajo bien realizado, compartir nuestra pasión y dedicación e incluso nos brinda la oportunidad de capacitarnos, aprender e incursionar en el manejo del ciberespacio y el uso adecuado de nuevas tecnologías y de medios tales como tv, radio, etc.
    La tecnología manejada y administrada sabiamente es un maravilloso recurso que bien canalizado puede ser de bien a muchas personas. A nivel personal no he sentido haber sido menospreciada por ser mujer para realizar alguna actividad por otros, yo misma muchas veces me he autoexcluido, por eso considero importante el tener que vencer los propios paradigmas antes, a fin de poder avanzar y ocupar el espacio de una manera mas madura y mas sabia, mucho ha sido lo que he reflexionado este 1er tema.
    Estoy muy agradecida con ustedes por brindarme la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos y de vencer mis propios temores al enfrentarme a estos temas tan novedosos, Dios permita algún dia yo pueda incursionar en la radio y dar al mundo un buen aporte con mi labor.
    Agradecida por su atención, me despido hasta una próxima oportunidad.
    Dios les Bendiga,
    Eugenia Suarez

    1. ¡Hola Eugenia! Gracias por tu comentario. La autoexclusión no viene de la nada, está sostenida en inseguridades generadas por situaciones y contextos hostiles a la posibilidad de equivocarse, a la valoración sobre el tipo de habilidades necesarias para acercarse a la tecnología, etc. No es causa de la distancia con la tecnología sino consecuencia de de un sistema de relaciones de poder. ¡Anímate! y si te equivocas, aprovecha para aprender. ¡Saludos!

  23. ¿Cómo definirías personalmente el ciberfeminismo?
    La verdad es que Sadie Plant lo definió bien, claro y conciso cuando dijo que “El ciberfeminismo es una cooperación entre mujer, máquina y nuevas tecnologías”. Realmente, de todas las definiciones me parece la más acorde a la idea que me había formado sobre este término. No obstante, después de leer bien el primer tema y ver el documental de Remedios Zafra, me ha desmontado la idea que tenía ya que yo creía que el ciberactivismo feminista era “ciberfeminismo”.
    No sé si todas las mujeres feministas poseamos las herramientas adecuadas, en cuanto a conocimientos tecnológicos se refiere, como para podernos autodefinirnos como “ciberfeministas”. Aunque pensándolo bien, seguramente todo es empezar y, haciendo mío el dicho de mi tierra, con los bueyes que tenemos hay que arar. Aún recuerdo cuando yo no sabía manejarme con el Facebook, por ejemplo. Fue otra mujer la que me iba indicando cómo crear un álbum de fotos, como compartir enlaces, etc. etc. Supongo que todo es el dar el primer paso, como he dicho. No obstante, si se cuenta con ayuda y guía, resulta todo más fácil y el proceso de enseñanza-aprendizaje, más rápido que si optamos únicamente por el método ensayo-error. Lo que sí tengo claro es que la práctica del ciberfeminismo es descentralizada y ha de ser descentralizadora. Múltiple, una sola no puede con todo ello. Por supuesto participativa, donde seamos capaces de reconocer las diferentes trayectorias personales y renoconernos unas a otras porque no nos quedará más remedio que intercambiar recursos y opiniones.
    En definitiva, creo que definiré el ciberfeminismo diciendo qué no es:
    .- NO es la difusión de actividades y acciones feministas, aunque forma parte de ello.
    .- NO es UTILIZAR el ciberespacio, el diseño industrial, las tecnologías de la comunicación y la información y la educación para la lucha feminista, sino convertir esos espacios en feministas para que nos ayude en la LUCHA FEMINISTA.
    .- NO es una nueva forma de feminismo, sino una fase más en las distintas olas feministas que ha habido a lo largo de la historia de la lucha feminista.

    ¿Tuviste alguna experiencia en la que se te excluyera de cuestiones tecnológicas por ser mujer?
    Pues pensando, no se me viene a la mente un hecho concreto en el que me sintiera excluida de cuestiones tecnológicas. Igual es que lo tengo hasta normalizado sin darme cuenta. Quizás en todo lo relacionado con los videojuegos. Y bueno, ahora que lo pienso, retrotrayéndome a un tiempo atrás, cuando en mi centro de trabajo instalaron computadoras, comenzaron por los puestos de trabajo más “importantes”, como el de tesorería, tasas, etc. Casualmente estaban ocupados por hombres. Y al final resulta que nosotras, las mujeres que nos empeñamos, fuimos y somos muchísimo más resueltas en todos los sentidos. No exagero si os digo que aún hemos de explicarle a alguno de ellos cómo adjuntar un doc a un correo electrónico (y no es exageración andaluza, es verídico). He de decir que trabajo en un ayuntamiento. Soy responsable técnica de las áreas de Migraciones, Ciudadanía, Solidaridad y Cooperación Internacional en la administración pública local.´

    ¿Sientes que la tecnología te libera o te oprime?
    Las dos cosas y depende del día, del momento o de las circunstancias. Como todo, tiene sus aspectos positivos y sus aspectos negativos. Desde el punto de vista positivo, me fascina el abanico que se abre en el mundo de las comunicaciones y la inmediatez en el intercambio de información. También en la operatividad, eficacia y eficiencia en la organización y coordinación; conocer qué se hace y quién lo hace en cualquier parte del mundo. La verdad es que se reduce mucho el tiempo de emisión y recepción de los mensajes, en ocasiones de vital importancia, o para resolver cuestiones que requieren de poco tiempo.
    Como aspecto negativo, encuentro la deshumanización que provoca y la sustitución de las relaciones personales directas por la relación a distancia. También el tiempo que hay que dedicar. Pareciera que debería reducir la cantidad de tiempo que dedicamos al activismo, a acciones concretas, sin embargo siento que es más del previsto en un principio. Y la sensación de la obligatoriedad en dar una respuesta inmediata a los mensajes recibidos, bien por las redes sociales o a través del WhatsApp, que no deja de ser otro canal de comunicación muy utilizado.
    Y bueno, otro aspecto negativo es la brecha digital existente entre grupos que sí disponen de las herramientas y conexión a Internet y quienes no disponen de ellas.

    1. ¡Hola Isabel! Gracias por tomarte el tiempo de contestar y compartir tus reflexiones. Creo que no es cuestión esperar a que todas seamos unas maestras de las tecnologías digitales para poder asumirnos como ciberfeministas. En definitiva, el ciberfeminismo también es una actitud desde la cual nos relacionamos con las tecnologías. Ya el sólo hecho de cuestionar los usos preestablecidos, nos posiciona en un lugar crítico. Y eso es valioso. Tomo nota de la práctica descentralizada, cosa que me parece central, para agregarla a la propuesta del ciberfeminismo radiofónico del próximo capítulo. Y gracias por los aportes sobre lo que el ciberfeminismo no es, porque aclara bastante el panorama. ¡Saludos!

  24. Primero que todo, dar las gracias por compartir estos contenidos y desarrollar este curso.
    Veo el ciberfeminismo como una estrategia de resistencia que algunas mujeres comenzaron a desarrollar , como respuesta a las lógicas patriarcales a las que nos vemos enfrentadas cuando utilizamos el ciberespacio.
    En algunos contextos me he sentido excluida por no tener los conocimientos técnicos en plataformas técnologicas, es por ese motivo que creo que importante desarrollar este curso y romper así esas barreras que me han hecho dependiente muchas veces de compañeros varones que si las manejan.
    Creo que las tecnologias son un arma de doble filo, por un lado nos hacen supuestamente la vida más cómoda y fácil , sin embargo se mueven y estan siendo pensadas dentro de lógicas capitalistas y patriarcales. Estan pensadas para que consumamos y reproduzcamos patrones de comportamiento que ya sabemos son nefastos tanto para la humanidad , como para la pachamama y todas sus especies.
    Creo que necesario tomarse estos espacios técnologicos para utilizar estos conocimientos a favor de la promoción de estrategias que reivindiquen el buen vivir.

    1. ¡Hola Paula! Gracias a ti por participar de esta iniciativa. Me gusta la idea de resistencia, porque es verdad que es una estrategia clave del ciberfeminismo. Resistencia al silencio, a la exclusión, a los roles de género, a la opresión. Claro que muchas tecnologías nos hacen más fácil la vida. Pero, ¿las necesitamos todas? ¿Necesitamos robots de cocina, cápsulas de café, que nuestro refrigerador se conecte con la tienda para avisar que estamos cortas de leche? ¿Tenemos que cambiar nuestros dispositivos cada año? ¿Cuál es el impacto ecológico de esos desarrollos? ¿Quién almacena y procesa todos los datos que generan nuestros dispositivos conectados? ¿Con qué fines? Esas son las cosas que tenemos que pensar cada vez que nos venden una imagen de futuro rodeadas de tecnologías. Por eso tenemos que pensar qué es ese “buen vivir” frente a la noción de bienestar que nos presenta la sociedad de consumo. ¡Saludos!

  25. Definiría el concepto de ciberfeminismo como un movimiento que encuentra en Internet un modelo de sociedad diferente al físico, con múltiples posibilidades de organización, componiendo de esta manera una oportunidad de nacimiento fuera del patriarcado. Realmente, las integrantes de tal movimiento no difieren de las que se reconocen feministas más que en el hecho de poner especial interés en el portal que se acaba de abrir a la humanidad para repensar desde el exterior la sociedad.
    Reconozco que Internet no es otra cosa (hasta el momento) que una herramienta cargada de útiles controlados por agentes de nuestra organización patriarcal y por tanto reproducirán su visión e intereses. No obstante, a pesar de que el control último lo posee nuestro entorno físico, se permite un acceso mucho más libre e indiscriminado si lo ponemos en comparación con el resto de herramientas tecnológicas que ni se aproximan a las oportunidades que ofrece la red. Además, las relaciones de poder sobre las que se estructura Internet se oponen por sí mismas a las del patriarcado, funcionando en sentido horizontal (estructura que creo que es la base sobre la que se construye el ciberfeminismo).
    En lo personal, yo sí siento que la tecnología me libera a pesar de entenderla como parte del sistema patriarcal ya que a través de ella se propagan ideales de todas las clases, debido a la relativa escasa censura. Hablo en este caso del ciberactivismo feminista: al facilitar de tal manera la comunicación, el activismo feminista se completa obteniendo nuevos espacios de difusión y diálogo. De todas formas, no hay que olvidar que estas nuevas dimensiones se le ofrecen a todo tipo de personas y colectivos, por lo que no supone un cambio radical en la creación de una sociedad feminista sino que contribuye a la expansión del activismo.

    1. ¡Hola Rita! Gracias por tu comentario. Es verdad que Internet genera un mundo diferente al físico, sí, porque tiene características que le son propias. Pero no del todo porque si bien en un momento creímos que el ciberespacio era una oportunidad para construir una nueva sociedad, finalmente vimos que no, que las relaciones de poder offline se trasladan al mundo online. Con sus especificidades, claro. Pero el núcleo es el mimo. Al final la horizontalidad de Internet no es tan horizontal. Jeje, una horizontalidad no horizontal suena raro. Lo que quiero decir, que todas usemos Facebook o Twitter y que Coca-cola y yo tengamos el mismo tipo de perfil, nos genera una sensación de horizontalidad que no es tal. La infraestructura de Internet está concentrada, la capa de código privatizada, nuestra privacidad no está garantizada y así podríamos seguir. ¿Esto significa que debemos convertirnos en ludistas, que debemos rechazar la tecnologías digitales y abandonar Internet? ¡Por supuesto que no! Pero tampoco debemos ser ingenuas. Por eso tenemos que aprender cómo funcionan las tecnologías. ¡Saludos!

  26. Hola

    Primero felicitarlas y agradecerles me hayan aceptado, es un gusto coincidir y que nos compartan sus conocimientos. Estoy segura que será un gran aprendizaje, ¡desde ya me está dejando un grato sabor de boca! Este es el segundo intento en enviar el mensaje, tengo problemas con mi conexión de internet espero llegue!

    Y bueno, es la primera vez que me acerco al tema del ciberfeminismo, aunque sin duda por mis actividades laborales creo que ya lo estaba trabajando. Y también como activista estoy inmersa en el ciberactivismo, aunque aquí me sigo preguntando ¿Acaso no pueden conjuntarse?.

    Para mi el ciberfeminismo es una herramienta que nos permite a las mujeres acercarnos a las tecnologías, pero también para cuestionar, para incidir, reflexionar, analizar los estereotipos y todo lo que se sigue impulsando desde el patriarcado, para cambiarlo y seguir difundiendo los derechos de las mujeres.

    Acercarnos a las tecnologías, a la internet, a las redes sociales para incidir, para que más personas conozcan el feminismo del que cada día aprendo más, me abre más espacios y me permite seguir cuestionando lo que está pasando con las tecnologías, porque sin duda nos abren panoramas, pero también nos expone a los cuestionamientos.

    A veces me pregunto si estoy haciendo lo suficiente, si podemos acabar con los estereotipos en que nos encasillan, si acaso va a cambiar esto y las mujeres tendremos más espacios para ser escuchadas, esto, ante los embates de que somos objeto, y es que me pregunto si le sigo o me detengo. Pero cuando encuentro estos espacios y personas como ustedes que nos acercan a más conocimientos y que nos invitan a prepararnos y a la reflexión, es que creo que debo seguir.

    No recuerdo hasta ahora una experiencia en la que se me excluyera de la tecnología, al menos no en mi trabajo, pero siento que en los videojuegos no me veo reflejada, veo esa tecnología hecha para hombres, además de que algunas plataformas no las siento tan amigables para nosotras, sobre todo porque no todas tenemos todos los conocimientos tecnológicos, apenas nos estamos acercando a éstos. Es por ello, que creo que tenemos que involucrarnos más y cuestionar lo que se está haciendo al respecto.

    Para mi la tecnología es una forma de liberarme, es un aprendizaje constante, y es acercarme al mundo, además que por mi labor estoy dentro del ciberfeminismo y el ciberactivismo, más ahora que mi país y estado pasan por momentos complicados, por ello este aprendizaje es importante para continuar la lucha feminista.

    1. ¡Hola Sheyla! Gracias por tomarte el tiempo de responder. Claro que el ciberactivismo y el ciberfeminismo pueden ir de la mano. Y, de hecho, ¡lo hacen! Las ciberfeministas hacen ciberactivismo permanentemente a través de campañas y acciones directas. El ciberfeminismo es una corriente de pensamiento y práctica. El ciberactivismo es una estrategia, que puede ser adoptada por grupos feministas, ecologistas, LGTBIQ, etc. ¿Se entiende mejor así? Vamos a tener que volver sobre este punto en la videconferencia. ¡Saludos!

  27. Feliz y bendecido día! Gracias por la oportunidad de permitirme estar entre ustedes. La tecnología durante años nos ha permitido abrir conocimientos y aprendizajes en nuestro día a día, para mi es una transformación a lo especifico, como una herramienta y un recurso para lograr y alcanzar metas! En mi caso, estoy a cargo de una radio escolar donde transmitimos conocimiento y da oportunidad a la participación precisa de estudiantes, docentes, especialistas y comunidad en general. Igualmente como grata experiencia el teatro radial y un proyecto más avanzado como lo son las novelas radiales como programas educativos. Este trabajo en desarrollo me ha dado la oportunidad de propiciar escenarios que han servido de plataforma en nuestro medio social orientándolos y guiándolos en este medio de tecnologías avanzadas como una muestra más de la expresión de un pueblo que se apasiona haciendo radio. El ciberfemenismo me dará la oportunidad de seguir construyendo programas de ayuda para una proyección más objetiva, más avanzada, más tecnológica como recurso de auto ayuda. Es una forma de liberación feminista para la inclusión de nosotras en todos y cada una de los campos tecnológicos, es un trampolín a la comunicación

    1. ¡Hola Sigrid! Gracias por contestar. Que alegre que hagan radio y, sobre todo, ¡radioteatros! Pues claro, como dices, el ciberfeminismo nos ubica en el camino de la liberación feminista para nuestra inclusión en los campos tecnológicos. Y la radio puede ser un buen lugar que a veces relegamos por ser una “tecnología vieja”. Cuando, en realidad, sigue siendo absolutamente vigente. ¿Cómo es el ciberfeminismo radiofónico venezolano? ¡Saludos!

  28. Entiendo al ciberfeminismo como una herramienta que permite cuestionar el orden establecido en la internet para comenzar a mirarlo desde una perspectiva más incluyente, más humana. Me queda claro que es una oportunidad de tomar el ciberespacio y reconstruir las relaciones sociales desde la web (online) con toda la intención de llevarlo al mundo tangible, palpables, el que vivimos y respiramos cada día (offline)
    El ciberfeminismo para mí es transgredir al patriarcado desde la tecnología.
    Por otro lado, ¿si la tecnología me libera o me reprime? bueno, luego de leerles, asumo con mayor conciencia que la tecnología nos prime cotidianamente aunque si la pensamos desde el ciberfeminismo, la tecnología sin duda puede liberarnos.

    1. ¡Hola Mariana! Gracias por tu comentario. Me gusta que hagas hincapié en el hecho de que el ciberfeminismo no tiene el espacio en línea como único espacio de intervención. Porque la distinción online/offiline no nos sirve para entender la realidad: es un continuo donde las relaciones de poder pasan de una dimensión a otra. “Transgredir es patriarcado desde la tecnología”, ¡me encanta tu definición! ¡Saludos!

  29. Buenas tardes, creo que ciberfeminismo sería una oportunidad para que las mujeres demos a conocer nuestro pensar y sentir a través de la internet. No he vivido alguna experiencia de exclusión directamente, aunque a veces sí en los comentarios que puede uno escuchar sí se relega a la mujer por su género frente al uso de la tecnología.

    Diría que la tecnología me libera puesto que está dispuesta para ser utilizada, para aprender a usarla; ahora bien, puede llegar a oprimir cuando el lenguaje en sí va dirigido o es pensado solo para el género masculino.

    1. ¡Hola Alba! Gracias por tu comentario. Tal vez no nos enfrentamos a exclusiones explícitas, a que nos digan: “esto es complicado para ti porque eres mujer”. Pero sí que nos enfrentamos a exclusiones y jerarquías más sutiles. Por ejemplo, cuando conducimos se nos mide con otra vara. Y también nos desenvolvemos en contextos donde las habilidades para manejar “tecnologías masculinas” (automóviles, computadoras, etc.) son mejor valoradas que las “tecnologías femeninas” (electrodomésticos, etc.). ¿Y qué ocurre si no queremos simplemente usarlas sino también tomar un rol activo en su construcción y administración? Revisa, revisa, que probablemente encuentres situaciones de exclusión. ¡Saludos!

  30. Agradezco el espacio a las coordinadoras de este espacio de aprendizaje. Yo entiendo que hay en el momento diversos movimientos para defender posturas ideologicas y filosóficas que guian nuestro quehacer cotidiano desde donde participamos cada una. el ciberfeminismo para mi, es una apropiación del medio digital, el internet y sus diversas aplicaciones para defender una lucha personal, social, comunitaria, para sensibilizar a más personas acerca de los diversos nodos desde las cuales estamos defendiendo la equidad de genero, desde las comunidades nuestra actuar es esta y creo que con estos medios hemos tenido alcances que ante no podríamos haber imaginado, porque es una realidad que el internet ha llegado y en otras aun no, tarde a nuestras comunidades y pueblos originarios. El acceso al uso de este por las mujeres de los pueblos originarios es realmente limitado, y explotar todo el potencial para usarlo realmente para la causa es un tema aun pendiente en muchos espacios, yo por ejemplo, no manejo muchas cuestiones técnicas, ni siquiera me he atrevido a limpiar una computadora, desarmarla y echarle el alcohol, esto pareciera algo muy sencillo, y estoy segura que esto es por la forma que nos ha educado a las mujeres, este sistema no permite que las mujeres vayamos más allá de solo ser consumidoras. He tenido muchas experiencias de exclusión, y de auto-exclusión como lo menciono arriba, por ejemplo, aprender los nombres de la serie de cables que se usan para una radiodifusora, ya que participo en una radio comunitaria; la administración de una pagina web por ejemplo, me cuesta, y como hay compañeros que lo pueden hacer no lo hacemos las mujeres que estamos aqui.
    De si la la tecnología te libera o te oprime, puede hacer las dos cosas, con la tecnología puedes llegar a una cantidad de personas que no imaginas, y si una lanza una idea, un tema, un cuestionamiento, una demanda, una denuncia, lo que quieras, puedes hacerlo tan libremente que puedes hacerlo a tus anchas, a menos que tengas una forma de control social cercana para no permitirte hacerlo.

    1. ¡Hola Lilia! Gracias por tu respuesta. Es verdad que Internet ha entrado tarde en nuestro continente, más tarde aún en las comunidades rurales donde, incluso hoy, la conectividad es nula o limitada en muchos casos. Y ese hecho hace que las expresiones del ciberfeminismo en la región tengan su carácter particular. El ciberfeminismo hace hincapié en las tecnologías digitales, pero no exclusivamente. Como nos comentaban las compañeras en sus intervenciones, esta actitud crítica y activa hacia la podemos tener hacia todas las tecnologías (por ejemplo los automóviles), incluso las ancestrales: herramientas de trabajo, de escritura, de alfarería, etc.. ¿Qué tipo de tecnologías tradicionales utilizan en Oaxaca? ¿Cómo se establecen las relaciones de género en el desarrollo y uso de esas tecnologías? ¡Saludos!

  31. Inicio diciendo que ya somos dos hombres que nos metimos en este cuento. Entiendo el ciberfeminismo como la necesidad y ek derecho que tienen las mujeres de hacer presencia a través de el mundo digital y tecnológico, también el deseo de hacerse visible y expresar sus ideas, pensamientos y sentimientos, de utilizar la tecnología para contarle al mundo que está ahí, que piensan, tienen sentimientos, pero que también le han aportado mucho al desarrollo de la huamnidad pero que por el machismo milenario, muchas veces patrocinado por mujeres, han sido invisibilizadas.

    1. ¡Hola Napoleón! Gracias por tu comentario. Los hombres también tienen su rol en la lucha contra las relaciones de poder heteropatriarcales, ¡necesitamos aliados! Para visibilizar las actitudes machistas, para facilitar la apertura de espacios, para establecer relaciones igualitarias en los espacios más íntimos también. Así que adelante y felicitaciones por la iniciativa de interesarte en el ciberfeminsimo. ¡La seguimos! ¡Saludos!

  32. El feminisimo no deja de sorprenderme. Ingresé a este curso porque participó de una radio universitaria y comunitaria, en la cuál por más discusiones feministas que tengamos y crecimientos en ese sentido, todavía dominan las formas de establecer relaciones patriarcales en cuanto a lo modos y los tratos, y sobre todo, dominan los hombres en las partes técnicas del medio, aunque seamos mayoría mujeres participando de la radio. Ingresé por esos motivos, para terminar descubriendo un mundo que me es nuevo, el ciberfeminismo. Gracias por eso, tengo ya una sensación de inmensa gratitud hacía las mujeres que ponen a disposición su tiempo para formarnos en conjunto, poder leerlas desde tantos lugares del mundo es un gusto. Y creo que es posible gracias al ciberfeminisimo, a repensar criticamente el lugar que nos tocó en el mundo tecnológico, a apropiarnos de lo que haya que apropiarnos pero a reformular a su vez lo que este mal formulado. Qué desafío eh. Según entiendo, ese desafío dista del ciberactivismo feminista, por el cual utilizamos las herramientas propuestas por la tecnología para, como feministas, impulsar una mayor masividad a nuestras protestas o generar espacios de encuentro entre nosotras. Son en esos espacios de encuentro virtuales uno de los lugares que abre la posibilidad de cuestionar los modos en que están dadas las relaciones tecnológicas y acercarnos más al ciberfeminismo.
    Como comentaba al inicio, si bien la exclusión de los espacios técnicos en la radio no es explícita existe. Y el hecho de que no sea explícita es todavía peor, porque evita la posibilidad de discutir el tema y de repensarnos. Los lugares aparecen ocupados por hombres, por cuestiones de practicidad y de elección. Pero de pronto, ¿Cuántas compañeras estarán en el mismo lugar que yo? Queriendo animarse a más y quedandose en el molde por miedo a ser tratadas como inútiles, a ser juzgadas, a fallar. Y recordemos que a las mujeres nos enseñaron a no fallar, a mostrarnos siempre correctas y a recaer en los hombres en aquellas cosas “complicadas”. ¿Son estas ataduras internas las que tengo que desatar primero? ¿Es posible realizar ese proceso en conjunto con un colectivo radial?
    Mi experiencia con la tecnología fue siempre contradictoria, por un lado un gran interés y por el otro, siempre conformandome a saber lo básico para manejarme en la sociedad sin notar que reproducía estructuras de poder. Hoy todos los días siento que la tecnología me libera y me oprime al mismo tiempo. Me siento liberada cuando domino una técnica nueva, cuando encuentro grupos de apoyo de mujeres online. Pero me siento oprimida casi la mayor parte del tiempo, cuando no entiendo que pasa dentro de mi computadora, cuando no entiendo que pasa en la radio. Hasta en el uso de las redes sociales, donde tengo que mostrarme siempre mujer completa para no sentirme avasallada.
    Uff, poner en palabras ciertas cuestiones me hacen dar cuenta todo el camino que todavía me falta deconstruir. ¡Avancemos!

    1. ¡Hola Consti! Gracias por compartir tu experiencia. ¡Por eso hacemos este curso en Radios Libres! Porque incluso en nuestras radios comunitarias, alternativas, populares, ciudadanas, desde las cuales queremos construir otro mundo, vemos este tipo de relaciones machistas. Y lo bueno de ponerlo en palabras, como decís, y poder compartir nuestras experiencias en espacios como este nos permite darnos cuenta que no estamos solas en esto. Que en Venezuela, Argentina, Costa Rica, Guatemala, México, a todas nos pasa lo mismo. Por eso, para liberarnos de las ataduras internas no hay nada como tener aliadas, que nos acompañen y nos contengan. ¡Ánimo y fuerza! Tenemos que ocupar los espacios técnicos en las radios para aprender y abrir caminos a las más chicas. ¡Saludos!

  33. Agradezco de corazón esta oportunidad, este primer capitulo a sido mas que enriquecedor, acercándome a una escena diversa del Feminismo, que no conocía y me emociona lo prolífica que es.

    Después de la lectura y de apreciar los vídeos, me agarraría para definir que es Ciberfeminismo, de lo que No es Ciberfeminismo… me encanto, este detalle.

    Sin embargo quiero citar un primer dato que me emociono, el hecho de que la Red abrió un espacio fuera de los modelos patriarcales (nunca había visto la Internet de esta forma), y aquí el Feminismo encontró un espacio neutro para producir y hacer Ciberactivismo.

    Se desarrollo paralelo al Net Art y como se usaba de la idea de la Matrix y su paralelismo con la Matriz de las Mujeres. El Ciberfeminismo se inserta en el concepto de horizontalidad de la Red, creando junto con el arte un espacio de posibilidades y este puede presentarse de múltiples maneras y con muchos nombres.

    Con respecto a si alguna vez me e sentido excluida de las TIC, un ejemplo que me llega claro, son los videojuegos, cuando tuve la posibilidad de acercamiento, cuando iniciaron, era en espacios muy masculinos, lo que no me permitió adquirir el conocimiento necesario para disfrutar ahora de este espacio.

    Para mi las tecnologías son un espacio de las dos cosas, libera mi imaginación, mis limites mentales, mis pensamientos y permite un contacto cercano con personas en otros lugares, a cambiado el concepto de distancia. Sin embargo también oprimen, especialmente cuando tratas de poner en las grandes redes sociales temas que tengan que ver con igualdad, feminismo, luchas sociales, etc. Inmediatamente, como lo decía el articulo, te enfrentas a una censura brutal, acoso o des calificación, muy fuerte.

    1. ¡Hola Albena! Gracias por tu respuesta. Ese espíritu original que tuvo la red hoy está amenazado por los Estados (que quieren controlar a sus poblaciones), por las empresas (que quieren conocernos al detalle para comercializar nuestras preferencias), y por las hordas machistas (que quieren que. Por eso el ciberfeminismo lucha por recobrar ese espíritu, para ocupar ese espacio, para evitar que aquí -también- se impongan lógicas patriarcales, capitalistas, racistas, etc. La pregunta de si las tecnologías oprimen o liberan es medio tramposa, a decir verdad, porque no se puede analizar las cosas en bueno/malo, la realidad es lo suficientemente compleja para que esa categorización nos quede corta. Pero es una oportunidad para tratar de pensar cómo nos vinculamos con las tecnologías. ¡Un saludo!

  34. Hola a todxs! Confieso que el concepto de Ciberfeminismo me ha llegado una vez me anote a este curso. (GRACIAS) Por el material q compartieron todavía me genera dudas la diferencia entre Ciberfeminismo y Ciberactivismo feminista. ¿ Pueden coexistir los dos conceptos en una misma accion?
    Creo que CF nos reconoce como creadoras, participes y (re)modeladoras del mundo virtual. También supongo que el CF nos lleva a tomar coraje para apropiarnos de un espacio que puede resultar opresor d la mujer como parte de su creación.
    Espero haber entendido al Ciberfeminismo como la oportunidad de hacer de “La Red” un espacio de reivindicación de derechos. Si, señores hasta acá también podemos llegar!

    Con respecto a las experiencias donde me sentí excluida… El tener que formarme como Operadora Técnica de Radio (mi actual trabajo) supuso un reto. Una compa comentaba los prejuicios que supone el querer interiorizarse de los mecanismos de una bicicleta, supongo que todxs imaginan lo que conlleva ser “la chica del curso de sonido”. EL profesor, LOS alumnos, LOS clientes y así puedo seguir. La formación técnica para las mujeres conlleva derribar mitos y , a la vez, una exigencia doble. Muchas veces ha resonado en mi cabeza la idea de : Tengo que hacer X tarea bien para que LOS demás puedan verme como compañera y no como aprendiz.

    Sin dudas la tecnología es una herramienta que me libera. Espero en este curso aprender otra parte que me ayude a utilizarla.
    Espero se hayan entendido mis rtas. Saludos.

    1. ¡Hola Violeta! Gracias por tu comentario. Me gusta esta discusión sobre el ciberfeminismo y el ciberactivismo feminista, porque tiene sus recovecos. Claro que los dos conceptos coexisten. Las ciberfeministas hacen ciberactivismo todo el tiempo: campañas contra la violencia machista en línea, por la cultura y el software libres, contra la vigilancia, etc. Pero no siempre que vemos acciones de ciberactivismo feminista estas contienen una crítica hacia la tecnología: de qué contextos surgen, qué valores reproducen, etc. Por ejemplo: una acción de ciberactivismo feminista puede luchar contra la violencia machista en Twitter, poniendo el foco en las actitudes machistas de los usuarios. Una acción ciberfeminista, además, agregaría a la discusión el hecho de que Twitter no bloquee a los usuarios, que reproduzca TrendingTopics violentos, que no controle a los ejércitos de trolls, etc. ¿Queda clara la diferencia? Podemos seguir pensando esto en la videoconferencia. ¡Saludos!

  35. Ufff!!!! Me leí toditos los comentarios y se me hizo difícil contestar sin sentir que repito un poco. Mi interés número 1 se está cumpliendo totalmente, que es informarme, leer e intentar acercarme a la realidad de otras hermanas/os en Latinoamérica y el mundo. Sentí identificación con esa colega que expresó cómo ha sentido sus limitaciones en el campo cibernético, así como también he vivido discriminaciones que me hicieron entender porqué nos sentimos a veces así las mujeres, como… alejadas. Y es porque nos han hecho sentir incapaces (o lo han intentado sin éxito). Estoy rodeada de compañeras comunicadoras que estamos un poco más retraídas sobre la formación técnica pero vamos (a nuestro tiempo, pero vamos). También tengo ejemplos cercanos con verdaderas amazonas estudiosas y dominantes en su micromundo tecnológico y de contactos, así como me han negado un trabajo después de una buena entrevista porque “había que aprender a usar una maquina de sacar fotos digital y yo iba a aprender más lento que un varón”. Más allá de un pelotudo, me queda MUCHO por crecer a pesar del nabo ese, al menos en mi caso. Y esa es la otra razón por la cual este espacio me gustó, quiero aprender y entiendo que en las puestas en común #DePersonaAPersona se cambia el orden, esos espacios en internet son incontrolables- Allí dialogan el feminismo y la libertad, la herramienta y el contenido porque #LoPersonalEsPolítico y lo digital va hasta el fondo de nuestra intimidad. En tanto dicho todo eso, tal vez el ciberfeminismo es el uso de las herramientas tecnológicas con perspectiva de género (géneros, generosidad, sororidad, femeneidad), como lupa de apertura para las mujeres y como canal para que lo femenino entre en un mundo teñido de 0 y 1s. No por eso naturalizamos y al leerlas/os se nota eso. Que esta comunidad feminista es gigante y me llena de alegría.

    1. ¡Hola Cata! Gracias por tu comentario. Y también por leer los comentarios de las compañeras, un lindo gesto de escucha/lectura activa, que nos sirve para conocernos, aprender de las otras y sentir esa empatía de haber atravesado situaciones similares. Tener un grupo de amigas con intereses similares es algo muy poderoso, porque tenemos en quien apoyarnos a la hora de emprender este camino es subversión tecnológica. Pediles una mano a las “las amazonas estudiosas y dominantes en su micromundo tecnológico” (<3) para ir abriendo espacios. ¿No se animan a abrir un hackerspace feminista en Córdoba? Así pueden experimentar, aprender y compartir sus dudas sobre tecnología en un espacio seguro. ¡Saludos!

  36. Bendiciones apreciados seres. Gracias por la oportunidad de compartir en éste escenario virtual. El Ciberfeminismo como lo veo es una puerta al despertar de nuestro género, la tecnología es una herramienta, un recurso y una forma de poder a nuestro alcance, creada por seres creativos, soñadores, cuyo objetivo es la transformación de la comunicación y sus alcances. Hoy, nosotras las mujeres asumimos un rol más activo, somos capaces de lograr lo que nuestras fuerzas nos impulsa; pienso que no tenemos límites en nuestra manifestación creadora, es hora de tomar el control de nuestro carácter emprendedor y vencer las barreras de los estereotipos que durante años nos subestimaron.
    La tecnología me atrae, me encanta y me energiza, la utilizo como un vehículo de expresión, comunicación e innovación, como docente ha sido una útil estrategia que apoya mi práctica pedagógica. La Tecnología no sólo me libera, me fortalece y nutre.
    Para concluir, la manera de hacer que nuestro género se manifieste en su amplia satisfacción es participando en los escenarios en los cuales deseamos hacer la diferencia, la radio no puede y ni debe ser un acción exclusiva a una elite, y hoy en el que el conocimiento está al alcance de un clic menos, los límites están en la mente de quienes lo nombran. somos mujeres, somos madres, somos maestras, doctoras, albañiles, abogadas, conductoras, jefas, pero saben algo: somos seres humanos con las mismas cualidades del otro género, y claro hay una gran diferencia: Nuestra Fuerza Interior que a lo largo de nuestra historia se ha hecho manifiesta, y esa si es única, es a lo que muchos le temen, y yo les digo a todos que sea en éste o cualquier otro paisaje nuestra avanzada va a seguir rompiendo las barreras que se nos opongan. la fuerza de las mujeres es indetenible.

    1. ¡Hola Aimara! Gracias por tu mensaje: ¡tiene una fuerza contagiosa! Me gustó sobre todo la idea de que “no tenemos límites en nuestra manifestación creadora”. Como dices, asumir nuestro carácter emprendedor es esencial. ¿Qué tipo de tecnologías podemos y queremos construir las mujeres? ¿Qué tipos de comunicación y prácticas generarían esas tecnologías? Un buen ejercicio es pensar, imaginar, diseñar, y soñar con el tipo de tecnologías que nos gustaría contar. ¿Te animas? ¡Saludos!

  37. Gracias por organizar este curso, con un tema tan importante en este tiempo.
    El ciberfeminismo, según mi visión personal, consiste en el aprovechamiento de las TIC en función de defender y promover los derechos de las mujeres en los diferentes ámbitos donde se desenvuelve el ser humano; visibilizar nuestras habilidades, potencialidades, aptitudes, conocimientos y talentos a través de las redes, en un mundo en el que aún se discrimina a la mujer, considerándonos seres inferiores o incapaces. Por lo que pude observar en el video de Remedios Zafra recomendado en este curso, se ha generado una especie de movimiento internacional donde confluyen feministas artistas, científicas, intelectuales, entre otras, en la búsqueda de la igualdad de género y más allá de igualdad, el reconocimiento de la gran importancia de la mujer para el desarrollo de la humanidad.
    En particular no he experimentado directamente en las redes la exclusión por ser mujer; sin embargo, en la vida cotidiana, en los diferentes contextos, de alguna manera si he sido víctima de acoso, chantaje y discriminación, al igual que cientos de mujeres que conozco. En tal sentido, considero que la tecnología puede tanto oprimir como liberar, según el uso que se le de y hasta qué punto permitimos ese trato humillante y denigrante por nuestro género. Para ello hay que empoderar a las mujeres en el uso correcto de las TIC, para que no se vuelvan un arma de doble filo, más bien sean utilizadas como un recurso fundamental para nuestro posicionamiento en la sociedad en igualdad de género con los hombres. Creo que este curso es fundamental para lograr esto.

    1. ¡Hola Carmen! Qué bueno que hayas visto el video de Remedios. Está buenísimo, ¿no? Aclara mucho la historia reciente sobre los debates tecnológicos desde el feminismo. Quisiera dar una vuelta de tuerca a la definición de ciberfeminismo que nos compartes: la mirada crítica. Claro que las TIC nos sirven para visibilizar nuestras habilidades, etc., pero la manera de hacerlo desde el ciberfeminismo es entenderlo que esas tecnologías están cargadas de sentidos. Debemos rascar y entender cuáles son esos sentidos, para así poder entenderlos y subvertirlos. ¡Saludos!

  38. Holi!!!
    Comienzo a escribir acá expresando que no podría describir que es el ciberfeminismo. Pero desde mi persona, les puedo decir que yo me he sentido ciber y feminista desde que soy una niña. Ha sido un camino largo y poco claro, pues el tema de las tecnologías está mal retratado, en tanto que tecnologías es una creación tan antigua como la existencia de la humanidad. Y en la cuál las mujeres siempre han sido discriminadas.
    Ahora, en cuanto a tecnologías de comunicación y otras electrónicas, hay un imaginario dominado por los hombres, que son ellos quienes tienen el poder sobre su producción y uso. Sumemos a ellos los contenidos que se crean para esas vías. Yo lo he vivido, lo he sentido. He hecho programas de radio durante dos años y el difícil estar en el micrófono cuando sabes que en cierta forma tus compañeros en el switch, no entienden o se rien un poco (muy silenciosamente) de los temas que una quiere tratar.
    llegar a trabajar con quienes apoyan la causa de abrir las comunicaciones es complejo. Creo que es necesario que muchas de nosotras no sólo aprendamos lo técnico, práctico y teórico, sino que nos aprendamos entre nosotras, y que encontremos la vía de integrar a los hombres en estos focos de pensamiento.
    Sabemos que los hombres por vías capitalizadas, y culturalmente machistas usan de las tecnologías desde que son niños. El trabajo es largo, es resistencia y aporte.
    Desde que encontré la realidad simulada de internet, he visto cómo se da posibilidad de ser muchas personas al mismo tiempo y ninguno. Mi trato con ella siempre ha sido desde una perspectiva de genero neutral, androgína, robotica, ciborg. Y es el espacio donde me siento libre de ser.
    La tecnología nos oprime y nos libera, siempre y cuando nos apropiemos de su uso.
    Espero que la discusión se fomente en este curso.
    <3

    1. ¡Hola Susana! Gracias por compartir tu experiencia. Concuerdo contigo que la discusión por la tecnología no se reduce a las tecnologías digitales de comunicación, y que los debates sobre la técnica son profundos y de larga data. Me interesa la posibilidad que comentas de ser muchas personas al mismo tiempo, y que lo hagas desde un género andrógino, nos habla de la posibilidad que nos dan las TIC de asumir identidades múltiples. Y, en ese sentido, la plasticidad del medio significaría una posibilidad de expresión enormes. ¿Crees que resulta lo mismo asumir una identidad masculina, que una femenina o una robótica sin género, en términos de la experiencia que tenemos en el ciberespacio?
      ¡Un abrazo!

      1. Claro, que creo que asumir identidades con distintos tópicos de genero influye. Aun la identidad masculina lleva más peso en temas tecnológicos , ya sabemos que por un asunto de siglos de cultura heteropatriarcal inducida y dominada por la iglesia en occidente. Sin embargo, una identidad neutra no genera la misma minusvalía que se le aplica a una femenina.
        Yo he salido de esa práctica por el mismo hecho de creer que debemos establecer un alto en el paradigma de poder en estos espacios. Pero bueno, sería bonito un taller en vivo.

        saludos!

  39. Buenos días amigos de Radialistas,
    Sobre el tema de ciberfeminismo considero que es el empoderamiento de la mujer hacia las tecnologías. Sobre si alguna vez he sido víctima de no acceso, en ninguna ocasión personal, pero si soy testigo diario de cómo los conductores de autos arremeten contra las mujeres quienes manejan un vehículo.
    Este tema para mí es nuevo y me encanta, espero profundizar mucho más.

    1. ¡Hola Irina! Gracias por tu respuesta. ¡La analogía con los carros es un ejemplo muy claro sobre roles de género, valores y visiones de mundo impregnados en una tecnología. El ciberfeminismo tiene como efecto el empoderamiento porque trata de ejercitar una mirada crítica sobre la tecnología. Si sólo nos dedicamos a dominar herramientas sin cuestionarlas nos quedamos cortas, porque estaríamos circunscribiéndonos a los comportamientos y usos pensados por quienes diseñaron dichas herramientas. Y, justamente, como quien prefigura esos usos son un grupo muy determinado de la sociedad, el uso disruptivo nos permite desafiar esas relaciones de poder. Sigamos pensando y aprendiendo. ¡Un abrazo!

    2. Para mi el ciberfeminismo es un concepto nuevo, considero que es una filosofía moderna feminista de la mujer en el ciberespacio. quizá si alguna vez.
      Un abrazo

  40. Buenos días desde este lugar del mundo; desde mi punto de vista el ciberfeminismo es una forma moderna y actual de ejercer el feminismo a través de las nuevas tecnologías, una herramienta más que se suma pero que no debe ser exclusiva. Tengo recuerdos de sentir la discriminación tecnológica en cuanto a comentarios sexistas debido a que las mujeres no somos capaces de dominar la tecnología.
    La tecnologías a veces nos esclavizan, son los ladrones y ladronas del tiempo, pero hay que aprender a gestionar esas tecnologías porque si que nos ayudan en nuestra lucha.
    Abrazos.
    Mary H.

    1. ¡Hola Mary! Gracias por tu comentario. Los debates ciberfeministas ya van sumando años, ¡por lo menos la mayoría de edad ya la tienen! Por suerte los feminismos se han diversificado para dar respuestas a diferentes escenarios. Porque entender la realidad es el primer paso para transformarla. ¡Ojo! Las TIC son herramientas, pero son mucho más. Por ejemplo, usamos Internet para informarnos, comunicarnos con nuestra familia y amigas, para expresarnos, para aprender y producir, consumir y compartir cultura. Así que cada vez tienen un rol más importante en nuestra vida. Justamente por eso, tenemos que entenderlas, criticarlas y pensarlas como aliadas para la sociedad que queremos construir. ¡Un abrazo!

  41. Buenos días, tardes o noches (según la hora en la que me lean).
    Par mi toda la terminología “ciberfeminista” es completamente nueva y justamente por el desconocimiento que tengo, es que decidí emprender este curso.
    Al ciberfeminismo lo entiendo como ocupar un espacio, no estar excluida, actuar, estar presente de manera online. Tal como pasaba y sigue pasando; buscamos representación, voz y voto en los espacios sociales de decisión, espacio en los debates públicos, la política, en la religión, el sexo, la palabra. Aún divagan en mi cabeza, muchas posibles significaciones sobre lo que es el ciberfeminismo, pero creo que estoy en el camino correcto.
    Respeto a la exclusión, creo que sí he tenido más de una experiencia; y no solo por el hecho de ser mujer, sino porque además soy una mujer de origen campesino. Mi acceso a internet fue muy limitado hasta casi mis 21 años (hoy tengo 27), y por esto siempre me sentí en desventaja ante mis compañeros de universidad, que eran realmente nativos digitales. Mis compañeros hombres siempre eran los más adelantados en las clases relacionadas con el uso de tecnologías, o por lo menos eso era lo que se proyectaba…tal vez sí lo eran, pero creo que en parte porque desde chicos estuvieron más expuestos a las plataformas, comandos, códigos y combinaciones complejas que se ven en la mayoría de los juegos de computadora para hombres, porque si hablamos de los de niñas…¿qué reto mental podría ocasionar maquillar bien a Barbie con el puntero del mouse?.

    1. ¡Hola Paola! Jaja, me dio mucha risa lo del “reto mental” para maquillar a una Barbie. Primero risa, después me da bronca. ¿A quién se le puede ocurrir que a las mujeres nos interesa eso? Y es verdad lo que cuentas sobre los contextos rurales donde el acceso es mucho menor que en las grandes ciudades. Me imagino que habrás tenido que hacer esfuerzos por estar a la par de tus compañeros y compañeras. El lado positivo de esto es que dejamos de ver estas situaciones como naturales, como dadas, como “es lo que es y será porque las cosas son así”. Los niños son socializados en tecnologías desde más temprano y eso termina configurando la manera en la que nos posicionamos y relacionamos con las tecnologías. ¿Tienes alguna niña cerca tuyo? ¡Acompáñala! Seguimos durante estos capítulos a ver qué más podemos aprender. ¡Un abrazo!

  42. ¡Saludos desde Venezuela! Antes de comenzar, quiero agradecerle a las ciberfeministas de Guatemala y, por supuesto a la Periódica en Ecuador por abrir este curso tan interesante, que nos da estrategias para inmiscuir al feminismo con la radio, la cual es el MCS más antiguo y con mayor efectividad.
    El ciberfeminismo lo defino como ese espacio en el cual las mujeres tenemos la oportunidad de denunciar y cuestionar todas esas tecnologías que siguen operando con el sistema patriarcal como: plataformas, blogs, páginas, redes sociales y todo aquello que está en la internet y que emplee sexismo.
    Sin embargo, el ciberfeminismo además de cuestionar, nos permite proponer nuevas prácticas inclusivas para las mujeres en la Web 2.0 y orientar para las mejoras de los diversos planes y técnicas que hay en la internet.
    Por otro lado, opino que el ciberfeminismo y el ciberactivismo deben ir de la mano para tener mayor impacto en la sociedad cibernética y resultados positivos en esta área, ya que el feminismo no solo es cuestión de mujeres, los hombres también son víctimas del patriarcado.
    Por último, creo que la tecnología libera a las mujeres porque a través de ella, como lo escribí en el primer párrafo, podemos denunciar y cuestionar algún tema. Es importante recalcar que no solo libera a las mujeres sino al ser humano (a) como tal, siempre y cuando se sepa utilizar.

    1. ¡Hola Evimar! Gracias por tu respuesta y participar del curso. La radio sigue teniendo mucha penetración en nuestros países y más asociado estratégicamente con las TIC. Pero aún cuando las radios comunitarias han acompañado las reivindicaciones de organizaciones sociales en América Latina muy de cerca la perspectiva de género no ha sido su fuerte. Por eso tenemos que tener esta mirada crítica, incluso, en nuestros proyectos. ¡Sigamos! ¡Un abrazo!

  43. Estoy muy entusiasmada por comenzar un curso que me va a permitir visualizar otro espacio de cuestionamiento y seguramente de apropiación también. Gracias por abrir este curso.

    Respondiendo a las reflexiones sobre ¿cómo definirías personalmente el ciberfeminismo?
    Me parece que el ciberfeminismo es una prácica que implica una transmutación en el abordaje de las mujeres y la tecnología desde una postura crítica a la sociedad heteropatriarcal, algo así como hackear al sistema; y en este mismo sentido pienso que posibilita la construcción de ciber espacios equitativos en los que se puede producir accionar político, ciberactivista y gestionar conocimientos alternativos a los que ya existen y dominan culturalmente.

    ¿Tuviste alguna experiencia en la que se te excluyera de cuestiones tecnológicas por ser mujer?

    Sí, desafortunadamente he experimentado la desvalorización de los pocos o muchos conocimientos tecnológicos que pudiera tener porque socialmente no tienen el mismo valor o jerarquía.

    ¿Sientes que la tecnología te libera o te oprime?

    Creo que la tecnología es una herramienta que tiene esa doble función y por eso sentirse en libertad o en opresión dependerá del uso creativo, político y crítico que cada quien pueda ejercer. Sin embargo, me parece que es poco útil intentar apropiarse del ciber espacio si no se ha realizado un análisis y una crítica previamente a las relaciones de poder que también se reproducen en él, lo que llaman ciberemancipación.

    Saludos.

    1. ¡Hola Karen! Estamos contentas de tenerte aquí haciendo el curso. Coincido contigo en que es importante hacer una crítica y análisis de las relaciones de poder que operan en los espacios que ocupamos, sean virtuales o en entornos físicos. Y no es tarea sencilla. Aquellas relaciones más poderosas son las que no se ven, que están tan naturalizadas que parecen la única manera en la que pueden establecerse. ¿Recuerdas alguna anécdota que puedas compartirnos sobre las maneras en las que tus conocimientos técnicos han sido desvalorizados? ¡Un abrazo!

  44. Saludos cordiales.
    Un gusto participar de este curso. Personalmente el término ciberfeminista es nuevo. Tras la lectura y el documental puedo definir como el nuevo espacio donde las mujeres seguimos luchando por igualdad de oportunidades y el reconocimiento de nuestro aporte en el desarrollo de la sociedad. Nuestra lucha ahora también es online.
    Considero que, por patrones culturales nos hemos excluido o dejamos que nos excluyan bajo el pretexto de que “la tecnología o ciertas cosas son solo de hombres”, ejemplos claros en casa cuando se descompone un artefacto espero que mi esposo arregle, porque tengo miedo de terminarlo dañando. Igual situación se presenta en el ámbito laboral. El conocimiento libera, por tanto creo que si nos atrevemos a romper estos esquemas nos sentiremos libres y realizadas.

    1. ¡Hola Marylú! Wow, escribes desde Galápagos, qué súper. El valor de los patrones culturales radica en que nos abren una serie de posibilidades de acción: las que están dentro de ese abanico las vemos y las que no, no las vemos. Es decir, no es que decidamos a conciencia no asumirlas sino que ni siquiera las vemos como posibilidad. ¡Parece un trabalenguas! A lo que queremos llegar es que no se trata de que nosotras nos excluyamos o dejemos que nos excluyan. Es que la sociedad se configura de una manera en la que se asignan una serie de valores y maneras de “ser” para cada género. Y en nuestra sociedades occidentales el ámbito tecnológico es asumido como masculino. Esto no significa que no debamos tomar la iniciativa, ¡al contrario! Tenemos que ocupar los espacios tencnológicos. Anímate a aprender electricidad y electrónica para reparar los electrodomésticos (secreto: los hombres también dañan los aparatos que intentan reparar, jiji). ¡Youtube está lleno de tutoriales!. La seguimos, ¡un abrazo!

  45. Considero que como mujeres no debemos temerle a las nuevas tecnologías, porque muchas veces las mujeres por miedo a lo nuevo y mas todavía por miedo al que dirá nuestra pareja y el mundo masculino, preferimos ocultar nuestro miedo con nuestras ocupaciones y cerramos los ojos ante lo nuevo.

    Como mujeres debemos empoderarnos de las nuevas tecnologías, para aprender, para investigar y en muchas ocasiones para denunciar abusos hacia las mujeres en general.

    1. ¡Hola Cristina! Gracias por tu comentario. ¿Crees que las mujeres no somos valientes? Quizás es que somos muy valientes en cuestiones que no se valoran o que se asumen como naturales, instintivas. Mira cuántas mujeres existen que son madres solteras, trabajan, participan en organizaciones, ¡y todo a la vez! Eso es súper valiente. También hay que tener en cuenta que las mujeres tenemos menos tiempo y espacio para aprender y practicar. ¿Te animas a juntarte con amigas para aprender cosas nuevas? ¡Pueden organizar un club de apoyo tecnológico! Ayyy, sería genial. ¡Un abrazo!

  46. Buenos días amigas y seguidoras de Radialistas.net y Radios Libres, en esta oportunidad me convierto en representante de 500 niñas y jóvenes de mi institución educativa, y de todas aquellas mujeres que aman el trabajo de desarrollo de tecnologías humanas y electrónicas, aclarando que la tecnologías son humanas, sin género, permitiendo definir el ciberfeminismo como una actitud y aptitud de personas, medios, empresas y sociedades, convirtiéndose en la manera igualitaria de entender un mundo desarrollado, propiciando escenarios que sirvan de plataforma política y social para que el cambio en cuanto al rol de la mujer ante la humanidad se haga visible, entendiendo que este no está supeditado al varón, sino que esta es activista y pionera en muchas áreas de la vida social y tecnológica de la humanidad, ¿pero son ellas consiente de esta realidad? Es aquí que entra en juego nuestra participación como padres y orientadores, que impulsen la participación de nuestras niñas y mujeres en el mundo de las tecnologías, las telemáticas y medios de comunicación de masa, convirtiéndose en porta voces de sus congéneres y orgulleciendo sé de su aporte a las sociedades. El Ciber-Feminismo, no es una idea nueva, es la respuesta a la participación de todas esas mujeres valientes, que llevan décadas trabajando por nuestra humanidad. Yo estoy felizmente agradecido, en primera parte por dejarme participar en este hermoso curso y en segundo porque fueron y son las niñas, adolescentes y mujeres de mi institución quienes me apoyaron en la construcción de una radio escolar “El Faro” 90.9 Fm. Son las mujeres el sexo fuerte y así hay que verlo, fuerte más no dominante, porque gracias a dios son una fuente inagotable de amor por nuestra humanidad.

    1. ¡Hola Alonso! Qué alegre que estás haciendo el curso porque nos permite ir incorporando enfoques nuevos y cuestionando esas ideas que tenemos tan inculcadas que no vemos que responden a una visión de mundo. La mujer valorada por su rol de madre, por su rol de hija, por su capacidad inagotable de “dar amor”. Ideas que son construcciones. Y así como se construyen podemos (¡y debemos!) deconstruirlas porque transmiten ideas que reproducen el sistema patriarcal. ¿Y las mujeres que deciden no ser madres? ¿Y las madres a las que se le acaba la paciencia y el amor? Las mujeres, y todas aquellas personas que no se identifican con ninguna identidad de género binaria, tienen derechos por ser sujetos políticos no por su relación que tengan con los hombres. ¡Así que de a poco! Que espléndida oportunidad poder trabajar con tantas niñas y jóvenes. ¿Cómo se relacionan ellas con la tecnología? ¿Te animas a organizar un taller de ciberfeminismo con ellas? ¡Un abrazo!

      1. Respuesta: por supuesto que sí, ellas graban micros radiales y conducen programas radiofónicos, empoderándo se de su derecho a la comunicación e información, son productoras de espacios educativos y culturales, incorporando a sus pares y varones, dando ánimo y transformando nuestra radio en un referente mediático y comunicacional. Fortaleciendo su autoestima y amor propio, elemento que debe ser inagotable como sujetos de derecho.

  47. Hola, ¡Un gusto saludarlas!
    Me ha ayudado muchísimo –y sobre todo clarificado- la diferenciación entre ciberfeminismo y ciberactivismo feminista. Entiendo el ciberfeminismo como una posición política y apropiación crítica de las tecnologías, buscando problematizar, visibilizar y desnaturalizar las relaciones de poder que operan en éstas.
    Muchas de las experiencias que he vivido y que tienen relación con la exclusión de cuestiones tecnológicas por ser mujer, están vinculadas a mi proceso de socialización, ya que existe un temor infundado en mi en cuanto a la utilización de ciertas tecnologías. He sentido, en algunos momentos, que éstas “me rebasan” en su uso, rapidez para responder, intercambio de información; a veces las redes sociales y el internet me generan como una sensación de “embotamiento” que al mismo tiempo me limita.
    Pienso que la tecnología te puede liberar-oprimir; se dan ambos procesos. Y justamente por eso, es un campo de disputa.

    1. ¡Hola Ana Lucía! Qué alegría poder saludarte por acá. Esa diferenciación entre ciberfeminismo y ciberactivismo feminsita es clave. ¡Y nos costó mucho tiempo ponernos de acuerdo! Con Janeta de hecho estuvimos chateando muuucho y la aclaración es fruto de esa conversación. ¡Casi pegamos directamente una captura de pantalla del chat! Porque pensamos que esta confusión, o quizás no confusión sino debate, están bastante generalizados. También es verdad que pareciera que ahora tenemos que ser expertas en todo y saber dominar las mil y una herramientas a un ritmo desaforado. Y no se trata de eso sino problematizar las relaciones de poder. ¡La seguimos! ¡Un abrazo enorme!

      1. Querida Inés, gracias por tu comentario, ¡En Guatemala te seguimos esperando! Muchos abrazos y la mejor de las energías.

  48. ¡Hola a todas!
    Me interesé en este curso para conocer un poco más del ciberfeminismo, tengo pocos conocimientos sobre ello. A partir de lo que nos han compartido en este capítulo y del documental, puedo hacer un bosquejo de definición, primero inició como un movimiento que se ha ido fortaleciendo, integrando poco a poco con muchos logros con el paso de los años y se ha llegado a constituir como una corriente que aporta no sólo desde lo tecnológico sino también desde una crítica, un cuestionamiento sobre el sistema patriarcal, opresor que se ha extendido a las tecnologías y a todas las redes digitales que existen.
    No recuerdo con precisión alguna experiencia, pero sí que cuando hay ocasiones en que no entiendo cómo funciona algún aparato tecnológico y le pregunto a algún compañero pocas veces son pacientes para explicar su uso. O bien, percibo dan un explicación a la ligera, incluso algunos comentan para qué quieres saber si no lo usarás, eres mujer o cuestiones así.
    Soy docente universitaria, en la licenciatura en Comunicación Intercultural, he observado que en varias ocasiones las compañeras estudiantes poco se animan a usar la tecnología (grabadoras, cámaras fotográficas, programas de edición, etc.), las animo a perder el miedo, a tener confianza, no es un proceso sencillo porque en nuestra sociedad a cada instante nos están recordando (de maneras diversas) los estereotipos que “son” para las mujeres.
    Desde mi perspectiva el saber usar la tecnología me ha sido útil, siempre estoy en constante aprendizaje, también me brinda seguridad en lo que realizo. El conocer cómo utilizar determinada tecnología me da confianza en lo que hago, a la vez de darme oportunidad de poder compartir estos conocimientos cuando es necesario. Quizá esto es el sentido liberador que me brinda.
    Más que opresión la tecnología me genera exclusión cuando no se utilizarla, sobre todo, si un ambiente hay más compañeros son los que predominan en el uso de tecnología y no comparten, o comparten a medias o sin agrado lo que saben.
    Saludos.

    1. ¡Hola María Gabriela! Gracias por tu comentario. Pues sí, el ciberfeminismo se ha ido fortaleciendo y, sobre todo, diversificando. Así cada vez contamos con expresiones cada ves más diversas y ricas. Bien ahí, aportando el granito de arena desde tu espacio en la universidad para que no sólo los hombres sean quien se animen a manipular los dispositivos. ¡Un saludos!

  49. Primero que todo, felicitarlas por el curso, sin duda muy interesante los temas que se proponen, respondiendo a las preguntas del Capítulo 1, Personalmente defino Ciberfeminismo como la manera de apropiarnos de las tecnologías para beneficio de enseñar sobre feminismo, hacernos parte de nuevas construcciones tecnológicas desde y por la igualdad de género, en una lucha contra el sistema capitalista. Con respecto a la pregunta sobre si he tenido alguna experiencia donde se me a excluido de cuestiones tecnológicas por ser mujer, claro que sí, varias experiencias en el hogar, en el trabajo incluso yo misma me he excluido pensando que no puedo hacerlo por miedo a cometer algún error que deje inservible el aparato tecnológico… en base a la cultura machista que nos envuelve desde niñas. Por último y contestando a la pregunta sobre si la tecnología nos libera o reprime, creo que la respuesta es ambas… pero con la creatividad e inteligencia que nos caracteriza como mujeres, podremos usarla para liberarnos. Saludos Cordiales!

    1. ¡Hola Antonia! Gracias por participar del curso. Quería retomar la parte de la autoexclusión, porque es un punto importante. Evidentemente el patriarcado es estructural, por lo que debe ser eliminado de raíz. Pero los cambios individuales también son importantes y de a poco van ampliando la frontera de los roles de género. Ese miedo a cometer errores nos paraliza y no nos deja aprender. ¡Anímate!, que los hombres también las rompen y algunos buenos inventos han salido de ello. ¡Un abrazo!

  50. Wuau. Contenta de poder iniciar este curso, conociendo y aprendiendo.
    No tengo definición de Ciberfeminismo, pero podría construirla después de ver el documental de Remedios Zafra. Me gustó la acción rebelde, porque así la veo, de Cornelia en el concurso Net.Art (así creo que se llamaba). Eso de SUBvertir el orden de lo establecido (los hombres participan, las mujeres no), a través de una participación masiva de mujeres imaginarias, que solo pretendían develar la realidad, la poca presencia de mujeres en estos espacios. Desde ese ejemplo de Cornelia podría definir el Ciberfeminismo como una subversión on line contra el sistema patriarcal, subversión que permite develar los espacios de poder y apropiarse de los mismos.
    Saludos, nos vemos.

    1. ¡Hola Alejandra! Gracias por tu respuesta. Sí, lo de la acción rebelde a mí también me encanta. Ojo que la subersión del ciberfeminismo no es únicamente online porque también lucha contra las relaciones de género en el mundo de la tecnología en los espacios offline. ¡Un abrazo!

  51. Primero, felicitaciones por el artículo, y sobretodo por el curso.
    Me parece, que el ciberespacio no es más que otro escenario que sirve de plataforma política y social para que el legado patriarcal que hemos heredado siga impositivo, sobre las mujeres. Por tanto, considero que el aparecimiento, de un espacio denominado Ciber-Feminismo, es la puerta que todas las mujeres, o la mayoría, estábamos esperando para guerrear contra las infamias del capitalismo patriarcal que nos domina. En donde, se evidencia una lucha por el poder, pero que en el caso de las mujeres es una lucha por la igualdad, el reconocimiento y la valoración del rol de las mujeres y sus aportes en el desarrollo de la tecnología, y en otras áreas por supuesto, que durante décadas, y aún en el siglo XXI siguen siendo invisibilizadas por el “Sexo fuerte”. Entonces, siento y percibo al ciber-feminismo como ese escenario en el que las mujeres nos apoderarnos de nuestras habilidades, y nos imponemos para obtener el reconocimiento que nos merecemos, y qué mejor que a través de las plataformas virtuales, de las herramientas web 2.0. que no es algo de hombres, sino de todos los géneros que somos capaces de usar estos instrumentos para interactuar con otras mujeres y hombres sobre temas feministas, en donde las mujeres somos vulneradas.

    1. ¡Hola Sheila! Gracias por tu comentario. Me encantó lo de “guerrear contra las infamias del capitalismo patriarcal”. ¡Exacto! Y el mundo tecnológico es un escenario más de disputa de sentidos. Por eso debemos hacer un esfuerzo por entender sus lógicas. ¡Saludos!

  52. Un saludo especial. Estoy muy entusiasmada con los contenidos del curso. A continuación mis aportes.

    A. Defino el ciberfeminismo como una reivindicación del derecho que tenemos las mujeres de acceder y apropiarnos de la ciencia y la técnica para nuestro bienestar y beneficio, considerando que hemos sido co-creadoras de lo que existe hoy en estos frentes.
    B. Hace unos años trabajo como profesional free lance y asesora en diferentes temas, por lo cual debo moverme mucho en la ciudad en la que vivo (Medellín), en 2014 tomé la decisión de comprar un coche justamente para tener autonomía, no depender de otros para movilizarme y por los costos que me estaba generando la movilidad. Desde el proceso de compra hasta el tema de aprender a manejar tuve la experiencia de una negación propia y social frente de la relación mujeres – autos – conducción. Esa experiencia me enfrentó con todos los estereotipos culturales y falsas creencias que existen frente al tema y que de alguna manera todas nos hemos creído. Al inicio tuve que pedir asesoría de amigos y familiares (hombres) para saber qué era lo más conveniente comprar, pensaba que era torpe y que nunca aprendería a conducir, que era desorientada y bruta para la mecánica. Con ese proceso pude entender que sencillamente hay asuntos de los que el patriarcado quiere mantenernos aisladas para seguir ejerciendo control sobre nuestro cuerpo y en este tema específico sobre nuestra movilidad. Hoy creo que si más mujeres estuviéramos al volante serían menos las cifras de muertos por accidentes de tránsito pues este se ha convertido en un espacio para exhibir la masculinidad violenta: nosotras somos más precavidas y tranquilas al manejar, ejercemos mayores prácticas de autocuidado y somos menos agresivas en caso de accidentes o diferencias en las vías.
    C. Creo que los verdaderos avances científicos y técnicos deben liberar a las sociedades y facilitar la vida de hombres y mujeres; pero históricamente la tecnología también ha sido un espacio y una forma de opresión de los hombres sobre las mujeres. Por eso es importante más mujeres en el mundo tecno-científico, a todos los niveles, y que estos temas formen parte de nuestros intereses, empezando por cosas tan sencillas como leer y tratar de comprender unas instrucciones de cómo encender una computadora o un televisor, hasta los grandes debates respecto al poder tecnológico y quiénes lo ejercen.

    1. ¡Hola Doris! Gracias por tu respuesta y, sobre todo, por compartir tu experiencia con la compra del coche. Es justo a este tipo de situaciones a las que nos referimos cuando hablamos de que se construyen toda una serie de valores y visiones de mundo. ¡Ya tienes material para ir pensando tu podcast! Sigamos pensando y problematizar do a lo largo de los próximos capítulos. ¡Saludos!

  53. El ciberfeminismo es el espacio donde interactúan las mujeres a través de la red tecnológica, tomando una postura crítica y de desarrollo del ciberespacio utilizando diferentes herramientas para sobresalir ante la sociedad, no he tenido ninguna experiencia que me excluyeran por ser mujer en casos tecnológicos. La tecnología siendo que te libera porque es un mundo donde aprendes no solo armar grandes redes tecnológicas sino también de la oportunidad de crecer en un futuro que ahora es incierto pero más adelante sabrás defenderte en el mundo tecnológico ya que sigue avanzando día a día.

    1. ¡Hola Consuelo! Gracias por tu respuesta. Me gusta que pienses en el futuro, porque esa idea de futuro, el que nos gustaría, va guiándonos en el camino de la construcción de una sociedad igualitaria. ¿Como te imaginas que la tecnología puede liberarte de tareas que hoy solo recaen en las mujeres? Piensa cosas locas, aunque sean inverosímiles. Talvez la pegas. La seguimos…¡Saludos!

      1. Estimada Inés,
        Claro que La tecnología puede liberarme de tareas que podrían decirse cotidianas y que en la mayoría de veces la realizamos mujeres, primero enfatizándonos en aprender nuevas estrategias tecnológicas que me permita por ejemplo transmitir un programa desde mi casa hasta cierta distancia de una ciudad sin que me toque trasladarme al sitio radial, es decir que la tecnología me permita ocupar mejor mi tiempo para realizar más cosas a la vez.

  54. Lo primero, felicitaros por el trabajo tan interesante
    Hacia tiempo que estaba buscando el documental de Remedios Zafra porque lo vi un día incompleto y no sabia en que programa era. Muchas gracias por facilitarlo.
    De nuevo tenemos que pagar peaje por acceder a este mundo….un mundo nuevo y el patriarcado esta ahí. El patriarcado y el capitalismo. Que bien saber que no estamos solas.
    Cuando Hedy Lamarr ( una rubia que consideraban tonta ) logro conseguir en una sola noche 7 millones de dolares para el ejercito para que la tomaran en serio y así poder desarrollar un nuevo invento, un sistema de comunicación secreto sin cables, lo que seria mas tarde la WIFI, también tuvo que pelear contra el poder obtuso de hombres capitalistas.
    Ahi estamos y tambien lo conseguiremos .

    1. ¡Saludos compañeras y compañeros!
      1.- Personalmente pienso que el Ciberfeminismo es el apoderamiento de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) por parte de aquellas personas que luchan día a día por erradicar la cultura patriarcal. El hecho que seamos el sexo opuesto no significa que seamos “el débil”, muy por el contrario, a medida que los tiempos avanzan, hemos demostrado que podemos realizar las labores que realizan los hombres, incluso mejor que ellos. ¡No nos limitemos!
      2.- Soy estudiante de Comunicación Social y a lo largo de mis estudios y en pocas cosas me han excluido y cuando ha sucedido, he demostrado que lo puedo hacer igual hasta mejor. Sin embargo en mi hogar he vivido situaciones como no saber instalar o manejar sofware y le he pedido el favor a mi hermano y éste no me enseña sólo soluciona el problema y listo. Sin embargo no me quedo con eso, trato de buscar ayuda en linea o en algún tutorial y… problema resuelto!
      3.- Sin duda alguna, me libera porque la puedo manejar y/o utilizar sin mayores complicaciones. Sin embargo, conozco casos muy cercanos que son todo lo contrario y pues me ha tocado enseñarle de lo que sé un poco para que así vayan conociendo, manejando y empoderandose de las TIC.

      1. ¡Hola Karen! Gracias por tu comentario. Eso que cuentas que hace tu hermano es muy común: ante un problema nos lo solucionan pero no aprendemos a resolverlo nosotras. Por eso hay una regla que puedes aplicar tú cuando explicas algo: nunca tocar o coger el dispositivo de la persona a quién explicas. Tu acompañas, la persona aprende y ejecuta. Cuéntasela a tu hermano y luego nos dices cómo te va. ¡Saludos!

    2. ¡Hola Chelo! Gracias por tu comentario. Sí, el documental de Remedios está buenísimo porque nos orienta en los debates y abordajes de las ciberfeministas al asunto de la tecnología. Si no, se nos mezcla todo y se torna incomprensible. ¿Te animas hacer tu trabajo final sobre los desarrollos de Lamar? ¡Puede salir un buen podcast! ¡Saludos!

      1. Ciberfeminismo se utiliza para describir las filosofías de una comunidad feminista contemporánea cuyos intereses se centran en el ciberespacio, Internet y la tecnología. es una cooperación liberadora entre mujer, máquina y nuevas tecnologías. Una forma de activismo feminista que emplea como canal y tiene como objeto de análisis las TICs, especialmente Internet, y la relación que se efectúa entre estas tecnologías y la construcción del genero, generando con ello nuevos discursos. Las TICs mas que un campo a ocupar deben ser un campo a proteger, recuperar la presencia activa en la comunicación, tejer redes, conectar lo distante, ocupar un espacio que pertenece y ha pertenecido a la mujer que no es otro que el de la comunicación, el lenguaje, las relaciones sociales en grupo. Se ve necesario reconstruir la historia y retornar a la articulación de una nueva genealogía científica-tecnológica de la mujer.

        GRACIAS MUY INTERESANTE TODOS LOS COMENTARIOS Y EL TEMA

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *