Conoce Etherpad, esa herramienta que nos permite trabajar colaborativamente

¿Pero esto no es Radios Libres, acaso? Claro, lo es. Y por eso nos adentramos en los recovecos entre la radio, el derecho a la comunicación y la libertad. Pero resulta que en la radio ¡también escribimos! Escribimos grillas, guiones y libretos,  tomamos actas de las reuniones, organizamos campañas. Hay textos que que están hechos para perdurar, que escribimos con cuidado y revisamos cada detalle. Pero hay otros textos acelerados, esos que escribimos a cuatro manos, de manera automática, y que son testigos de reuniones llenas de ruido, de ideas que nos parecen alocadas. Y para todas esas cosas, que hacemos entre todas, necesitamos herramientas colaborativas libres que nos faciliten esa construcción. No estarás pensando en usar Google Docs, ¿no? ¡Pues vamos!

Etherpad es una herramienta de redacción colaborativa que se instala en un servidor para que todas las personas que necesitemos las podamos usar. Esta herramienta tiene una serie de características que hacen que sea muy fácil y práctico para utilizar: no hace falta registrarse para usarlo, cada colaboración está identificada por colores, hay un chat para debatir, se puede ver el historial de modificaciones, se puede exportar e importar, se pueden compartir versiones de sólo lectura, se puede insertar en páginas web, etc.

Si nos interesa montar una iniciativa de soberanía tecnológica, podemos instalarlo en nuestra servidora. Si en cambio simplemente queremos escribir un texto tenemos que elegir una instalación (o «instancia») de Etherpad en un servidor. Atención, recordemos que la famosa «nube» no es otra cosa que la computadora de otra persona. Así que siempre es bueno encontrar servidores en los que confiemos, porque nuestros textos estarán allí guardados.

Puedes encontrar algunas instalaciones (o ‘instancias») Etherpad en las que puedes confiar en:

Si accedemos a esas páginas, lo primero que tendremos que hacer es elegir el nombre de nuestro documento. Ese nombre conformará la URL para encontrar el archivo en el futuro.

De esa manera, nuestra URL será, por ejemplo en el caso de hacerlo en Riseup: https://pad.riseup.net/p/mi-primer-pad. También podemos escribir directamente una URL con un nombre que queramos. Si el pad ya existe, iremos a él. Si no existe se creará uno nuevo. Así se nos abre el documento en blanco. ¡Vamos a explorarlo!

Si abren pads en los distintos servidores verán que esta interfaz puede cambiar un poco. Eso depende de los plugins que tenga instalados para aumentar las funcionalidades del Etherpad. Por ejemplo, pueden tener la opción de dar formato a los títulos, dividir las páginas, trabajar en formato wiki, etc. Incluso, como Etherpad está pensado para textos efímeros, descartables, algunas instancias borran los pads luego de un tiempo en que no son usados. Por eso es importante hacer respaldos en nuestras computadoras cada vez.

¡Dos cosas importantes!, como no es necesario registrarse cualquier persona que acceda a la URL del pad puede acceder a él. Esto significa que también podría borrarlo. Para evitar esto, la opción del Historial de cambios nos permite restaurar versiones anteriores y, así, evitar este posible troleo. Pero otra posibilidad para evitarlo, por ejemplo si armamos un pad con los materiales para una campaña, es compartir un enlace que sea sólo de lectura. Así, si nuestro pad con posibilidades de editar y el que no se puede editar tienen URLs diferentes:

Prueben visitar las dos versiones y verán la diferencia. Para lograr esta versión de sólo lectura hay que hacer clic en la opción «Sólo lectura» (o «Read only» si está en inglés como es el caso de Riseup) del botón para compartir y se generará el enlace automáticamente.

¿Usas pads en tu radio? ¿Para qué lo usan? ¡Cuéntanos!

Textos vivos, textos en movimiento

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *