Una reflexión del técnico ecuatoriano Byron Garzón sobre el sonido y la física.

Todo el tiempo estamos calculando, teorizando, midiendo. Una persona que edita audio siempre está pensando en los sonidos: en dónde están, cómo suenan, en qué espacio, en qué tiempo. Pero, en realidad, estamos pensando en el universo.

Cada vez los editores, técnicas de radio y TV que manejan y hacen maravillas con el sonido nos hemos despegado, de alguna manera, de una ciencia básica que está en todo: la física.

¿Cómo empezar un taller técnico sin comenzar con una ciencia que trata de describir un universo complejo con leyes simples, útiles y esclarecedoras?

Estamos en un mundo que no conocemos cómo funciona

La tecnología no es una cajita mágica que nos solucionará todos los problemas. De hecho, tener una buena tecnología a nuestro servicio no significa que nuestra edición salga bien. Esta tecnología funciona gracias a una serie de leyes. ¿Cómo aplicar la física, esa ciencia poco comprendida pero que explica el funcionamiento de todo? Para nosotras, los técnicos y técnicas, debería ser una materia obligada.

Estamos luchando por la liberación del conocimiento; estudiando cómo se hacen las cosas para luego replicarlas (ingeniería inversa) o para ver y transformar un código y hacer nuestros propios programas; o descubriendo cómo podemos grabar con condiciones propias (es decir, con herramientas acordes a nuestras necesidades), pero seguimos sin acercarnos a nuestro elemento clave: el sonido. Es abrir los ojos frente a un “todos los días” diferente. ¿Cómo aplicar lo que ya está aplicado? Lo que funciona todos los días.

Imaginemos un mundo sin tecnología, ni la básica: ¿cómo volver a empezar?

La física tiene mucho que ver con nuestro trabajo diario. La física una de las ciencias que más a contribuido al desarrollo y bienestar de los seres humanos porque, gracias a su estudio e investigación, ha sido posible encontrar explicaciones claras y útiles a los muchos fenómenos que se presentan en nuestra vida diaria. ¿Sabían que gracias a la física tenemos el trabajo que tenemos? ¿Por qué no entrarle al mundo de las fórmulas, de los materiales, de los sistemas (no solo de computación)? También podemos escoger un efecto de sonido y preguntarnos cómo suena y por qué.

Aquí van 105 preguntas sobre física del sonido, ese que utilizamos todos los días. Fueron preparadas por el físico ecuatoriano Luis Garzón que, bajo pedido, confeccionó este cuestionario. Puedes verlas haciendo clic aquí.

Y pensando en la física encontré estos dos poemas, los que más me gustaron, escritos por dos físicos sobre su mayor pasión. Si somos radioapasionadas y radioapasionados, amantes de la radio y el sonido, entonces, también deberíamos ser fisicoapasionadas y fisicoapasionados.


Versos a la Física con amor (Diaz Valero Alejandro José)

Recordar la tal relatividad
de Einstein, ese gran sabio de la ciencia
aplica con segura consistencia
cuando juntamos la felicidad,
porque junto a tu luminosidad
atrapas mi magnitud vectorial
y envuelto con la entrega pasional
generas una onda muy expansiva
que haces que con la Física describa
luces de un poema circunstancial.

Y es que lo hermoso de tu bello encaje
y tu ángulo crítico de miradas
enfoca de forma determinada
y me aturde con el alto voltaje.
Ya ves que mi criticado amperaje
es de escasa y bajísima frecuencia
es por eso que recurro a tu ciencia
para que con tu gran excelsitud
le des gran potencia a mis B.T.U.
y le des a éste amor alta eficiencia.

tu corazón late a velocidad
llevándome a tu gran campo magnético
incrementando mi accionar  eléctrico
con una interesante densidad…
porque estás llena de capacidad
que me chispea con sus electrodos
por eso en tu corazón me acomodo
y me dejo llevar por esa inercia
como vector de exacta complacencia
recibe mi amor grande como un todo.

Movido por la  acción y reacción
gravito con amor y sentimiento
y en las leyes de Newton me concentro
enlazando intelecto y  emoción.
tu  presencia me llena de calor
y esta tan alta la temperatura
que circuitos eléctricos torturan
me hace girar a ciento ochenta grados
y entonces yo, completamente  aislado
sulfato electrodos con mi locura.

Martín Monteiro (Físico y poeta Uruguayo)


Lógica vital

Un hada me enseñó un día
lo que no puedo expresar:
lo triste de la alegría
la alegría del pesar;
y me hizo percibir
lo estático en el fluir,
el timbre de los colores
y el color de los sonidos:
lo que conversan las flores
del secreto de los nidos.

También pude vislumbrar,
del arte azul de vivir,
lo ilógico del pensar
y el encanto del sentir;
lo efímero de lo eterno,
lo eterno de lo fugaz,
lo infinito de lo interno…
¡la nada de lo demás!

Enrique Loedel Palumbo (1934) Versos De Un Físico

Todo lo que usted quería saber sobre el sonido pero temía preguntar

You May Also Like

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *