Crónica de liberación de un teléfono celular

Nos animamos a instalar el sistema operativo móvil /e/ en un celular.

Hace varios años ya que en Radios Libres somos usuarias de software libre. Empezamos de a a poco: primero usando aplicaciones libres como Audacity, Libre Office o Firefox en sistemas operativos privativos para luego migrar a sistemas operativos libres GNU/Linux como EterTICs o Debian. Sin embargo, siempre nos quedaba una deuda pendiente: los celulares. Tenemos teléfonos antiguos -tratamos de combatir la obsolescencia programada haciendo que nos duren mucho- pero  tienen Android, con todo lo que ello implica: ningún tipo de privacidad. Y aunque usamos aplicaciones libres descargadas de F-Droid, tenemos un límite: podemos «desactivar» las aplicaciones de Google que no queremos usar pero no nos permite desinstalarlas.

Disclaimer: esta es una crónica de nuestra experiencia con un celular antiguo que ya no usamos sin riesgo de pérdida de información. Si te animas a hacerlo, acuérdate de realizar respaldos de la información y no olvides que siempre existe la posibilidad de que la instalación falle y el teléfono quede inoperativo.

La semana pasada, nuestro amigo Daniel Cotillas de Comunicación Abierta y Nodo Común, nos contó que había instalado sin problemas un sistema operativo libre en su teléfono y nos animó a experimentar. Una de las cosas que más nos entusiasmó es que todos los servicios del celular (correo, calendario, archivos, tareas, etc. ) pueden sincronizarse con Nextcloud, ya sea una instancia propia o las cuentas que te ofrecen gratuitamente /e/, de hasta 1 Gb.

El sistema operativo que instalamos fue /e/, un fork de Lineage y Android desarrollado por la Fundación /e/. La novedad de este sistema es que, no sólo cuida la privacidad de las usuarias, como Lineage, evitando enviar datos de uso y ubicación a Google, sino que ofrece una instancia de Nextcloud para sincronizar los datos (puede usarse o no). Es decir, /e/ busca combatir las restricciones de acceso al código fuente del sistema operativo como la enorme cantidad de datos que se envían constantemente a los servidores de Google (y Apple).

Datos enviados a Google y Apple
Transferencia de datos a Google en un típico día de uso. Fuente: /e/.

Nos hicimos con un celular en desuso, un Motorola Moto G4 Play (2016) y en media hora ya habíamos concluido. Se necesita que el teléfono celular esté, por lo menos, con el 50% de carga, un cable USB para conectarlo a una computadora, y una computadora con cualquier sistema operativo, aunque nosotros lo hicimos sobre Debian.

El primer paso es revisar la lista de modelos a los que se les puede instalar /e/, actualmente hay soporte para más de 150 teléfonos. Nuestro modelo se encontraba disponible así que fuimos a buscar las instrucciones de instalación (varían en función del modelo).

Lo siguiente fue desbloqueando el bootloader. Quizás sea este el paso más complicado ya que no depende exclusivamente de nosotras.  Si bien con Motorola es relativamente sencillo, con otros celulares puede ser más complejo. Por ejemplo, con los celulares Xiaomi que requieren descargar un software (no disponible para GNU/Linux). En nuestro caso nos dimos de alta en Motorola y pudimos acceder a un formulario donde ingresar un código que obtienes del teléfono (el paso a paso está muy bien descrito en el manual). Motorola te responde enviando un nuevo código (get_unlock_data) que ingresas en el teléfono y con eso queda desbloqueado. De esta forma ya puedes instalar un nuevo sistema operativo en el teléfono.

Imagen con el teléfono ya desbloqueado.

 

Luego, desde la computadora y por vía USB, pasamos el software TRWP para borrar el Android existente e instalar /e/. Es una interface gráfica muy sencilla en la que tienes que aplicar los pasos descritos en el manual como borrar el anterior SO e instalar el nuevo.

En 20 minutos la instalación estaba lista. Encendemos el teléfono y luego de algunas pantallas de configuración (zona horaria, permisos, y vinculación con la cuenta de Nextcloud) ya estaba listo para usar.

La tienda de aplicaciones permite filtrar las aplicaciones por licencia, lo que nos permite instalar sólo software libre o elegir las aplicaciones más usadas como Whatsapp o, incluso, alguna de Google. Es decir, tener un sistema operativo libre no te impedirá seguir usando aplicaciones privativas. A la decisión te puede ayudar un «ranking de privacidad» que incluye /e/ donde clasifica qué tan privadas son las distintas aplicaciones.

Estos días lo estaremos usando (todavía tenemos que comprarle un chip) para ver qué tal funciona con llamadas y datos y no solamente con Wi-Fi y evaluar si lo instalamos en nuestros teléfonos. Por ahora, no decepciona.

Crónica de liberación de un teléfono celular

También te puede interesar

2 comentarios sobre «Crónica de liberación de un teléfono celular»

  1. Muy buen tutorial. Podéis usar también los servicios de disroot para sincronizar calendarios, contactos, notas… A través de Davx5. Yo lo único que no puedo hacer es pagar a través de nfc, por lo demás nada que envidiar al sistema Android engullido por Go0gle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *