En estos tiempos no basta con reclamar que terminen los monopolios que controlan las frecuencias del espectro radioeléctrico. También debemos trabajar para que termine el monopolio de quienes dominan el “espectro digital” llamado Internet.

El pasado año 2018 lo finalizamos alertando sobre a lo que nuestro entender es un “espejismo democratizador de la comunicación”. Cuando los colectivos por la democratización de este derecho reclamábamos el acceso a las frecuencias de radio y televisión se nos decía: “tranquilos, que llegará Internet y todo el mundo podrá tener su medio de comunicación y así terminaremos con la concentración y los monopolios”. Pero si atendemos a las cifras que aportan diversos estudios, Internet no parece haber aportado mayor diversidad y pluralidad a las herramientas de comunicación. Más bien, sucedió todo lo contrario. Ahora, el poder lo ostentan 5 compañías a nivel mundial, las conocidas como GAFAM: Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft.

Tal es el nivel de control y monopolio al que han llegado estas empresas que hasta el mismo Departamento de Justicia de Estados Unidos está preparando una investigación sobre estas grandes compañías tecnológicas (Big-Tech). La Unión Europea ya multó en el pasado a varias de ellas pero ahora hasta su propio Gobierno se está dando cuenta del poder desmesurado que tienen.

Pero, ¿cuáles son los peligros reales de esta dominación del mercado? Aparte de los que apuntamos en este artículo, el boletín Technology Review del Instituto Tecnológico de Massachusetts – MIT (al que te recomendamos suscribirte) avisa sobre los conflictos de intereses que genera esta situación, la facilidad para establecer las reglas del juego en un mercado donde no existen competidores o los riesgos para la privacidad y los derechos digitales de usuarias y usuarios.

Y, quizás, lo peor de esta situación es que como las Big Tech ofrecen la mayoría de sus servicios de forma “gratuita” (en realidad los estamos pagando con nuestros datos) y “nos solucionan la vida” los consumidores no parecen preocuparse por la situación de dominación existente. Según Ángela Chen algunas soluciones que podría imponer el Estado Norteamericano serían: obligar a las Big Tech a compartir sus datos con empresas más pequeñas; no permitir que las grandes plataformas tecnológicas se beneficien a sí mismas; impedir que las empresas de tecnología encierren a sus usuarios.

Aparte de las medidas gubernamentales que se pudieran tomar (veremos si en realidad se deciden a ponerle límites a estas megacorporaciones) como comunicadoras y comunicadores comunitarios sí podemos actuar. Hemos optado por los medios comunitarios para ejercer una comunicación contrahegemónica y alternativa, ¿podemos ponerla en práctica usando estas herramientas? Siempre ponemos la excusa de que las usamos porque “es donde está la gente”. Pero aplicando ese mismo criterio tendríamos que trabajar en medios privados en vez de comunitarios ya que ellos tienen mayor audiencia que la nuestra, ¿no?

Sabemos que el camino hacia la autonomía o soberanía digital no es sencillo, pero en algún momento hay que comenzar. Tampoco lo son el resto de luchas que como medios comunitarios hemos emprendido. Un primer paso es incluir estos temas en nuestras agendas. Debatir en nuestras radios sobre cómo las GAFAM están transformando nuestras vidas, sobre el costosísimo precio que pagamos por usarlas.

En estos tiempos no basta con reclamar que terminen los monopolios que controlan las frecuencias del espectro radioeléctrico. También debemos trabajar para que termine el monopolio de quienes dominan el “espectro digital” llamado Internet.

Los monopolios ‘Big-Tech’

You May Also Like

2 thoughts on “Los monopolios ‘Big-Tech’

  1. Una alternativa a las voces del imperialismo y al orden establecido. Frecuencias por la liberación y hacia el hombre y mujer nueva. !!! Soberanía o Dependencia. Hoy en Argentina, Día de nuestra insignia patria!! Honor y gloria al Gral Manuel Belgrado!!!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *