Juan José Estrada Serafín / Meseta Purépecha. Asamblea comunal de la Cultura P'urhépecha CC-BY-NC-SA 4.0

Capítulo 2.2.1. – Formatos que relatan: programas callejeros

La participación del público no se agota, ni mucho menos, en las llamadas telefónicas, las cartas o las visitas a la emisora. No basta que la calle entre a la radio. Hace falta, y cada vez más, que la radio salga a la calle.

Cuando decimos esto, pensamos rápidamente en los reporteros del informativo que andan zapateando hospitales, comisarías y esquinas calientes. De acuerdo, pero hay que ir más afuera y más lejos. Los temas de la revista pueden debatirse desde la plaza y en la parada de buses. Los concursos pueden realizarse en las escuelas y a la salida del cine. Los sketches pueden grabarse en la comunidad. Las denuncias, en el lugar de los hechos. Las transmisiones deportivas, desde la misma cancha. Los festivales, al aire libre. Ya es hora de romper el útero insonorizado de nuestras cabinas y sacar los micrófonos al exterior, acercarlos a la gente donde la gente está. La calle es el lugar natural de la producción radiofónica.

El asunto es salir, movilizarse, llevar la radio a la gente. El gran teatrero brasileño Augusto Boal decía que se puede hacer teatro en todas partes, ¡incluso dentro de las salas de teatro! Digamos, entonces, que se pueden hacer buenos programas de radio… ¡hasta en las cabinas de las emisoras!

Y como de relatar se trata, más que explicarles el formato, les pongo este ejemplo:

Son las 2 de la tarde del 19 de julio 2018. Eusebia Poma agarra su celular y se va a callejear por Llallagua, el campamento minero boliviano donde está instalada desde hace más de 60 años la Radio Pío 12.

Amigas, amigos, desde donde me encuentro ahora veo un manto blanco… ¿Saben dónde?... Justamente, en Catavi, en las colas de arena… Como montañitas blancas… polvo blanco que cae hacia abajo… A estas horas de la tarde con viento intenso, pues todo se ve blanco… Vamos a visitar la Avenida Cívica… Vengan conmigo… ¿Cómo están?… Como siempre, un saludo cordial a cada uno y cada una de ustedes, nuestros oyentes en su programa Visitando tu Barrio, tu Zona, tu Municipio… Estoy recorriendo la Avenida Cívica o como se la conoce Avenida Tupaj Katari… Hoy vamos a conocer este lugar… A ver si los vecinos quieren hablar… Está empezando a llover aquí en Llallagua… Me estoy queriendo esconder en algún lugar pero no veo a dónde por aquí, así que voy a seguir caminando… Pero antes hacerles mención de esta frase que leo en un muro pintado de la avenida:

MAMA JUCHAMANTA AIKNACHU HUANCHASPA RUPUNA

Hay varios mensajes en quechua…. Nosotros como siempre estamos conociendo porque ni la lluvia ni el viento nos detiene… Miren, estamos al inicio de la Red de Salud de Llallagua, aquí abajito, a unos cuantos pasos de la Engarrafadora… Hay una carretera asfaltada… aquicito tenemos una cámara de desagüe, de alcantarillado… Lamentablemente está escapando agua… agua sucia, agua servida… Desde dentro viene como un canal de escape y sale a esta avenida… Un pequeño túnel que bota agua negra, apestosa… Y vemos por aquí basuras… Sigue la llovizna cayendo a estas horas de la tarde y los árboles se están meciendo por el mucho viento… Seguimos caminando… Las aguas negras salen por ese canal y se detienen… A ver… a unos cuantos metros… Calculamos a unos 30 metros… Ahí es donde se han detenido estas aguas… Y aquí vemos también basura, mucha… Inclusive, alguien se ve que estaba un poco decepcionado, le regalaron una caja de chocolates… y la botó aquí con los chocolates más… ¿Qué paso con el romance?... ¡Los regalos no tienen la culpa!… Por aquí seguimos caminando… Las aguas servidas se detienen aquí… ¿y saben por qué?... Porque por aquí hay bastantísima basura, botellas, latas, piedras, cartones… Inclusive han traído bolsas negras repletas de basura botadas aquí y los que pasaron las han reventado… El agua sucia sigue corriendo… ¿hasta dónde llegará?... La lluvia está más fuerte, esperamos no mojarnos mucho, pero aun así nosotros les vamos a seguir contando… Fíjense, por acá vemos una señalización… Un cuadrado amarillo y marca dos niños con cuadernos... Es zona escolar… Pero esto es un basural, inclusive algunos han hecho sus necesidades en este lugar… ¿Por qué ocurre esto si el camión basurero pasa todos los días?… ¿Por qué hay que salir a la calle a botar la basura?... Y aquí hay una escuela, la escuela Mariscal Sucre… Escuchan el ruido de una movilidad que está pasando… Y encontramos un vecino con cara preocupada…

—¿Cuál es su preocupación, vecino? Buenas tardes.
—Buenas tardes. Yo la estoy escuchando ahora mismito a usted por la radio, señorita.
—Pues ahora lo escuchamos a usted. Pero baje su volumen para que se oiga mejor.
—Pues ya que estamos en vivo, mi mayor preocupación es que quedamos bajo la planta Engarrafadora en un lugar donde se están construyendo viviendas clandestinas. En una reunión se quedó que este lugar iba a ser para una cancha deportiva. El terreno que era de una cancha lo dimos para esta escuela y a cambio era hacer ahí la cancha y un parque infantil. Pero ya ve, ahora están haciendo casas ahí sin permiso. Hemos mandado notas al alcalde, al consejo, pero nada, siguen construyendo. Esta es la única zona en el municipio de Llallagua que no tiene parque infantil.
—Vamos a pedir a nuestros periodistas que investiguen, que vayan a la Alcaldía a ver por qué ocurre esto, que pregunten a las autoridades qué ha pasado con este lote que tenía que ser para una cancha y un parque infantil. Otra cosa, vecino… el alcantarillado, por aquí están pasando las aguas servidas.
—Uy, eso no es de ahora, señorita, años atrás se han roto las tuberías y salen por ese costado. ¿No siente este olor fétido? Y lo peor es que viene a desembocar donde está la escuelita nueva. ¿Se imagina la peste que tienen que soportar los niños todos los días?
—No me lo imagino, lo estoy sintiendo… ¿Cuál es tu nombre, vecino?
—Orlando Solares.
—¿Un temita musical que te encantaría escuchar en esta tarde?
—Uy… bueno, una nacional… Lo dejo a cargo del locutor.
—¡Carlos, busca un tema lindo para la familia Solares!
—¡Gracias por hacernos esta visita, siempre se necesita de la prensa!

Y vamos a seguir recorriendo la zona, prestándoles a ustedes nuestros ojos para que vean lo que pasa, e informando a las autoridades que tienen que resolver estos problemas… Ahora estamos en la puerta de la escuela Mariscal Sucre… Es de color beige con franjas rojas… El olor es fuerte, insoportable… Estamos en la zona 7, Avenida Cívica y calle General Sáenz... Aquí hay un trote, dos perros lanudos corriendo por la avenida… Sigan corriendo a ver cuál de los dos se queda… ¿A dónde irán?… A ver si los pillamos más adelante… Imaginen, después de la tormenta viene la calma… Ahora tenemos un sol radiante… Pero del lado de Uncía vemos todavía un cielo encapotado… Del lado de Chayanta igual… Hacia Caripuyo también… Y estamos ahora en la parte superior de la escuela Mariscal Sucre… Hay movilidades que rondan por este lugar, camionetas, taxis… Hay un perro que corre… (LADRIDOS SE ESCUCHAN)… Esperemos que no sea hacia nosotros… Ah, es que el perro anda persiguiendo a tres chanchitos de color blanco que se han venido hasta aquí… ¿De quién serán estos chanchos?… Están libres, luego va a pasar que el perro los va a masticar o una movilidad los va a atropellar… ¡Por Dios, vengan a buscar a estos chanchitos!... Son las 2 de la tarde y 57 minutos... Es momento de una pausa, las noticias de la hora y continuamos con más novedades en… ¡Visitando tu Zona, tu Barrio, tu Municipio!

Es un programa ecológico tan sencillo como motivador. Lo conduce Eusebia Poma con un celular enlazado con la cabina master. Reporta con un tono suelto y mucho entusiasmo. Relata lo que va viendo en el campamento minero. Solo eso.

Capítulo 2.2.1. – Formatos que relatan: programas callejeros

También te puede interesar

10 comentarios sobre «Capítulo 2.2.1. – Formatos que relatan: programas callejeros»

  1. Programas callejeros ,no hemos hecho actualmente , si hubo un tiempo hace unos años que haciamos El Rincón del Baby ,desde las canchas y a falta de personal usaba el teamviewer lo mismo en verano cuando hacia La Playa del sol ninguno de esos prog hoy al aire

  2. No tengo gente como para sostener en el tiempo Programas Callejeros, si podría realizar uno, dos o quizás tres, pero… ¿y después?. No es el momento, por lo que dejaré este formato para otro tiempo, que me sea más sostenible.

  3. Esos formatos son muy entretenidos y es una manea completamente diferente de hacer radio. En lo personal siento que se conecta más con la audiencia y se les transmite confianza y seguridad. De igual manera, hace que el oyente sienta que los que están dentro de la radio no son inalcanzables.

  4. No he hecho programas callejeros por que no tengo el elace para esto, pero si me gustaría interactuar con las personas y que ella opinen sobre lo que pasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.